Archivo | Estamos leyendo RSS feed for this section

Nuestra próxima lectura: «Lo que falta de noche» de Laurent Petitmangin

13 Ene

Vamos a leer la primera novela del escritor francés Lauren Petitmangin cuyo título es «Lo que falta de noche«. Obra publicada en el 2020 y editada en castellano por Penguin Random House en el 2021. La traducción corre a cargo de Lydia Vázquez.

La novela

El hombre que narra esta historia perdió a su mujer y ha criado a sus dos hijos lo mejor que ha podido. Son dos chavales buenos y educados que quieren a su padre tanto como él a ellos, aunque no lo expresen a menudo. Comparten la afición por el futbol, los recuerdos sobre su madre y el orgullo humilde de clase trabajadora. Hasta que de repente el mayor habla cada vez menos, se aleja de su padre y empieza a codearse con jóvenes de extrema derecha.

Con la sensibilidad frágil y profundamente humana de quién no tiene herramientas para expresar cómo se siente, asistimos al relato de un amor imperfecto entre un hijo y un padre que no sabe cómo evitar que su chico se llene de odio. ¿Por qué alguien con la vida por estrenar puede contener tanta furia? ¿El amor de un padre puede perdonarlo todo?

El escritor

Petitmangin nació en 1965 en la región francesa de la Lorena, en el seno de una familia de trabajadores ferroviarios. Pasó sus primeros veinte años en Metz, y luego dejó su ciudad natal para cursar Empresariales en Lyon. Al terminar entró en Air France, donde sigue trabajando y actualmente está a cargo de la Atención al cliente de la compañía. Vive cerca de París con su mujer y sus hijos.

Ávido lector, empezó a escribir hace diez años y «Lo que falta de noche» es su primera  novela que recibió el Premio Stanislas, el Premio Fémina y el Premio Georges Brassens. Tuvo una buena acogida por parte de la critica francesa. Aunque la novela se desarrolla en Lorena, el autor no la considera una obra autobiográfica.

En esta novela el autor reconoce que quería trabajar sobre la decepción «hasta qué punto pueden decepcionarse unos padres con sus hijos si no cumplen sus expectativas. También sobre lo que supone un cambio que ocurre en un momento clave, me interesan esos minutos que cuentan, en que las cosas se empeoran de golpe y la vida bascula rápidamente» (entrevista para El Pais en octubre de 2021)


Calendario de lecturas:

  • Presentación de la novela: 13 de enero 2022.
  • Comentario de la novela: 31 de enero 2022.

Ya tenéis un ejemplar disponible en la Biblioteca Fórum para recoger a vuestra atención. Acordaros de llevar el ejemplar de «La anomalía«.

Nos leemos,

Divergencia

10 Ene

Argumento

El 10 de marzo de 2021 un avión de Air France que cubre la ruta París-Nueva York sufre grandes turbulencias durante el trayecto que hace que tanto la tripulación como los pasajeros crean que se van a estrellar en cuestión de minutos. De repente «Las turbulencias cesaron y el sol entró en la cabina«. Así pues, 243 pasajeros aterrizan y siguen con su vida. 

Tres meses después, concretamente el 24 de junio, el mismo avión con la misma tripulación y el mismo pasaje pide aterrizar en el mismo aeropuerto después de sufrir un vuelo con las mismas terribles turbulencias y ante el estupor de la tripulación deciden desviarlo a otro aeropuerto militar y retener a todos los pasajeros. En ese momento, las autoridades norteamericanas activan por primera vez el protocolo 42 de aviación para contener la situación. El FBI busca a los pasajeros que aterrizaron en marzo y se los lleva para el mismo hangar donde están sus «copias» para poder interrogarlos y estudiar la situación.

A través de las investigaciones y los test a los pasajeros concluyen que no son clones unos de otros sino que son la misma persona, con los mismos recuerdos, vivencias y con la misma morfología. No entienden la situación. El mundo de la política, la ciencia, la religión e incluso la filosofía intentan encontrar una explicación a lo ocurrido y buscar la mejor solución para todos, pero es imposible que una única decisión sea buena para todos. Los científicos lanzan varias hipótesis, la teoría de cuerdas con sus varias dimensiones, la fotocopiadora, y la simulación. Esta última consiste en creer que no estamos en un mundo real sino que estamos en un mundo virtual programado por seres del futuro cuya inteligencia es muy superior a la nuestra. «Si nunca hemos entrado en contacto con extraterrestres es porque en nuestra simulación su existencia no está programada».

En los tres meses que pasan entre los dos aterrizajes vemos la vida que han llevado siete personajes del avión, incluido el comandante de vuelo,  David Bernanrd, y seis pasajeros, André, Sophia, Joanna, Lucie, Víctor Miesel e Slimboy.

A David le detectan una enfermedad terminal y se pone a tratamiento pero ya está a punto de morir con cuidados paliativos cuando aterriza el segundo avión. André se siente desolado porque la mujer a la que ama, Lucie (también iba en el avión) rompe la relación con él. Joanna se queda embarazada del hombre al que quiere, Víctor se suicida, Blake sigue con su vida de asesino a sueldo, Sophia continua su vida familiar e Slimboy sigue dando conciertos y soñando con actuar con Elton John.

Las autoridades deciden juntar a las personas iguales entre sí para confrontarlas y buscar una solución. David encuentra que su «otro yo» se está muriendo de una enfermedad terminal que a él también le detectan en ese momento, con lo cual sabe que solo le quedan unos pocos meses de vida. André se marcha con otra identidad pero antes intenta aconsejar a su copia de junio para que tenga una segunda oportunidad con Lucie y al final lo consigue. Víctor  descubre que su copia de marzo se ha suicidado, pero él intenta seguir con su vida y se vuelve a enamorar. Blacke asesina a su copia de marzo y desaparece. Sophia se siente bien con su copia y juntas son capaces de denunciar la situación que vivieron con su padre en el baño y por el cual a él lo condenan. Y por último, Joanna renuncia a su pareja y deja que su copia embarazada viva su vida. Ella se marcha a otra ciudad con una nueva identidad y decide no tener más contacto con ellos para dejarlos vivir sin complicaciones.

Comentario

El libro está dividido en tres partes, en la primera «Tan negro como el cielo» el autor nos presenta a los personajes en los que se va a centrar a lo largo de la historia y cuyo punto en común es el vuelo de marzo. En la segunda parte, «La vida es sueño, dicen«, se intentará dar un explicación a lo ocurrido desde el punto de vista científico, religioso y filosófico y en la tercera, «La canción de la nada» presenciamos como ha transcurrido todo a partir del encuentro de las dos copias y las decisiones que se han ido tomando.

Para mi la segunda parte es la menos interesante y por ello se me hizo más pesada y lenta. Seguramente porque no estoy puesta en todas estas teorías que plantea como la teoría de cuerdas, las distintas dimensiones, etc. De todas formas, me gusta como está escrito, con sencillez e incluso en esta segunda parte, la prosa seguía siendo asequible para su comprensión.

La mejor parte del libro, para mi, es la última, en la que el autor nos presenta una situación que se escapa de nuestra comprensión y de nuestra realidad y como se van desarrollando los distintos acontecimientos. Lo que empieza casi como un thriller, se va convirtiendo poco a poco en una novela de ciencia ficción en la que el autor nos obliga a preguntarnos y a reflexionar sobre qué haríamos de encontrarnos cara a cara con nosotros mismos. Es una reflexión sobre la identidad, el yo y el sentido de la vida. Nos plantea que no hay una solución que nos sirva para todos, porque cada persona piensa y actúa de forma particular y así lo harán también los pasajeros de ambos vuelos cuando se encuentren. El conflicto que se crea con las dobles identidades se resuelve a través de un asesinato, una colaboración y un sacrificio.

Es una novela original, divertida, inteligente, sarcástica y muy bien escrita, que juega con las dimensiones del tiempo y el espacio y nos introduce en la zozobra e incomodidad del pensar más allá de lo establecido. Al presidente americano (claramente Trump) lo reflejan como una marioneta que no se entera de nada, superficial e inculto. Llama arrogante al presidente francés (Macron) que no le cae bien y sin embargo, llama al presidente chino como a un colega más y no sabe que le está ocultando que ellos también han tenido un avión duplicado unos meses antes y lo están escondiendo de la prensa y del mundo. 

Además refleja como es la condición humana ante el miedo a lo desconocido. Como surge el fanatismo religioso en cuestión de minutos y realiza actos atroces.

Lo más interesante de este libro no es la hipótesis en sí, sino cómo se ha desarrollando, cómo cada personaje se enfrenta a su propio yo. Celos, retos, envidias pero también sumar y colaborar e incluso tener la oportunidad de enmendar los errores pasados. La verdad es que me ha parecido una historia muy original con un trasfondo filosófico del que no puedes escapar. ¿Qué haría yo sí…? es la pregunta que me rondaba por la cabeza durante casi toda la lectura.

