Archive by Author

“Quédate”

20 Oct

Escena de la obra de teatro de Luis Luque basada en la novela

Argumento

La marquesa viuda de Andrade, Francisca Taboada, despierta en su cama una mañana con un gran desasosiego, inquietud, arrepentimiento y desazón en el cuerpo y en el  espíritu. El del cuerpo lo cura con infusiones pero el del alma le produce una gran zozobra, tanta que incluso piensa en ir a su confesor para hablar con él.

Tras una magnífica descripción de sus sentimientos y pesares, da pie al lector para contarle el motivo de esta situación. Empieza a recordar el hilo de acontecimientos que la llevaron a esa desazón.

Todo empezó dos días antes, en la tertulia semanal de la duquesa de Sahagún, que también frecuenta Don Gabriel Pardo de la Lage, paisano de Asís y cumplido caballero. En esa tertulia conoce a Diego Pacheco, un gaditano atractivo y con fama de mujeriego.

Don Gabriel se lleva muy bien con la marquesa, conversan y se entienden aunque no compartan el mismo criterio. Él alberga la esperanza de presentarse algún día en su casa y formalizar una relación amorosa. En este caso hablan de la romería de San Isidro, Don Gabriel piensa que es un sitio depravado donde los bajos instintos del ser humano suelen ponerse de manifiesto. En cambio, la marquesa siente curiosidad por una fiesta tan popular.

Al día siguiente yendo a oír misa a San Pascual, festividad del patrón de Madrid, se encuentra de nuevo con Pacheco, se saludan y se tratan con una familiaridad muy inusual para el grado de conocimiento mutuo. La marquesa lo ve guapo y atractivo y piensa que una mujer tendría que poder expresar abiertamente estos sentimientos, ya que no son nada malos.

Pacheco la invita a la Feria de San Isidro. La marquesa se siente tentada y piensa que no hay nada malo en ir con Pacheco a una fiesta popular que le apetece conocer.

En la romería pasean y después de una buena comida con bebida, la marquesa se siente especialmente risueña:

“Comprendía, sí, que mis pupilas destellaban lumbre y en mis mejillas se podía encender un fósforo; pero, lejos de percibir el atolondramiento que suponía precursor de la embriaguez, solo experimentaba una animación agradabilísima, con la lengua suelta, los sentidos excitados, el espíritu en volandas y gozoso el corazón.”

Con esa sensación de bienestar se adentra en la romería del brazo de Pacheco hasta la puesta de sol sobre el río Manzanares. Tal embriaguez le vino a la marquesa que tuvo que refugiarse en una habitación de una fonda para descansar y recuperarse del mareo producido por la ingesta de alcohol.  Y así se despierta a la mañana siguiente.

La marquesa se siente abrumada y al mismo tiempo atraída por Pacheco, pero se hace el enorme propósito de no volver a verlo y para ello decide hacer un viaje y empezar sus vacaciones en Galicia a los pocos días.

Pacheco no descansa y sigue frecuentando su casa y tentándola con su presencia. La marquesa decide salir con él y van a comer. Allí siente, por primera vez, una punzada en el corazón al verlo bailar con otras mujeres. No quiere reconocerlo y se lo guarda para sí misma pero está celosa y él se da cuenta.

El día anterior a su partida, Pacheco se presenta en su casa. Allí también está Don Gabriel que se da cuenta de lo que pasa y se marcha decepcionado con la marquesa y pensando lo peor de ella por caer en los brazos de un “mujeriego”.

Pacheco le confiesa lo que siente por ella y que está seguro de que ella siente lo mismo. Al final, ella le pide que se quede y él le responde que entonces no se irá nunca. Pasan la noche juntos, incluso hacen planes de futuro y al amanecer la marquesa abre la ventana de par en par y se asoma con él, como si con este gesto quisiera mostrar al mundo su amor clandestino.

Comentario

El personaje de la marquesa viuda tiene algo de autobiográfico en su decisión de afrontar los riesgos de romper con los convencionalismos sociales y tomar decisiones que, en la vida personal de la autora, la llevó a romper su matrimonio y asumir la experiencia del amor y la sexualidad con desbordante y natural libertad.

“Insolación” fue publicada en 1889. Doña Emilia, separada ya de su marido, tenía una relación amorosa con Benito Pérez Galdós. En el momento de su publicación esta novela escandalizó a los lectores por el tema tratado.

