Tag Archives: Praga

Amar significa renunciar a la fuerza y a la razón

12 May

Fotograma de la película

El amor empieza en el momento en que una mujer inscribe su primera palabra en nuestra memoria poética

Argumento

La insoportable levedad del ser cuenta la historia de amor de Tomás y Teresa y de todos sus vértices. Se aman pero de formas radicalmente distintas. Lo que dan no es igual que lo que reciben, pero ambos se sienten de alguna manera dependientes el uno del otro. Él al principio le unía la compasión por ella, y a ella el deseo de cobijo y protección. 

Tomás es un reconocido cirujano de Praga, divorciado y con un hijo del cual se desentendió hace tiempo. No soporta una relación que implique algún grado de compromiso o responsabilidad. Tiene distintas amantes con las cuales ni siquiera logra dormir en una misma cama. 

Un día conoce por casualidad a Teresa en un pueblo cercano, están apenas una hora hablando y se despiden. Días más tarde, ella se presenta en su piso, hacen el amor, le da fiebre y se queda a dormir.

Tomás entonces “sintió un inexplicable amor por una chica casi desconocida; le pareció un niño al que alguien hubiera colocado en un cesto untado con pez y lo hubiera mandado río abajo para que Tomás lo recogiese a la orilla de su cama”.

A partir de este momento Tomás vivirá siempre en un conflicto sexual y afectivo. Diferencia entre el amor erótico (amantes) y el amor poético (Teresa), así que continua con sus amantes y acepta que Teresa se instale en su vida.

A ella le consumen los celos y se siente siempre amenazada por otras mujeres. A él, los celos de ella le producen ternura y un sentimiento de culpa. 

Cuando se marchan de Praga a Zurich por la Ocupación soviética, Tomás tiene la oportunidad de seguir con su vida sin Teresa. Ella vuelve a Praga porque no es feliz y cree que tampoco lo hace feliz a él. Él no sabe que lo mueve, pero se despide del hospital y vuelve otra vez a Praga, en plena Ocupación, a riesgo de perder su condición de médico por un artículo subversivo que había publicado al principio de la invasión.

Sin saberlo, apuesta por su relación con Teresa sin renunciar a otras mujeres.

Fotograma de la película

Sabina es la amante con la que Tomás mantuvo una relación más larga y significativa. Sabina no deseaba nada de Tomás más allá de ese «acuerdo tácito sobre la amistad erótica» mediante el cual guardaban una distancia prudencial; le apreciaba sin necesitar lo que él era incapaz de dar. 

Sabina tampoco se considera que está hecha para la vida en pareja. Basa su erotismo en una cuestión de poder. Conoce a Franz, casado y enamorado perdidamente de ella y cuando él deja a su mujer para estar con ella, desaparece de su vida.

Sabina y Franz no se comprenden. Cada persona lleva consigo una historia y un carácter que resulta en una forma particular y única de ver el mundo, con matices semánticos que pueden dar, al mismo concepto o a la misma cosa, sentidos radicalmente distintos.

La novela relata escenas de la vida cotidiana trazadas con un profundo sentido trascendental: la inutilidad de la existencia y la necesidad del eterno retorno de Nietzsche por el cual todo lo vivido ha de repetirse eternamente, sólo que al volver lo hace de un modo diferente, ya no fugaz como ocurrió en el principio.

La obra está dividida en varias partes:

  • La levedad y el peso: La obra comienza mostrando la opinión del propio autor con respecto al aspecto filosófico e histórico que llevan en sí mismo los conceptos de levedad y peso.
  • El alma y el cuerpo: el autor hace referencia a la distancia entre el alma y el cuerpo de Teresa, quien se mira constantemente al espejo esperando no encontrar a su madre en ella misma.
  • Palabras incomprendidas: Tras un análisis de la relación existente entre Sabina, amante de Tomás y Franz, un académico atado a sus ideales, Kundera nos presenta a manera de glosario la complejidad de las diferencias entre Sabina y Franz.
  • La sonrisa de Karenin: Una vez establecidos en el campo Tomás y Teresa encuentran finalmente una paz que sólo se verá interrumpida por las cartas que envía el hijo de Tomás y por el cáncer que sufre su mascota Karenin. Es Karenin el que refleja finalmente la verdadera naturaleza de los sentimientos de Teresa, su muerte cierra un ciclo que termina por alejar a la pareja de las tormentas del pasado, de la duda y la falta de compromiso que alguna vez tuvieron en Praga.

Comentario

La novela plasma muchas de las formas que puede tomar una relación amorosa. Intenta, en repetidas oportunidades, definir al amor. Como por ejemplo:

“El amor no se manifiesta en el deseo de acostarse con alguien (este deseo se produce en relación con una cantidad innumerable de mujeres), sino en el deseo de dormir junto a alguien (este deseo se produce en relación con una única mujer)”.

Hay muchas referencias filosóficas. El eterno retorno, el peso, la levedad… El narrador se plantea si realmente la levedad es lo más deseable, teniendo en cuenta que cuando una persona sufre y soporta una pesada carga sobre sus hombros es cuando vive intensamente su propia existencia. Además, el hecho de que los acontecimientos sólo ocurran una vez en la historia, sin posibilidad de repetición o de que las decisiones tomadas puedan ser comparadas con otras, les aporta ese tinte de levedad.

Por ejemplo, de tener que repetirse infinitamente un acontecimiento terrible, perdería parte de su esencia efímera y caería así en el peso, haciendo más imperdonables y pesadas las acciones cometidas. El hecho de que una decisión no puede ser de antemano comparada con otra hace que todo esté, al menos en parte, permitido y hasta perdonado.

Esta dualidad entre levedad y peso se mantiene a lo largo de toda la novela. Los personajes y sus actos son, a menudo, clasificados en uno de ambos bandos por el narrador.

A modo de conclusión es posible decir que en sentido nietzscheano el ser humano por naturaleza es contradictorio y con esas contradicciones tenemos que luchar toda la vida.

Los capítulos del libro están divididos de forma que en cada uno de ellos cambia el protagonista. Los sucesos son los mismos, pero vamos cambiando la perspectiva desde la que los apreciamos de los ojos de uno a otro de los personajes.

El narrador es omnisciente y es el que nos va guiando por toda la novela. Al final de la obra, el narrador nos descubre que es el propio Kundera y nos confiesa el motivo por el que la ha escrito, los rasgos que hay de él en cada uno de sus personajes y a partir de qué están construidos.


¡Ahora os toca a vosotros!

¿Qué os ha parecido la novela? Sé que muchos ya la habéis leído hace tiempo y que conocéis más libros de Milan Kundera. Me gustaría que dejaseis vuestras impresiones en este post. 

Hay muchos temas para comentar: la descripción de los personajes (¿creéis que están bien definidos?), el momento histórico, la dualidad del amor desde el punto de vista de Tomás, los celos, el poder que se ejerce sobre otra persona, ¿quién es víctima y quién verdugo? ¿Encuentran la felicidad Tomás y Teresa?

¡Nos leemos!!