Y para terminar, entre otras muchas cosas más, «La anomalía» es una novela dentro de una novela.

Esta novela ha sido publicada en el 2021 pero como dice el autor «En mi novela no propongo una explicación de la pandemia. Sería mentir si así lo dijera. Pero sí es cierto que siempre me han fascinado las teorías del complot. No soy para nada partidario de este tipo de tesis, estoy convencido de que las cosas suceden por lógica. De hecho, no es necesario imaginar ninguna conspiración para darse cuenta de que el ébola es una enfermedad que aparece como consecuencia de la reducción del espacio natural de que disponen algunos simios como los macacos. No debemos olvidar que somos un pueblo global». Le Tellier está convencido de que una vez pase la pesadilla de la covid, el mundo la desterrará de su memoria «Cuando se termine la pandemia, que pasará, olvidaremos estos dos años vividos porque el ser humano tiene una capacidad asombrosa para la amnesia«.


¡¡Ahora os toca a vosotros!!

¿Cómo interpretáis el final? es un final abierto o no…. da lugar a muchas interpretaciones.

¿Qué os ha parecido el argumento? También os ha hecho reflexionar y plantearos ¿Qué haría yo sí…?

¡¡¡Espero vuestros comentarios de la novela!!! 

Este jueves, 13 de enero, presentaré el post con la nueva lectura.

Nos leemos,

Nuestra próxima lectura: «La anomalía» de Hervé Le Tellier

15 Dic

Nuestra próxima lectura es del escritor francés Hervé Le Tellier, «La anomalía«, con la que ganó el Premio Goncourt 2020. Editada en español por Seix Barral en 2020, está traducida del francés por Pablo Martín Sánchez.

La novela

«Hay algo admirable que supera siempre al conocimiento, a la inteligencia e incluso al genio, y es la incomprensión«.

El 10 de marzo de 2021 los doscientos cuarenta y tres pasajeros de un avión procedente de Paris aterrizan en Nueva York después de pasar por una terrible tormenta. Ya en tierra, cada uno sigue con su vida. Tres meses más tarde, y contra toda lógica, un avión idéntico, con los mismos pasajeros y el mismo equipo a bordo, aparece en el cielo de Nueva York. Nadie se explica este increíble fenómeno que va a desatar una crisis política, mediática y científica sin precedentes en la que cada uno de los pasajeros acabará encontrándose cara a cara con una versión distinta de sí mismos.

Cuenta el autor que la idea le surgió a partir de un relato corto que decidí no escribir sobre el encuentro de un hombre y su doble, que hablaban de su propia vida hasta llegar a una charla esencial sobre la relación amorosa o sentimental y la mujer que ambos amaban. Pero rápidamente se dió cuenta de que era una mala idea para tratar en un relato corto, pero buena para una novela, en la que podía explorar todas las situaciones posibles, desde la colaboración al odio, desde el sacrificio al asesinato. 

Según el escritor Javier Cercas: «Una novela muy inteligente, muy fresca, extraordinariamente divertida y bien armada, dotada de una virtud que solo está al alcance de grandes novelas: es fácil de leer y difícil de entender

En mayo del 2021, el programa de televisión «Página Dos» le hizo una entrevista con motivo del galardón francés. Podéis ver esta entrevista pinchando aquí.

El autor

Escritor y periodista francés, nació en París en 1957. Fue profesor de matemáticas, luego periodista científico y como novelista ha logrado el éxito y la fama a los 63 años, después de escribir una treintena de libros (novelas, relatos, ensayos, poemarios, obras teatrales) desde 1991.

Conocido por su labor como crítico literario y colaborador de numerosos medios, prensa escrita (Le Monde) y radio (France Culture), ha sido editor de autores tan importantes como Raymond Queneau o Georges Perec. Autor literario de prestigio en Francia es miembro del grupo de experimentación narrativa de vanguardia Oulipo, desde 1992.

Por el contrario, desconocido por el gran público, el Premio Goncourt (2020) lo ha consagrado y ha convertido esta novela en un fenómeno literario, con más de un millón de ejemplares vendidos en Francia, cuando con sus anteriores obras no pasaba de 20.000.


Calendario de lecturas:

  • Presentación de la novela: 15 de diciembre 2021.
  • Comentarios finales de la novela:  10 enero 2022.

Ya lo tenéis disponible tanto en la Biblioteca Fórum Metropolitano (ver horarios) como en la Biblioteca Durán Loriga (ver horarios). Acordaros de llevar el ejemplar de Yan Lianke para devolver.

Espero que esta novela os entretenga durante las fiestas navideñas.

Feliz Navidad y que el 2022 os depare salud y buenas lecturas a todas/os.

Nos leemos,

 

 

 

 

 

 

El fin de la aldea Ding

13 Dic

Campos de arroz. Sur de China (DreamsTime)

Argumento

La aldea Ding comenzó a vender sangre. «De la noche a la mañana se abrieron más de diez centros de compra para una población que no alcanzaba el millar de habitantes». Se instalaron muchos puestos de venta de sangre, gracias a eso la aldea prosperó porque atrajo a personas de la comarca que acudían también a vender sangre. Se abrieron nuevos establecimientos y la aldea se llenó de movimiento. En un abrir y cerrar de ojos, la aldea Ding se convirtió en la aldea modélica de venta de sangre del condado Wei. Y las autoridades le dieron gracias al abuelo porque había conseguido sacar a la aldea de la pobreza.

Ding Hui vio un negocio en la compra venta de sangre y no tardó en poner un cartel en su casa donde ponía «Puesto de compra de sangre de la familia Ding«. Compraba la sangre un poco más cara que en los establecimientos oficiales. Años más tarde, la enfermedad de la sangre cayó como un aluvión y afectó a todos quienes habían vendido. «Morían como hojas que caen de un árbol, se extinguían como una luz que se apaga».

Su padre (llamado Shuiyang), abuelo de quién narra la historia, quería que su hijo se arrodillara delante de todos lo vecinos de la aldea a los que había comprado sangre y les pidiera perdón. Perdón por haber contribuido a propagar la enfermedad. Su hijo utilizaba los mismos algodones y reutilizaba las jeringuillas con muchas personas diferentes. Murió mucha gente y mucha más está infectada. La enfermedad que contrajeron es el SIDA y que no tiene cura.

El abuelo se arrodilló ante todos los vecinos y les pidió perdón, en nombre de él su hijo y de toda su familia por ayudar a propagar la enfermedad. Cuando toda la aldea supo que no había cura, el abuelo improvisó el edificio de la escuela para acoger a los enfermos y que así tuvieran un sitio donde estar para no contagiar al resto de la familia. La escuela se convirtió en residencia para pacientes de la enfermedad de la fiebre.

Se organizó la escuela-residencia para que todos pudieran convivir juntos, se hacía la comida conjunta, se aportaba el alimento para el fondo común y se prepara la comida para todos. Les reconfortaba el hecho de estar juntas, «aunque estéis enfermos y condenados a morir, hay que intentar vivir a gusto el tiempo que se pueda».

Pero la condición humana se impone aunque sea en las condiciones más terribles. Todos saben que más tarde o más temprano van a morir, pero eso no cambia su forma de comportarse con la personas que tienen al lado. La envidia y la mezquindad siguen haciendo mella en los individuos a pesar de su trágica situación.

Ding Liang, el segundo hijo del abuelo, se juntó con la mujer de su primo, Lingling, también enferma para pasar sus últimos tiempos en compañía. Esto desató toda clase de comentarios y peleas en la escuela y en la aldea.

A raíz de los comportamientos impropios de sus dos hijos, al abuelo lo desplazaron de la dirección de la escuela y de participar en las decisiones de la aldea. A partir de ahí un nuevo orden llegó a la aldea. Se talaron todos los árboles para construir ataúdes, el sol abrasaba la aldea y los campos y los enfermos dejaron la escuela (ya totalmente esquilmada) para irse a morir a sus propias casas.

Ding Hui empezó otro negocio lucrativo con las familias de los fallecidos proporcionándoles un marido o esposa a aquellos que ya habían muerto para que estuvieran acompañados en toda la eternidad. Cuando hizo de casamentero para su hijo muerto (narrador de esta historia) con otra mujer también muerta de otra aldea y se lo quiso llevar a las tierras de su futura esposa, el abuelo ya no pudo reprimirse más y se tomó la justicia por su cuenta.

Cuando se instaló la sequía, los que no habían muerto todavía se marcharon a un nuevo lugar y la aldea se quedó vacía.

Comentario

El «Sueño de la aldea Ding» me parece un libro extraordinario. Muchos años después de su publicación sigue estando prohibido en su país. Este libro se ha difundido por todo el mundo con un buen acogimiento de ventas y críticas. Recibió el prestigioso premio Kafka, este premio se concede anualmente en Praga y distingue especialmente a aquellos libros que contienen valores universales, por lo que pueden ser entendidos por todos los lectores independientemente de su origen, nacionalidad y cultura.