Para mi el tema principal de la novela es el deseo femenino, desde una perspectiva del siglo XIX, y de como las convenciones sociales se interponían ya en el camino de las mujeres. Hay muchas capas en la historia que requiere también muchas lecturas pero en el fondo somos partícipes, a través de la lectura, de la evolución de una mujer tranquila y sosegada que siente una pasión que no es capaz de controlar. Acabando por ser ella misma y no dejarse someter por las rígidas normas sociales. Es una novela que causó una gran conmoción en su época tanto por el tema tratado como por el enfoque. Este último más próximo a la mentalidad de hoy en día que a la de la época. 

Desde el punto de vista narrativo nos encontramos con dos voces, la de la propia protagonista, hablando en primera persona y a veces con su propia conciencia y la de un segundo narrador, en tercera persona, que describe los hechos sin juzgarlos.

Los ambientes están muy bien caracterizados, y el estudio psicológico de los personajes bien tratado, dando importancia a muchas mujeres durante la narración de distinto estrato social como aristócratas, camareras, criadas, gitanas, todas ellas muy bien identificadas. Los personajes femeninos, no solo el de la protagonista, tienen volumen y personalidad. No te dejan indiferente.

El personaje de Pacheco es descrito como mujeriego, adulador, seductor y libertino, como un verdadero Don Juan. En cambio, en contraposición encontramos otro personaje masculino, Don Gabriel Pardo de la Lage, caballero aristocrático de ideas liberales afrancesadas y caballeroso. Pero este personaje, en el fondo íntimamente conservador, criticará, sintiéndose engañado y frustrado en sus expectativas con la marquesa, la decisión coherente de la mujer al entregarse libremente a sus deseos en brazos del Don Juan.

Por otra parte, está el tiempo en el que transcurre la narración. Es muy corto. Apenas seis días de trato personal en la pareja, pero tan significativos que transforman sus vidas en lo más íntimo.

En la descripción de la historia, Doña Emilia se sirvió mucho del naturalismo, por ejemplo en la minuciosidad de datos al referirse a objetos, pero también tomó elementos del simbolismo, del realismo, al llevarnos a lugares de esparcimiento donde acuden los personajes, del costumbrismo, por sus escenas coloristas, como el baile, y en los diálogos, del romanticismo, etc. 

En esta novela, Doña Emilia reivindica el derecho de las mujeres a elegir libremente su estilo de vida a pesar de los convencionalismos sociales, en una época de hipocresía e intolerancia social.


¡¡Ahora os toca a vosotras!!!

¿Qué os ha parecido esta novela?

Intentando mirar al pasado, ¿Cómo veis que ha retratado la escritora esa época a nivel social y cultural?

Comentad que otros temas de debate os ha sugerido esta historia.

Nos leemos,

La mujer en la época de Doña Emilia

4 Oct

La enseñanza del siglo XIX, muy influenciada aún por la Iglesia a todos los niveles, sigue contemplando a la mujer en un papel secundario. La Iglesia católica tenía un concepto funcional de la mujer. Obedecía a su papel cohesionador al interior de la familia. El prototipo más frecuente fue el de perfecta casada, reina del hogar, piadosa, buena madre y buena esposa. Este concepto correspondía a un discurso ideológico sobre lo doméstico, y la Iglesia católica era su más agresivo portavoz.

Por esto, su instrucción en establecimientos educativos, oficiales o preferentemente privados, no estaba dirigida a formar académicas o sabias, sino mujeres piadosas; sabias en manejo de labores domésticas, expertas en trabajo de agujas.

La incorporación de la mujer al sistema educativo, según la Iglesia, era una forma de moldear en principios y valores cristianos al elemento cohesionador de la familia y el hogar. El acceso de la mujer al sistema educativo no buscaba, de ninguna manera, alterar la función social de la misma; buscaba fundamentalmente alfabetizarla y adiestrarla en algunos quehaceres domésticos para el mejor funcionamiento del hogar y de la familia. Su educación, en caso de haberla, debía ir orientada a su misión en la vida.

La Revolución Liberal no supuso un cambio sustancial en la situación de la mujer, ni en la política, ya que no podía votar ni ser votada, ni en su papel o rol social. La mujer siguió siendo el eje fundamental del hogar y de la familia. En principio, la incorporación de la mujer al mundo laboral fue escasa, aunque fue aumentando a medida que el país se fue transformando económicamente, aunque de forma lenta y discontinua. En el campo continuó su presencia en las tareas agrícolas y en el mundo industrial comenzó a ocupar puestos de baja cualificación y siempre de menor remuneración salarial. En las ciudades el sector doméstico (criadas, nodrizas) fue su principal destino laboral.

