Tag Archives: años treinta del siglo XX

La tía Mame vuelve a las andadas

20 Jun

En esta segunda parte, Patrick ya ha cumplido dieciocho años y se va a la Universidad. Con la mayoría de edad llega la independencia del señor Babcork, recupera su herencia y ya no tiene que darle cuentas a nadie.

La tía Mame, que había estudiado en la universidad, se interesaba en todo momento por la vida de Patrick en el campus, aunque su interés era más bien partidista ya que en el fondo ve la oportunidad, a través de su sobrino, de vivir una segunda juventud. Para ello utilizaba la compañía de los amigos de Patrick, llegando incluso a coquetear con uno de ellos, Alex,que era de entre sus amigos «el más alto, el mayor, el más rico y el más sofisticado».

Pero Patrick, por aquel entonces, tenía otro problema llamado Bubbles, una camarera a la que había conocido en un bar y con la que mantenía un amorío ocasional, nada serio para él. Nunca se la presentó a sus amigos ni a su tía ya que en el fondo se avergonzaba de ella, aunque no se daba cuenta de ello, primero porque la consideraba vulgar y después porque la vio una interesada que sólo perseguía su dinero.

Patrick era en el fondo algo cobarde y no sabía como romper con ella directamente así que mantuvo la relación hasta la celebración del baile de la universidad. Episodio bastante surrealista donde también estaba la Tía Mame con Alex y aunque pudo acabar en desastre, la tía Mame siempre se las arreglaba para salir airosa de todas las situaciones incómodas que se le presentaban. Y así también, Patrick consiguió librarse de Bubbles.

Aunque son tía y sobrino, muchas veces el mayor y maduro parece Patrick que cuida de que a su tía no se le vuelvan en contra todas las excentricidades y locuras que hace a lo largo del día. ¿Cómo lo veis vosotros?

Al acabar la universidad Patrick se enamora de Gloria Upson, una joven de diecinueve años de familia de clase media-alta con la que pensó en casarse tras seis meses de noviazgo. Gloria pertenecía a una familia tradicional, de ideas republicanas y cuya máxima aspiración en la vida era mantener esa buena posición social y acumular dinero.

A la tía Mame no le gustó la noticia de que su sobrino quisiera casarse tan pronto y fiel a su estilo se entrometió todo lo que pudo para hacerse dueña de la situación. En la estancia en Connecticut tía Mame supo sacar la verdadera cara de los Upson y hacer ver a su sobrino cual era en realidad el trasfondo de su futura nueva familia: elitista, fascistas, mal educados y llenos de prejuicios. Ahí acabó el compromiso. Realmente la tía Mame quiere que su sobrino sea feliz pero consideraba que el matrimonio no debía ser una finalidad en si mismo y no lo veía lo suficientemente maduro para el compromiso ¿Qué pensáis?

Más adelante, durante la guerra, la tía Mame se embarca en una nueva aventura y acoge a seis niños ingleses víctimas de la guerra. En contra de los consejos de su sobrino, los lleva a casa e intenta domarlos sin ningún éxito. ¿porque lo hace? ¿Creéis que se siente sola ahora que Patrick es independiente? porque realmente con la vida frívola y snob que llevaba, todo hacía indicar que no necesitaba nada más. Pero sí lo necesitaba. Cuando Patrick se fue a la guerra, la tía Mame lo pasó mal y se sintió muy desgraciada. Al volver ileso, decidió emprender con él una nueva etapa dando cobijo a niños víctimas del conflicto bélico.

Así que se trasladan a Long Island a cuidar de esos seis niños desprotegidos. Aunque el panorama no fue como ella esperaba y desde el principio su vida se convirtió en «un infierno» ya que eran mal educados, groseros y seguramente no habían tenido una infancia fácil. Aún así, tía Mame no desfalleció y pensó que podía cambiar su carácter a fuerza de psicología y cariño. Fue un fracaso y esos niños casi acabaron haciéndola enfermar. Hasta que un día tía Mame tiró la toalla, no si antes intentar colocarlos por separado en casas ajenas.

Después de ese episodio, la tía Mame se empeñó en que su sobrino debía casarse y tener hijos para que así ella pudiese ejercer de abuela. Al ver que su sobrino no estaba pensando en esto,  decidió actuar, como siempre, por su cuenta«no te preocupes, cariño. Yo me ocuparé de eso«. Y empezó a buscarle mujeres con la intención de que se enamorara de alguna. No surtió efecto. Cambio de táctica y para ello intentó despertar su curiosidad con tres hermanas mexicanas no poniéndolas a su alcance para despertar su interés y así consiguió el efecto esperado.

Patrick se trasladó a la isla donde estaba su tía con las tres hermanas Maddox y parecía que las tres despertaban su interés, hasta que se dio cuenta de que eran personas vanidosas, superficiales, codiciosas y snobs. Y se enfrentó a su tía para que no siguiera organizándole la vida, por muy buenas intenciones que ella tuviera.

Esto provocó un ligero distanciamiento e hizo que Patrick conociera a Pegeen, una mujer fuera del círculo de su tía. Se enamoró de ella, se casó y tuvo un hijo, Mike.

Durante ese tiempo, siete años, apenas tuvieron contacto con la tía Mame que se marchó a la India a vivir una nueva aventura. Pero a su regreso, la tía Mame intentó que las cosas fueran como siempre y disponer de Patrick a su antojo y siempre que quisiera. Ahora su sobrino estaba más centrado y era como su padre, tradicional y de buenas costumbres, y apoyado en todo por su mujer.

Así que la tía Mame, que nunca desfallece y viendo la nueva situación, intenta atraer hacia su causa a Mike y consigue sin mucho esfuerzo y contra todo pronóstico que la dejan llevárselo de vacaciones a la India. Y como exclama al final Pegeen, «Dios mío, es la flautista de Hamelín», engatusa a todo el mundo.


Ahora os toca a vosotros:

¿Cómo veis el reflejo que hace el autor de la alta sociedad americana de los años veinte y treinta?

¿Os ha entretenido?

Mi opinión: al final, el personaje de Mame está tratado con tanto cariño que ya no veo a una mujer frívola y superficial, sino que observo matices de una mujer adelantada a su tiempo, que hace lo que quiere y que le da igual lo que los demás piensen de ella. En algún momento se le pasa por la cabeza que debería haber sido madre para realizarse (ya que era el papel fundamental de la mujer), pero en seguida se olvida de ello, sobre todo tras la experiencia de los niños ingleses. No mira para atrás, sin remordimientos.

Su sobrino Patrick está mas encorsetado. Las experiencias al lado de su tía y las locuras vividas no le han servido para cambiar el rumbo de su vida o lo que se esperaba de él. Al final, sigue los pasos de su padre en cuanto a tradición y costumbres y quiere que su hijo también los siga. Si cambia el hecho de que ejerce de padre y está con su hijo. Ahora con el nuevo contacto de la tía Mame en sus vidas, los acontecimientos futuros serán como siempre, impredecibles.

¿Que pensáis vosotros?

¡Espero vuestros comentarios!!!!