La historia es una tragedia absoluta, ocho años después de que los habitantes de la aldea se vieran envueltos en una campaña oficial de venta de sangre para la creación de un banco nacional con reservas suficientes para las necesidades médicas, muchos de los que en su día participaron en ese programa empiezan a sentir fiebres y a ponerse muy enfermos. Desde los estamentos oficiales nadie les cuenta lo que les está pasando y al principio no identifican sus síntomas con una enfermedad grave, sino que piensan que tienen simplemente la «enfermedad de la fiebre». Son gente del campo, sin estudios y que nunca habían oído hablar del SIDA.

El narrador de la historia es un niño de 12 años que está muerto. Los protagonistas principales son el abuelo del niño (Shuiyang) y el padre del niño (Ding  Hui) ambos representan el bien y el mal respectivamente.

El padre se ha enriquecido con la venta de la sangre de forma ilegal y en condiciones higiénicas muy deplorables. Después siguió con la venta de ataúdes que regalaba el gobierno y que él comercializaba en la comarca a «precio de coste». Por último, se embarcó en el emparejamiento póstumo, una vez fallecidos, de los enfermos que morían solteros. Con este personaje el autor quiere hacer una crítica al «capitalismo de estado», al enriquecimiento tan rápido de los estamentos políticos del país. Su falta de valores en general, algo muy frecuente en la China posterior a la Revolución Cultural, que arrasó con todo el acervo cultural y moral de la China milenaria.

El abuelo representa la pervivencia de la tradición en el mundo rural. Primero es el colectivo antes que el individuo. No ha participado en la venta de sangre, no se ha contagiado  de Sida pero aún así organiza la escuela para que los enfermos tengan un lugar digno donde vivir sus últimos momentos y él se va a vivir allí como uno más. 

A lo largo de toda la novela el abuelo es una referencia ética. Pase lo que pase en la aldea y a pesar de que todo el mundo está en contra de sus hijos por como llevan su vida, todos van a pedirle consejo o a que medie en alguna disputa familiar o vecinal. Representa un mundo a punto de extinguirse, que en ese momento solo pervive en las zonas rurales donde las transformaciones económicas, tecnológicas, etc., tardan más en llegar.

Me gustaría destacar también la ambientación, El relato de los hechos que atañen a los habitantes de la aldea Ding se contrapone todo el tiempo con las descripciones del entorno, de una belleza extraordinaria.

El tema de la muerte, presente en toda la novela, se va transformando, pasa de ser una desgracia a ser algo cotidiano que ya no sorprende a nadie. Al final, todos estos acontecimientos llevaron a los habitantes de la aldea o bien a morirse o bien a marcharse a otro lugar: «La aldea Ding resultó estar desierta. No había sombra de personas. Con el estallido de la enfermedad, los que tenían que morirse se habían muerto y quienes sobrevivieron se marcharon a otro lugar. Se mudaron todos. La gran sequía se los llevó, como se lleva el viento las hojas o extingue la luz de una llama.»

Aunque el final es triste deja un espacio a la esperanza, a una nueva vida que puede renacer «El abuelo vio entonces una llanura nueva y saltarina. Un mundo nuevo que bailaba.«


¡Ahora os toca a vosotros!

¿Qué os ha parecido esta novela? ¿Os ha empatizado la historia, o algún personaje? ¿Os ha gustado la forma de narrar de Lianke?

China y la enfermedad de la sangre

22 Nov

Ding Hongjun, de 27 años, yace en su lecho de muerte en la aldea de Dongguan (El Mundo)

El fundamento histórico de esta novela está a principios de la década de los noventa del siglo pasado, cuando China liberalizó la venta de sangre, un negocio que halló su punto más álgido en Henan, la provincia natal de Yan Lianke, donde las autoridades locales, en connivencia con la Cruz Roja regional, animaron a la población a enriquecerse vendiendo su propia sangre.

Al parecer, con este comercio se perseguían dos objetivos: agilizar el comercio de la sangre en China y tentar al capital extranjero. Buena parte de los 90 millones de habitantes de la región empezaron a vender su sangre. El proceso de extracción se llevaba a cabo sin la higiene suficiente, utilizando las agujas hasta que se mellaban y mezclando sangres diferentes sin el más mínimo control. El resultado fue la propagación sin medida del sida o la «enfermedad de la fiebre», como se la llamaba en las zonas rurales.

La planicie de la provincia de Henan siempre fue el granero de China. Una región azotada en repetidas ocasiones por catástrofes naturales y tragedias motivadas por el designio humano como la terrible hambruna que propició el maoísmo. Los restos de las ingentes canalizaciones construidas durante la Revolución Cultural, encaramadas sobre arcos al estilo romano, son testigo de aquellos atribulados años, donde la pobreza más absoluta fue una constante.

«La gente vendía sangre porque no teníamos para comer. Los que ganaron algún dinero [con ese negocio] compraron ladrillos y pudieron construirse una casa. Antes usábamos barro» (testimonio de Ma Shenyi, de 46 años)

Durante años, lugares como Wenlu, Meng Lou y toda una plétora de pequeños villorrios de Henan eran conocidos como las «aldeas del sida». Fueron los mismos enclaves que durante la década de los 90 se vieron dominados por la fiebre de la compraventa de sangre apadrinada primero por las autoridades locales y después por toda una legión de avispados negociantes.

Al principio la gente iba a los hospitales a vender la sangre. El problema surgió cuando aparecieron los comerciantes privados que solían ir a las aldeas por las noches para que no los detuvieran. Pagaban a 45 yuanes (poco más de 6 euros) por 800 centímetros cúbicos. En una época en que ganar 100 o 200 dólares anuales se consideraba una proeza, esas cantidades les parecían una fortuna. Sólo les quitaban el plasma y volvían a introducir el resto en las venas, lo que disparó el contagio del sida.

La campaña pública derivó en un frenesí colectivo para miles de empobrecidos campesinos que se agolpaban en los hospitales, viajando de una ciudad a otra para poder volver a vender su sangre… Las autoridades permitieron que se crearan cientos de «bancos de sangre» en la provincia, no sólo en hospitales sino bajo el auspicio de unidades militares, factorías o minas de carbón.

El proyecto era vender ese «producto» a las firmas extranjeras. El propio responsable del departamento de Salud de Henan, Li Quanxi, viajó a EEUU para promocionar este «negocio».

Durante aquellos tiempos de fervor común, algunos consiguieron mejorar de forma ostensible su nivel de vida. Los locales se percataron cuando les vieron construir nuevas viviendas.  En el ánimo colectivo se pensaba que si había más miembros en la familia y todos donaban sangre eso significaba ganar más dinero. De todas formas, al final el beneficio que obtenían los campesinos seguía siendo ínfimo.

Entonces un día apareció la fiebre. Nadie sabía lo que significaba el sida, pensaban que era solo un resfriado. Todo comenzó con un poco de fiebre y manchas en la piel. Pero pronto empezaron a morir los contagiados y los funerales se hacían de forma repetitiva en todas las aldeas.

Aunque las propias víctimas comenzaron a denunciar el escándalo en 1998, el Gobierno no reconoció la magnitud del problema hasta agosto de 2001, cuando asumió que entre 30.000 y 50.000 personas se habían contagiado. El viceministro de Salud de aquellas fechas, Yin Dakui, reconoció que era una estimación a la baja y que podían ser hasta 100.000. Los activistas que denunciaron lo ocurrido multiplicaron por cinco o 10 esas cifras y alertaron de que el contagio se había extendido por al menos cinco provincias, aunque Henan fuera el epicentro del polémico comercio.

En realidad nadie conoce con precisión la magnitud del infortunio, pero los habitantes concuerdan en que más de la mitad de los que comerciaron con su sangre se infectó.

Bajo la presión del escándalo, Pekín prohibió la venta de sangre en 1998 e intentó minimizar el alcance de la controversia. Muchos de los expertos que alertaron de las graves consecuencias, como la veterana doctora Gao Yaojie, el también médico Wang Shuping o el activista Wan Yanhai, tuvieron que exiliarse. Las visitas de los periodistas extranjeros a los villorrios del sida solían concluir con su detención y expulsión de la zona.

El legado sigue siendo devastador. En la región es habitual ver orfanatos de niños cuyos familiares sucumbieron a la enfermedad y hospitales que intentan paliar su expansión.

A partir del 2003 el Gobierno comenzó a distribuir de forma gratuita medicamentos antirretrovirales. De esta forma se consiguió frenar algunas muertes, aunque no todas.

Las previsiones oficiales consideran que en total los afectados por el virus VIH y el sida en China son unas 700.000 personas, aunque expertos internacionales aseguran que los infectados podrían ser hasta seis millones.

Aquí os dejo varios artículos que pueden ser de vuestro interés:

Nos leemos,

Nuestra próxima lectura: «El sueño de la aldea Ding» de Yan Lianke

17 Nov

Vamos a adentrarnos en la cultura china de la mano del escritor Yan Lianke y su impactante novela «El sueño de la aldea Ding«. Esta novela fue publicada originalmente en 2005 y más tarde, gracias a la editorial Automática, traducida del chino por Belén Cuadra Mora. Está editada en el 2013.

Argumento

«Morían, y no importaba. ¿Quién llora las hojas que caen de un árbol, la luz que se extingue al atardecer?»

La muerte recorre las calles de la otrora próspera aldea Ding. Sus habitantes desaparecen igual que las hojas de los árboles en otoño. Una extraña fiebre se lleva sus vidas. Es la enfermedad de quienes hace ocho años vendieron su sangre por unas pocas monedas.

Narrada por el pequeño Xiao Qiang, esta novela, de una sobrecogedora belleza, nos adentra en la historia de la aldea Ding, una de tantas afectadas por el escándalo de la sangre contaminada de la provincia china de Henan. Los aldeanos, incitados a vender grandes cantidades de su propia sangre, con la que se enriquecieron unos pocos, son ahora víctimas de la mayor epidemia conocida en el país. Abandonados e ignorados por las autoridades, solo pueden esperar la llegada de la muerte.

Escritor

Yan Lianke nació el 24 de agosto de 1958 en Song County (de la provincia de Henan), China. Hijo de padres campesinos dijo que empezó a escribir como una forma de escapar del hambre y de la vida campesina.

En 1978 se alistó en el Ejército Popular de Liberación. Durante 1985 se licenció en Educación de Ciencias Políticas en la Universidad de Henan, y en 1991, en literatura por el Instituto de Arte del Ejército Popular de Liberación.

Empezó a escribir novelas a partir del 1979, retirándose del ejército en 2004. Actualmente es Catedrático del Instituto de Literatura de la Universidad del Pueblo de China.

Autor de más de diez volúmenes de relatos breves, entre ellos, «Disfrute», publicado en 2004, que tuvo un gran reconocimiento.

Entre sus novelas destacan: «El paso del tiempo», «Duro como el agua«, «Los besos de Lenin» (2004) y por la que fue expulsado del ejército ese mismo año, «El sueño de la aldea Ding» (2005), «Los cuatro libros»(2016). Todas ellas prohibidas en China. Otras novelas reconocidas son: «Servir al pueblo» (2008),  «Crónica de una explosión» (2018), «Días, meses, años» (2019). Su última novela publicada por la editorial Automática en castellano es «La muerte del sol» (2020).

Además de recibir en dos ocasiones el premio literario Lu Xun, fue propuesto en 2012 al Premio Princesa de Asturias​ y fue seleccionado en la lista final del Premio MAN Booker de los años 2013 y 2016.

En octubre de 2014 le fue concedido el Premio Internacional de Literatura Franz Kafka. Además, en varias ocasiones, estuvo en la lista de candidatos para el premio Nobel.

Reconocido como uno de los escritores imprescindibles para entender la China actual, la literatura de Yan Lianke no deja de ser, amén de un relato crítico de su sociedad, una profunda exploración del alma humana.

Espero que os guste esta novela, su publicación sigue estando prohibida en China.


Calendario de lecturas:

  • Presentación de la novela: 17 de noviembre 2021
  • Contexto histórico: 22 de noviembre 2021
  • Análisis de la novela: 10 diciembre 2021

Desde el día de hoy ya tenéis disponible un ejemplar en la biblioteca. Acordaros de devolver el libro anterior porque la semana que viene lo necesitan en otro club de lectura.

Nos leemos,

REBOBINADO

12 Nov

«Éramos jóvenes e indestructibles, no pensábamos demasiado en el futuro y nos gustaba pasarlo bien mientras no llegaba»

Argumento

Un viernes de mayo, con vistas a ser un día perfecto, se produce una explosión extraña en un edificio de Lyon. En uno de los pisos del inmueble, que queda reducido a escombros, vive un grupo de estudiantes de distintos países que esa noche celebraba una fiesta. Paul, alumno de Bellas Artes; Emma, perseguida por la tortuosa historia de su familia española; Luca, fascinado tanto por las matemáticas como por el ciclista Marco Pantani; e Ilka, una estudiante que dejó Berlín con solo su guitarra a cuestas, son los inquilinos de una vivienda muy frecuentada por los universitarios de la ciudad. En ese momento se encontraban dos personas más: Didier y Anouk.

En el domicilio vecino, también afectado por la explosión, reside una discreta familia marroquí, en apariencia bien integrada en la vida francesa pero que esconden un oscuro secreto. Su hijo, estudiante que frecuentaba las fiestas de sus vecinos, se había ido recientemente a Marruecos a vivir con sus abuelos y a continuar la carrera de derecho allí.

La novela explora lo sucedido desde varios puntos de vista, desde cinco personas afectadas por este suceso traumático. A través de estos narradores, víctimas y testigos, conocemos qué ocurrió esa noche de viernes, así como sus consecuencias a lo largo de los tres años siguientes, hasta cubrir con sus relatos cada ángulo muerto de la explosión.

La novela se inicia y se cierra con el testimonio de Paul, el único estudiante superviviente de la explosión. En el capítulo «En mitad de un día perfecto» conocemos a Paul, su realidad antes y durante la explosión. Nos relata que quería ser pintor y como tenía un futuro prometedor por delante. Era feliz y se sentía bien consigo mismo.

«Si un minuto antes alguien me hubiera preguntado qué le pedía a la vida, habría respondido que nada, estar como estaba, no necesitaba más, ¿para qué? Aquella noche me sentía exultante. Me parecía que lo tenía todo al alcance de la mano».

Preparando la fiesta que van a tener esa noche, decide ir al baño del fondo del piso. Una vez allí se produce una extraña explosión que lo dejo sepultado bajo los escombros. A su alrededor el silencio y el miedo a morir se apoderan de él. Llegan los bomberos y los sanitarios para asistirle y le dicen que todo va a salir bien. No sabe que ha ocurrido ni qué ha pasado con sus amigos. Siente que el brazo se le ha lesionado y su mayor preocupación es si podrá volver a pintar.

Ya en el hospital se entera de que sus amigos han muerto todos en la explosión. Siente que ha caído de repente en el infierno. Con veinte años es consciente de que ya había dejado atrás sus mejores días.

«Ese día se llevó muchas de las cosas que amaba, y no me refiero solo a las personas».

Se consuela pensando que sigue vivo y que la vida le ha dado una segunda oportunidad, pero la pérdida y la pena lo acompañarán toda la vida.

«El ser humano añora solo la belleza. Las personas a quienes quiere, los sitios en los que fue feliz, los amigos que le hicieron la vida más fácil, los objetos que lo consuelan, las redes de seguridad, la fuerza invisible de las expectativas son belleza, y su ausencia prolongada se vuelve insoportable para los sentimientos»

En «Formas de decir te quiero» nos asomamos al relato del padre de Emma (Álvaro), que vive en Sevilla y está distanciado desde hace tiempo de su hija y de su mujer, cuando lo llaman de la embajada española en Francia para informarle de lo sucedido.

En «Los periódicos no se leen por encima» tenemos el testimonio de Hanna, una quiosquera cercana a los estudiantes, testigo de lo sucedido que nos habla de amistad, amor y pérdida.

En «Todos comenten el gran error de su vida»  Giana, hermana muy unida a Luca, nos describe como este hecho acabó con la felicidad de su familia. Como sus intentos de seguir para adelante se encontraron con más y más obstaculos y como presenció el hundimiento definitivo de su madre y esto le llevó a tomar decisiones que fueron un error desde el inicio.

En «Historias de amor con zapatos» nos habla Violette, la médico de urgencias que fue al rescate y encontró a Paul y también vio morir a Didier el hijo de su mejor amiga Hanna.

Por último, En «Ford Torino rojo del 71» Paul cierra la novela contándonos su nueva vida, sus secuelas, como tiene que lidiar cada día con el temor y el miedo a lo sucedido y la forma en que tiene que afrontar su camino.

«No llevo una vida normal. Tampoco sé si algún día acabaré llevándola».

La pérdida está presente en todo el relato:

«El horror a perder algo es infinitivamente peor que saber que nunca tendrás algo que deseas muchísimo».

Comentario

En esta novela, Tallón nos propone la reconstrucción de un suceso traumático desde la perspectiva de cinco personas afectadas. El centro de la novela son los jóvenes estudiantes, pero solo uno de ellos ha sobrevivido a la tragedia, Paul. Del resto vamos teniendo noticias a partir de Paul y de los otros cuatro protagonistas Álvaro (padre de Emma), Hanna (quiosquera), Gianna (hermana de Luca) y Violette (enfermera de Urgencias). Cada uno de ellos nos irá aportando información de la tragedia y de las consecuencias que conllevó para cada uno de ellos y sus familias,

«Muchas cosas cambiaron a partir de esa noche. Qué si no. Era un golpe de vida, y los golpes de vida mueven las cosas seguras, que siempre han sido de determinada manera, de su sitio original”.

Tallón ha escrito una novela sobre la capacidad del ser humano para poder rehacerse ante un golpe trágico en la vida. Si ese trance no acaba contigo puedes volver a levantarte y seguir adelante. Paul lo intenta hacer, sabe que ya no será el mismo y que tendrá que tomar caminos distintos en la vida a los que se había marcado, igual que Gianna y que la madre de Emma, pero lo intentan.

«Las personas cambiamos. Cambiamos sin saberlo, a veces también cambiamos sin querer, cambiamos tras asegurar que no lo haremos, cambiamos poco a poco y cambiamos de repente, cambiamos porque nos empujan o porque nos equivocamos. Cambiamos para sobrevivir, cambiamos por egoísmo, siempre cambiamos.

Los personajes de esta novela son supervivientes. No quieren rebobinar. Quieren mirar hacia delante. Para sobreponerse a la situación cada protagonista pone en práctica diferentes estrategias, todas válidas, algunos huyen, otros se empoderan. Pero todos quieren sufrir menos.

La novela mantiene la tensión, el dolor, la tristeza, la impotencia, la imposibilidad de rebobinar atormenta a los personajes y eso nos llega al corazón como lectores. Como ha dicho el propio autor, el título de la novela habla de la posibilidad de echar la vista atrás para tratar de comprender mejor el presente «Es cierto que vivimos con las puertas abiertas al pasado: la memoria está interviniendo constantemente en nuestras decisiones. Siempre volvemos atrás, pero intentamos no quedarnos ahí».

¿Hay algún momento de tu vida que inevitablemente revives en tu cabeza una y otra vez?


¡¡¡Ahora os toca a vosotros!!!

¿Qué os ha parecido la novela? dejad vuestras impresiones a modo de comentarios!!!!

El próximo miércoles, 17 de noviembre, presentaremos la siguiente lectura y ya la tendréis disponible en la biblioteca. Acordaros de devolver este ejemplar.

Nos leemos,

Nuestra próxima lectura: «Rewind» de Juan Tallón

25 Oct

Volvemos al siglo XXI con el escritor gallego Juan Tallón y su última novela «Rewind» publicada en 2020 por la editorial Anagrama. Es la séptima novela del escritor y la tercera escrita en castellano.

La novela

Un viernes de mayo, con visos de ser un día perfecto, se produce una explosión extraña en un edificio de Lyon. En uno de los pisos del inmueble, que queda reducido a escombros, vive un grupo de estudiantes de distintos países que esa noche celebraba una fiesta.

Paul, alumno de Bellas Artes; Emma, perseguida por la tortuosa historia de su familia española; Luca, fascinado tanto por las matemáticas como por el ciclista Marco Pantani; e Ilka, una estudiante que dejó Berlín con solo su guitarra a cuestas, son los inquilinos de una vivienda muy frecuentada por los universitarios de la ciudad. En el domicilio vecino, también afectado por la explosión, reside una discreta familia marroquí, en apariencia bien integrada en la vida francesa. La novela explora lo sucedido desde varios puntos de vista.

A través de cinco narradores, víctimas y testigos, conocemos qué ocurrió esa noche de viernes, así como sus consecuencias a lo largo de los tres años siguientes, hasta cubrir con sus relatos cada ángulo muerto de la explosión.

El escritor

Juan Tallón nació en Vilardevós, provincia de Ourense, en 1975, es un periodista y escritor gallego. Licenciado en Filosofía, trabaja en el campo del periodismo y la comunicación. Fue corresponsal del periódico La Región y después jefe de prensa de la Secretaría General de Emigración hasta 2008. Trabajó en la Cadena SER, en la revista Jot Down, y en El Progreso

Participante en diferentes publicaciones colectivas, obtuvo con su primera novela el VI Premio Nicomedes Pastor Díaz. Sus libros abundan en la metaliteratura y en la derrota.  Desde 2020 es miembro de la sección de Pensamiento del Consejo de la Cultura Gallega.

En 2013 publica «El váter de Onetti» en castellano, al no encontrar editores que quisieran publicarlo en gallego, idioma en el que estaba escrito originalmente. En 2018 publica su primera gran novela, «Salvaje Oeste», que ficciona el poder en la España del Siglo XXI. En 2020 publica una nueva novela impregnada de su fino estilo literario, que titula «Rewind».

Os dejo este enlace a una entrevista del escritor, en relación a la publicación de esta novela, que dio al Diario.es. ¡¡¡Espero que os guste!!!


 Calendario de lecturas:

  • Presentación de la novela: 25 de octubre 2021.
  • Comentarios de la novela: 12 de noviembre 202.

¡¡Nos leemos!!!

«Quédate»

20 Oct

Escena de la obra de teatro de Luis Luque basada en la novela

Argumento

La marquesa viuda de Andrade, Francisca Taboada, despierta en su cama una mañana con un gran desasosiego, inquietud, arrepentimiento y desazón en el cuerpo y en el  espíritu. El del cuerpo lo cura con infusiones pero el del alma le produce una gran zozobra, tanta que incluso piensa en ir a su confesor para hablar con él.

Tras una magnífica descripción de sus sentimientos y pesares, da pie al lector para contarle el motivo de esta situación. Empieza a recordar el hilo de acontecimientos que la llevaron a esa desazón.

Todo empezó dos días antes, en la tertulia semanal de la duquesa de Sahagún, que también frecuenta Don Gabriel Pardo de la Lage, paisano de Asís y cumplido caballero. En esa tertulia conoce a Diego Pacheco, un gaditano atractivo y con fama de mujeriego.

Don Gabriel se lleva muy bien con la marquesa, conversan y se entienden aunque no compartan el mismo criterio. Él alberga la esperanza de presentarse algún día en su casa y formalizar una relación amorosa. En este caso hablan de la romería de San Isidro, Don Gabriel piensa que es un sitio depravado donde los bajos instintos del ser humano suelen ponerse de manifiesto. En cambio, la marquesa siente curiosidad por una fiesta tan popular.

Al día siguiente yendo a oír misa a San Pascual, festividad del patrón de Madrid, se encuentra de nuevo con Pacheco, se saludan y se tratan con una familiaridad muy inusual para el grado de conocimiento mutuo. La marquesa lo ve guapo y atractivo y piensa que una mujer tendría que poder expresar abiertamente estos sentimientos, ya que no son nada malos.

Pacheco la invita a la Feria de San Isidro. La marquesa se siente tentada y piensa que no hay nada malo en ir con Pacheco a una fiesta popular que le apetece conocer.

En la romería pasean y después de una buena comida con bebida, la marquesa se siente especialmente risueña:

«Comprendía, sí, que mis pupilas destellaban lumbre y en mis mejillas se podía encender un fósforo; pero, lejos de percibir el atolondramiento que suponía precursor de la embriaguez, solo experimentaba una animación agradabilísima, con la lengua suelta, los sentidos excitados, el espíritu en volandas y gozoso el corazón.»

Con esa sensación de bienestar se adentra en la romería del brazo de Pacheco hasta la puesta de sol sobre el río Manzanares. Tal embriaguez le vino a la marquesa que tuvo que refugiarse en una habitación de una fonda para descansar y recuperarse del mareo producido por la ingesta de alcohol.  Y así se despierta a la mañana siguiente.

La marquesa se siente abrumada y al mismo tiempo atraída por Pacheco, pero se hace el enorme propósito de no volver a verlo y para ello decide hacer un viaje y empezar sus vacaciones en Galicia a los pocos días.

Pacheco no descansa y sigue frecuentando su casa y tentándola con su presencia. La marquesa decide salir con él y van a comer. Allí siente, por primera vez, una punzada en el corazón al verlo bailar con otras mujeres. No quiere reconocerlo y se lo guarda para sí misma pero está celosa y él se da cuenta.

El día anterior a su partida, Pacheco se presenta en su casa. Allí también está Don Gabriel que se da cuenta de lo que pasa y se marcha decepcionado con la marquesa y pensando lo peor de ella por caer en los brazos de un «mujeriego».

Pacheco le confiesa lo que siente por ella y que está seguro de que ella siente lo mismo. Al final, ella le pide que se quede y él le responde que entonces no se irá nunca. Pasan la noche juntos, incluso hacen planes de futuro y al amanecer la marquesa abre la ventana de par en par y se asoma con él, como si con este gesto quisiera mostrar al mundo su amor clandestino.

Comentario

El personaje de la marquesa viuda tiene algo de autobiográfico en su decisión de afrontar los riesgos de romper con los convencionalismos sociales y tomar decisiones que, en la vida personal de la autora, la llevó a romper su matrimonio y asumir la experiencia del amor y la sexualidad con desbordante y natural libertad.

«Insolación» fue publicada en 1889. Doña Emilia, separada ya de su marido, tenía una relación amorosa con Benito Pérez Galdós. En el momento de su publicación esta novela escandalizó a los lectores por el tema tratado.

Para mi el tema principal de la novela es el deseo femenino, desde una perspectiva del siglo XIX, y de como las convenciones sociales se interponían ya en el camino de las mujeres. Hay muchas capas en la historia que requiere también muchas lecturas pero en el fondo somos partícipes, a través de la lectura, de la evolución de una mujer tranquila y sosegada que siente una pasión que no es capaz de controlar. Acabando por ser ella misma y no dejarse someter por las rígidas normas sociales. Es una novela que causó una gran conmoción en su época tanto por el tema tratado como por el enfoque. Este último más próximo a la mentalidad de hoy en día que a la de la época. 

Desde el punto de vista narrativo nos encontramos con dos voces, la de la propia protagonista, hablando en primera persona y a veces con su propia conciencia y la de un segundo narrador, en tercera persona, que describe los hechos sin juzgarlos.

Los ambientes están muy bien caracterizados, y el estudio psicológico de los personajes bien tratado, dando importancia a muchas mujeres durante la narración de distinto estrato social como aristócratas, camareras, criadas, gitanas, todas ellas muy bien identificadas. Los personajes femeninos, no solo el de la protagonista, tienen volumen y personalidad. No te dejan indiferente.

El personaje de Pacheco es descrito como mujeriego, adulador, seductor y libertino, como un verdadero Don Juan. En cambio, en contraposición encontramos otro personaje masculino, Don Gabriel Pardo de la Lage, caballero aristocrático de ideas liberales afrancesadas y caballeroso. Pero este personaje, en el fondo íntimamente conservador, criticará, sintiéndose engañado y frustrado en sus expectativas con la marquesa, la decisión coherente de la mujer al entregarse libremente a sus deseos en brazos del Don Juan.

Por otra parte, está el tiempo en el que transcurre la narración. Es muy corto. Apenas seis días de trato personal en la pareja, pero tan significativos que transforman sus vidas en lo más íntimo.

En la descripción de la historia, Doña Emilia se sirvió mucho del naturalismo, por ejemplo en la minuciosidad de datos al referirse a objetos, pero también tomó elementos del simbolismo, del realismo, al llevarnos a lugares de esparcimiento donde acuden los personajes, del costumbrismo, por sus escenas coloristas, como el baile, y en los diálogos, del romanticismo, etc. 

En esta novela, Doña Emilia reivindica el derecho de las mujeres a elegir libremente su estilo de vida a pesar de los convencionalismos sociales, en una época de hipocresía e intolerancia social.


¡¡Ahora os toca a vosotras!!!

¿Qué os ha parecido esta novela?

Intentando mirar al pasado, ¿Cómo veis que ha retratado la escritora esa época a nivel social y cultural?

Comentad que otros temas de debate os ha sugerido esta historia.

Nos leemos,

La mujer en la época de Doña Emilia

4 Oct

La enseñanza del siglo XIX, muy influenciada aún por la Iglesia a todos los niveles, sigue contemplando a la mujer en un papel secundario. La Iglesia católica tenía un concepto funcional de la mujer. Obedecía a su papel cohesionador al interior de la familia. El prototipo más frecuente fue el de perfecta casada, reina del hogar, piadosa, buena madre y buena esposa. Este concepto correspondía a un discurso ideológico sobre lo doméstico, y la Iglesia católica era su más agresivo portavoz.

Por esto, su instrucción en establecimientos educativos, oficiales o preferentemente privados, no estaba dirigida a formar académicas o sabias, sino mujeres piadosas; sabias en manejo de labores domésticas, expertas en trabajo de agujas.

La incorporación de la mujer al sistema educativo, según la Iglesia, era una forma de moldear en principios y valores cristianos al elemento cohesionador de la familia y el hogar. El acceso de la mujer al sistema educativo no buscaba, de ninguna manera, alterar la función social de la misma; buscaba fundamentalmente alfabetizarla y adiestrarla en algunos quehaceres domésticos para el mejor funcionamiento del hogar y de la familia. Su educación, en caso de haberla, debía ir orientada a su misión en la vida.

La Revolución Liberal no supuso un cambio sustancial en la situación de la mujer, ni en la política, ya que no podía votar ni ser votada, ni en su papel o rol social. La mujer siguió siendo el eje fundamental del hogar y de la familia. En principio, la incorporación de la mujer al mundo laboral fue escasa, aunque fue aumentando a medida que el país se fue transformando económicamente, aunque de forma lenta y discontinua. En el campo continuó su presencia en las tareas agrícolas y en el mundo industrial comenzó a ocupar puestos de baja cualificación y siempre de menor remuneración salarial. En las ciudades el sector doméstico (criadas, nodrizas) fue su principal destino laboral.

En las clases media y alta, la mujer siguió desempeñando labores de organización y administración de sus respectivas casas y familias, además de elemento fundamental en las cuestiones matrimoniales de conveniencia, especialmente, en los estratos sociales más superiores. Las mujeres solteras pudieron desempeñar algunas actividades económicas pero cuando se casaban perdían su autonomía, aunque siempre conservaron la propiedad de sus dotes o de las herencias propias incorporadas al matrimonio.

Segunda mitad del siglo XIX

Desde 1812 hasta 1868 era considerable el atraso en la modernización del país y la debilidad de los sectores de clase media. El régimen liberal, en sus primeros pasos hasta constituir un poder más sólido, se caracterizó por su precariedad e inestabilidad. Este fue el marco en el que tuvieron que desenvolverse las mujeres españolas.

Los años que se sucedieron durante el Sexenio Democrático determinaron el modelo liberal burgués y prepararon un cambio político y social que se fue consolidando a lo largo de la Restauración. Durante ese tiempo surgieron nuevos movimientos y organizaciones sociales y políticas; una nueva clase obrera y nuevas clases medias que, al igual que en otros países, exigieron un mayor protagonismo.

Con ellos se abrieron nuevas oportunidades de reivindicación colectiva para las mujeres. A lo largo del XIX se empezaron a definir los modelos de vida cotidiana que fueron determinados por los discursos de la época y que tuvieron que asumir las mujeres de los diferentes estratos sociales. Así, el pensamiento del liberalismo naciente y su idea acerca del papel diferenciador que tenían que desempeñar ambos sexos, imponía la esfera doméstica para las mujeres y establecía su ausencia de los espacios políticos de decisión.

En España, la evolución política y económica se hizo de forma más gradual que en el resto de Europa, ya que siguió persistiendo una aristocracia y una nobleza de gran importancia económica y notoriedad social, y una Iglesia Católica de notable influencia.

La sociedad española se fue organizando en clases sociales y la burguesía se erigió protagonista instaurando sus costumbres y estilo de vida como modelo social. En relación a esto, las diferencias entre las mujeres de las diferentes clases sociales eran muy marcadas. La vida de las mujeres de clases media y alta, acontecía dentro del espacio doméstico. La familia fue el eje principal de organización social burguesa. A través de ella se defendía la propiedad privada y esto precisaba de un modelo de mujer adecuado al modelo de familia acorde con el grupo social. La moral burguesa dispuso que el prototipo de mujer fuese el de la decente, pura y casta, controladora de sus pasiones, abnegada y sacrificada.

De esclava tal como fue concebida en siglos anteriores, la mujer pasó a ser distinguida como reina del hogar, enalteciendo las cualidades de sensibilidad, entrega, emotividad y afecto procedentes de su naturaleza. De tal forma que el hombre debía emplearse en llevar a cabo grandes logros y proteger a su familia, y la mujer debía limitarse al ámbito de la vida doméstica, principalmente en las faenas de la casa, mostrar los más dulces cuidados, atenciones y una ternura activa y vigilante. 

Por otro lado, si se establece una correlación entre la situación social y la cultural, se observa que la imagen femenina que se divulgó en la literatura del siglo XIX fue la de ángel del hogar, amparada por un rígido régimen patriarcal de valores. Esta figura obtuvo su auge a mediados de siglo. Se estableció entonces la separación de los sexos en dos esferas: pública y privada. Esto hay que tenerlo en cuenta a la hora de entender la imagen de la figura femenina en la literatura de este siglo, que fue dirigida hacia el sometimiento de la mujer, la sumisión y obediencia para preservar la institución burguesa más preciada, la familia, a través del matrimonio y la maternidad.

A partir de la Revolución de 1868 se pueden apreciar los primeros intentos de mejorar la condición social de las mujeres, pero siempre gracias a figuras, que siendo importantes y que han dejado su impronta en la historia española, estuvieron muy aisladas. Destacaron tres mujeres: Concepción Arenal, Emilia Pardo Bazán y Rosalía de Castro. Se esforzaron en defender cambios jurídicos y educativos.

El pensamiento feminista de Emilia Pardo Bazán

A través de sus novelas, ensayos, etc., Doña Emilia nos deja un retrato bastante realista del papel que la mujer representaba en la sociedad española de la segunda mitad del siglo XIX. Leyendo su obra podemos entender las diferencias que existían entre hombres y mujeres en el contexto social de su época y por otro, también podemos valorar el esfuerzo que hizo la escritora por hacer visible esta situación para que poco a poco se pudiera ir cambiando.

Aunque hace una denuncia sistemática de las desigualdades entre los dos sexos, su obra no tiene un carácter victimista ni se centra exclusivamente en las mujeres, sino que plantea las diferentes vías y expectativas que la sociedad ofrece para desarrollar la personalidad de los individuos, sean hombres o mujeres. Y desde esa perspectiva, destaca la fuerza de Doña Emilia por luchar contra lo establecido tanto social como intelectualmente y su afán por alcanzar una amplia cultura en un momento en que las mujeres en España eran analfabetas. 

La educación de las mujeres fue una de sus reivindicaciones más importante. Por una parte, critica que la educación que recibe la mujer burguesa no es más que una cultura de adorno con disciplinas como la música, la pintura, francés, etc. Y Por otra, señala que la escasa implantación del feminismo en nuestro país, con respecto a otros países de Europa, se debe a la falta de educación en España.

En 1892 se celebró en Madrid el Congreso Pedagógico Hispano-Portugués-Americano, donde tomaron parte activa la Asociación para la Enseñanza de la Mujer, un grupo de mujeres ilustres de la época como Concepción Arenal, Emilia Pardo Bazán. Uno de los temas específicos que se trataron fue la igualdad de ambos sexos en el acceso a los diferentes niveles de enseñanza. Las posturas fueron desde los que defendían el que las mujeres accedieran, a los que planteaban que se debía restringir su acceso ya que se ponía en peligro la institución familiar. Por su lado, en su ponencia titulada La Educación del hombre y de la mujer sus relaciones y sus diferencias, Doña Emilia expone sus ideas sobre la educación, planteando que ésta parte de principios opuestos para los dos sexos:

Mientras la educación masculina se inspire en un postulado optimista…, la educación femenina derívase del postulado pesimista o sea del supuesto que existe una antinomia o contradicción palmaria entre la ley moral y la ley intelectual de la mujer, cediendo en daño y perjuicio de la moral cuando redunda en beneficio de la intelectual, y que –para hablar en lenguaje liso y llano– la mujer es tanto más apta para su providencial destino cuanto más ignorante y estacionaria, y la intensidad de la educación, que constituye en el varón honra y gloria, para la hembra es deshonor y casi monstruosidad… el papel que a la mujer le corresponde en las funciones reproductivas de la especie, determina y limita las restantes funciones de su actividad humana, quitando a su destino toda significación individual, y no dejándole sino la que puede tener relativamente al destino del varón” .

La escritora intentó ser miembro de la Real Academia Española pero fue rechazada por unanimidad por ser mujer.

El matrimonio es otro de los temas que aborda. Traduce al castellano La esclavitud femenina de Stuart Mill, primer diputado que defiende la inclusión del voto femenino, en 1866, y en el prólogo se resalta la importancia de la compenetración de los dos cónyuges y que la relación no sea solo sexual sino también intelectual.

La cuestión del papel social de las jóvenes aparece, también, reflejado en el cuento «Naúfragas«, donde pretende despertar a las mujeres de su tiempo para que progresen, cosa que no será posible mientras permanezcan sumergidas en la ignorancia. Según su convicción, la situación de la mujer tendría que venir con el reconocimiento de su derecho al acceso a todos los niveles de enseñanza, incluida la formación universitaria y que les permitieran realizar el ejercicio de sus carreras en el mundo laboral.

Otro aspecto a resaltar, que define bien su figura y su relevancia histórica, son las diversas relaciones entre los sexos basadas en la amistad entre iguales, rompiendo claramente la cultura establecida de la época, donde a la mujer se le exigía sumisión al hombre dentro del matrimonio. Esta relación de amistad que defendía nuestra autora adquiría una dimensión doblemente transgresora, pues entraba sin tapujos en el plano literario, de intercambio de opiniones y pareceres sobre sus obras, en un contexto en el que la mujer era considerada inferior intelectualmente.

La época de Doña Emilia

1 Oct

2c6e707cd981f56f242091fa1e1c9722

Contexto histórico

Nos situamos a mediados del siglo XIX cuando Emilia Pardo Bazán nace en A Coruña. España era una monarquía gobernada por la reina Isabel II (1930-1904) que accedió al trono con tan solo tres años de edad, gracias a la derogación en 1930 de la denominada «Ley Sálica».

Imagen de Isabel II

Esto provocó la insurgencia del infante Carlos María Isidro, tío de Isabel, quién apoyado por los grupos absolutistas (denominados «carlistas») ya habían intentando proclamarlo rey durante la agonía de Fernando VII, padre de Isabel II.

Estas diferencias entre carlistas e isabelinos llevó a España a la primera guerra carlista (1833-1840) que terminó con el triunfo de los partidarios de Isabel II. Ésta empezó su reinado (tras varias regencias debido a su minoría de edad) en 1843, con 13 años de edad.

Durante el reinado de Isabel II, España se modernizó notablemente gracias al esfuerzo que se hizo en inversiones en obras públicas como el tendido ferroviario, puentes, señalización de costas aunque por el contrario, industrialmente España estaba muy desarticulada ya que las iniciativas de inversión se dieron más en la periferia. En cuanto a la enseñanza tampoco se advirtieron muchos avances con respecto a su padre. Con la crisis económica de 1866 el descontento fue general. 

Con la Revolución de 1868 (conocida como la Gloriosa) Isabel II se vio obligada a abandonar España en tren desde San Sebastián donde veraneaba. Se exilió en Francia donde recibió el amparo de Napoleón III y allí se quedó hasta su muerte en 1904. Se abrió entonces el periodo denominado Sexenio Democrático (1868-1974).

En 1870 abdicó en París a favor de su hijo, el futuro Alfonso XII. 

Restauración borbónica (1875-1902)

Diseñado por Cánovas del Castillo con el objetivo de superar los problemas derivados de la monarquía de Isabel II, se instaura un régimen monárquico constitucional y parlamentario presidido por la figura del rey Alfonso XII. Medidas de Cánovas del Castillo:

Imagen Alfonso XII

  • Acabar con las guerras carlistas, intentando unificar a todos los monárquicos bajo la figura de Alfonso XII, consiguiéndolo en 1876.
  • Acuerdo con los independentistas cubanos mediante la paz de Zanjón de 1878 (Guerra de los diez años).
  • Medidas políticas: mayor apoyo al clero, prohibición de periódicos que se opusieran al régimen imperante, conseguir el apoyo del ejército unificando los mandos entorno al rey, se renovaron los cargos en ayuntamientos…..
  • Constitución de 1876: soberanía compartida entre el rey y las Cortes, la elección a través de sufragio universal masculino a partir de 1890, etc. Sistema bicameral. Establecía España como un estado confesional católico en la que se permitían otros cultos privados, la inviolabilidad jurídico del rey, mando supremo de las fuerzas armadas y con poder de intervención en los poderes políticos (nombrando ministros, funcioanarios, etc,). Recogía además ciertas libertades básicas como el derecho a la imprenta, expresión o reunión. Era un sistema bipartidista inspirado en el Reino Unido («Conservadores» liderados por Cánovas y «liberales» liderados por Sagasta).

Este periodo se caracteriza por el caciquismo y la falta de democracia real.

En 1885 muere sorpresivamente Alfonso XII y toma la regencia María Cristina hasta que Alfonso XIII sea mayor de edad.

Contexto económico

Las desamortizaciones fue una consecuencia de la revolución industrial originada en Gran Bretaña, en el siglo anterior, ya que se cambio de una producción de tipo agrario a otra de tipo industrial. Aún así, como el desarrollo económico en España durante el siglo XIX fue bastante lento, estos cambios tardaron en llegar.

  • Entre 1800 y 1830 se produjo una interrupción del crecimiento económico derivado por la Guerra de la Independencia Española y la consecuente pérdida de los territorios coloniales del centro y del sur de América.
  • Entre 1830 y 1875 aparecerá un crecimiento importante de la burguesía industrial enriquecida con las inversiones y beneficios empresariales que se opondrá a la clásica oligarquía terrateniente.
  • Entre 1875 y 1914 se produjo un gran desarrollo del sector industrial, sobre todo por ejemplo de la siderurgia vasca y de la industria catalana.

El mayor reto económico estaba en el sector primario, en la agricultura. Hubo varias crisis de subsistencia en la agricultura a mediados del siglo XIX. Había muchas tierras improductivas en manos de la nobleza y del clero que no permitían un flujo económico positivo. El gobierno tras detectar que esto impedía el crecimiento de la economía, decidió hacer una reforma agraria  que provocase el paso de una economía de la propiedad de tipo señorial a otra de tipo capitalista. Esta reforma consistió en la disolución del régimen señorial de propiedad de la tierra y la desvinculación de la tierra de manos improductivas, mediante unas medidas que recibirán el nombre de desamortizaciones.

Las desamortizaciones a lo largo de todo el siglo XIX consiguió mayor zona cultivable pero no grandes cambios en la propiedad de la tierra. Estas reformas provocaron que en la zona sur se acrecentara el latifundismo y en la zona norte las pequeñas propiedades.  El resultado de la desamortización fue concentrar la propiedad en cada región en proporción al tamaño existente previamente, por lo que no se produjo un cambio radical en la estructura de la propiedad.​ Las parcelas pequeñas que se subastaron fueron compradas por los habitantes de localidades próximas, mientras que las de mayor tamaño las adquirieron personas más ricas que vivían generalmente en ciudades a mayor distancia de la propiedad.

En 1866 estalló la primera crisis financiera de la historia del capitalismo español. Aunque estuvo precedida de la crisis de la industria textil catalana, cuyos primeros síntomas aparecieron en 1862 a consecuencia de la escasez de algodón provocada por la guerra civil estadounidense, el detonante de la crisis financiera de 1866 fueron las pérdidas de las compañías ferroviarias, que arrastraron con ellas a bancos y sociedades de crédito. Las primeras quiebras de sociedades de crédito vinculadas a las compañías ferroviarias se produjeron en 1864, pero fue en mayo de 1866 cuando la crisis alcanzó a dos importantes sociedades de crédito de Barcelona, la Catalana General de Crédito y el Crédito Mobiliario Barcelonés, lo que desató una oleada de pánico.

Contexto social

A lo largo del siglo XIX la población española pasó de 10 a 20 millones de habitantes, aunque lo hizo a un ritmo más lento que en el resto de Europa. Los estamentos propios del Antiguo Régimen dieron paso a una moderna sociedad dividida por clases propias de una sociedad capitalista: la nobleza (en la cúspide de la sociedad) que había perdido parte de sus derechos señoriales pero había ganado poder económico gracias a las desamortizaciones y que se integró en los grupos dirigentes de la sociedad burguesa, otro estamento privilegiado era la Iglesia que gozaba de menor influencia en la sociedad y de pérdidas económicas debido a las propiedades sustraídas con las desamortizaciones Vio muy disminuido su patrimonio.

La burguesía, a partir de mediados del siglo XIX, adquirirá mucho protagonismo dentro de las clases dirigentes diferenciándose ente ella en Alta (industriales, financieros, militares, etc.), Media (comerciantes, médicos, etc.) y Baja (tenderos, artesanos, etc.).

La mayor parte de la población, las llamadas «clases populares» estaban constituidas por el campesinado y obreros industriales. Las condiciones de vida de los campesinos era muy mala y emigraron a las ciudades en lo que se denominó «éxodo rural del siglo XIX» buscando mejores condiciones de vida y salarios más altos.

En esta segunda mitad de siglo nacieron las asociaciones de obreros y los sindicatos.  

A finales del siglo XIX y primeras décadas del XX la burguesía aumentó su poder económico e influencia gracias a la propiedad de la tierra, las grandes empresas industriales, financieras y comerciales. En este grupo también se pueden incluir las capas más altas de la administración y de las profesiones liberales.

El naturalismo

El naturalismo es una derivación del realismo, imperante a principios del siglo XIX, y tuvo lugar hacia la segunda mitad del siglo XIX. Estuvo fuertemente influenciado por el determinismo, la ciencia experimental y el materialismo. Se ocupaba también de la realidad social, pero en lugar de posicionarse críticamente frente a ella, pretendía mostrarla sin intervención del juicio personal.

Entre sus autores más destacados se pueden mencionar:

  • Emile Zolá, Naná
  • Guy de Maupassat, Bola de sebo
  • Thomas Hardy, Dinastías

 

Nuestra próxima lectura: «Insolación» de Emilia Pardo Bazán

27 Sep

«Si no lo decimos, lo pensamos, y no hay nada más peligroso que lo reprimido y oculto, lo que se queda dentro.«

Iniciaremos este curso con una obra del siglo XIX que fue escandalosa en su día y que su revisión se ha vuelto a poner de moda este año. Vamos a leer «Insolación», de la escritora gallega Emilia Pardo Bazán, más conocida como Doña Emilia. Obra escrita en 1889 y reeditada por la editorial Reino de Cordelia, el año pasado, en una bonita edición ilustrada.

Este es el pequeño homenaje desde el club virtual a una escritora que se adelantó a su tiempo y que este año conmemoramos el centenario de su muerte.

La obra

«La marquesa de Andrade vivía contenta, algo envanecida de haber soltado la cáscara provinciana, y satisfecha también de conservar su honradez como la conservan allá en Vigo las señoras muy visibles, que no dan un paso sin que el vecindario sepa si fue con el pie izquierdo o el derecho».

Asís Taboada, joven atractiva y prematuramente viuda, se despierta una mañana con una fuerte resaca, provocada por los excesos que ha cometido el día anterior en la feria madrileña de San Isidro en compañía de un galán seductor y calavera, el gaditano Diego Pacheco. Aunque la moral de la época lanza constantes alertas para que se olvide de ese pretendiente, ella no lo tiene tan claro y desoye los consejos de la buena moral.

Publicada en 1892 se consideró ya desde el inicio como una obra escandalosa, por lenguaje, su temática, ya que en ella se ventilaban asuntos como el de la distinta moral sexual para hombres y mujeres. Clarín había sentenciado la novela en sus «Paliques«: Antipático, poema de una jamona atrasada de caricias, y Pereda había dicho a los lectores de El Imparcial que los protagonistas de «Insolación» vivían amancebados a la vista del lector, con minuciosos pormenores sobre su manera de pecar.

A pesar de esto, la crítica ha destacado lo que ya en su tiempo algunos entrevieron: el magnífico estudio psicológico del personaje femenino y la calidad literaria de la obra.

El estudio introductorio de Marina Mayoral desentraña las circunstancias que rodearon la aparición de la novela y ahonda en los mecanismos de la creación novelesca, permitiendo así al lector actual una mayor comprensión y un disfrute más pleno de la obra.

La autora

«Sobran personas maldicientes y deslenguadas que interpretan y traducen siniestramente las cosas más sencillas, y de poco le sirve a una mujer pasarse la vida muy sobre aviso, si se descuida una hora…»

Emilia Pardo Bazán nació el 16 de septiembre de 1851 en A Coruña y murió el 12 de mayo de 1921. Condesa de Pardo Bazán, fue una noble y novelista, periodista, ensayista, crítica literaria, poetisa, dramaturga, traductora, editora, catedrática y conferenciante introductora del naturalismo en España y precursora del feminismo.

Fue precursora en sus ideas acerca de los derechos de las mujeres y del feminismo. Consideraba que las mujeres debían de formarse y tener una educación igual que la de los hombres. Dedicó parte importante de su actuación pública a defender sus ideas.

En 1883 publica «La Tribuna» considerada la primera novela social y la primera novela naturalista española. Cuenta la historia de una mujer obrera y refleja el ambiente de trabajo en una fábrica, mostrando el ambiente de las cigarreras de A Coruña a la que da el nombre literario de Marineda.

Doña Emilia incorpora por primera vez en la novela española al proletariado (antes que Galdós y Blasco Ibáñez) y describe los métodos industriales, formas de trabajo, duros horarios y el ambiente obrero en años de intensa movilización social, a la vez que realiza un profundo análisis del mundo femenino y de la doble jornada de las obreras siendo madres y trabajadoras.

Entre su obra literaria más reconocida destaca la novela «Los pazos de Ulloa» (1886) que la consagró como una de las grandes escritoras de la literatura española. En ella describe la decadencia de la oligarquía terrateniente que ha perdido su papel de liderazgo social, la nobleza degradada, un patético retrato de la decadencia del mundo rural gallego y de la aristocracia.

En 1885 publicó «La dama joven» en la que habla de crisis matrimoniales, justo en el momento en que empieza la separación entre ella y su marido.

También publicó ensayos como «La revolución y la novela en Rusia» (1887) o «La mujer española» (1890).

Doña Emilia murió en 1921, en Madrid, víctima de un virus muy agresivo probablemente consecuencia de la Gripe de 1918.

La Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes tiene obras de la escritora en línea. También podéis acceder a su creación literaria a través del catálogo Ebiblio dependiente de las Comunidades Autónomas.


Calendario de lecturas:

  • Presentación de la novela: 27 de septiembre de 2021
  • Contexto histórico: 1 y 4 de octubre de 2021.
  • Comentario de la novela: 18 de octubre de 2021.

Todos los lectores/as que estáis apuntados a recoger un ejemplar físico ya lo tenéis disponible en la biblioteca para retirar.

¡¡Nos leemos!!! buen comienzo de curso,