En las clases media y alta, la mujer siguió desempeñando labores de organización y administración de sus respectivas casas y familias, además de elemento fundamental en las cuestiones matrimoniales de conveniencia, especialmente, en los estratos sociales más superiores. Las mujeres solteras pudieron desempeñar algunas actividades económicas pero cuando se casaban perdían su autonomía, aunque siempre conservaron la propiedad de sus dotes o de las herencias propias incorporadas al matrimonio.

Segunda mitad del siglo XIX

Desde 1812 hasta 1868 era considerable el atraso en la modernización del país y la debilidad de los sectores de clase media. El régimen liberal, en sus primeros pasos hasta constituir un poder más sólido, se caracterizó por su precariedad e inestabilidad. Este fue el marco en el que tuvieron que desenvolverse las mujeres españolas.

Los años que se sucedieron durante el Sexenio Democrático determinaron el modelo liberal burgués y prepararon un cambio político y social que se fue consolidando a lo largo de la Restauración. Durante ese tiempo surgieron nuevos movimientos y organizaciones sociales y políticas; una nueva clase obrera y nuevas clases medias que, al igual que en otros países, exigieron un mayor protagonismo.

Con ellos se abrieron nuevas oportunidades de reivindicación colectiva para las mujeres. A lo largo del XIX se empezaron a definir los modelos de vida cotidiana que fueron determinados por los discursos de la época y que tuvieron que asumir las mujeres de los diferentes estratos sociales. Así, el pensamiento del liberalismo naciente y su idea acerca del papel diferenciador que tenían que desempeñar ambos sexos, imponía la esfera doméstica para las mujeres y establecía su ausencia de los espacios políticos de decisión.

En España, la evolución política y económica se hizo de forma más gradual que en el resto de Europa, ya que siguió persistiendo una aristocracia y una nobleza de gran importancia económica y notoriedad social, y una Iglesia Católica de notable influencia.

La sociedad española se fue organizando en clases sociales y la burguesía se erigió protagonista instaurando sus costumbres y estilo de vida como modelo social. En relación a esto, las diferencias entre las mujeres de las diferentes clases sociales eran muy marcadas. La vida de las mujeres de clases media y alta, acontecía dentro del espacio doméstico. La familia fue el eje principal de organización social burguesa. A través de ella se defendía la propiedad privada y esto precisaba de un modelo de mujer adecuado al modelo de familia acorde con el grupo social. La moral burguesa dispuso que el prototipo de mujer fuese el de la decente, pura y casta, controladora de sus pasiones, abnegada y sacrificada.

De esclava tal como fue concebida en siglos anteriores, la mujer pasó a ser distinguida como reina del hogar, enalteciendo las cualidades de sensibilidad, entrega, emotividad y afecto procedentes de su naturaleza. De tal forma que el hombre debía emplearse en llevar a cabo grandes logros y proteger a su familia, y la mujer debía limitarse al ámbito de la vida doméstica, principalmente en las faenas de la casa, mostrar los más dulces cuidados, atenciones y una ternura activa y vigilante. 

Por otro lado, si se establece una correlación entre la situación social y la cultural, se observa que la imagen femenina que se divulgó en la literatura del siglo XIX fue la de ángel del hogar, amparada por un rígido régimen patriarcal de valores. Esta figura obtuvo su auge a mediados de siglo. Se estableció entonces la separación de los sexos en dos esferas: pública y privada. Esto hay que tenerlo en cuenta a la hora de entender la imagen de la figura femenina en la literatura de este siglo, que fue dirigida hacia el sometimiento de la mujer, la sumisión y obediencia para preservar la institución burguesa más preciada, la familia, a través del matrimonio y la maternidad.

A partir de la Revolución de 1868 se pueden apreciar los primeros intentos de mejorar la condición social de las mujeres, pero siempre gracias a figuras, que siendo importantes y que han dejado su impronta en la historia española, estuvieron muy aisladas. Destacaron tres mujeres: Concepción Arenal, Emilia Pardo Bazán y Rosalía de Castro. Se esforzaron en defender cambios jurídicos y educativos.

El pensamiento feminista de Emilia Pardo Bazán

A través de sus novelas, ensayos, etc., Doña Emilia nos deja un retrato bastante realista del papel que la mujer representaba en la sociedad española de la segunda mitad del siglo XIX. Leyendo su obra podemos entender las diferencias que existían entre hombres y mujeres en el contexto social de su época y por otro, también podemos valorar el esfuerzo que hizo la escritora por hacer visible esta situación para que poco a poco se pudiera ir cambiando.

Aunque hace una denuncia sistemática de las desigualdades entre los dos sexos, su obra no tiene un carácter victimista ni se centra exclusivamente en las mujeres, sino que plantea las diferentes vías y expectativas que la sociedad ofrece para desarrollar la personalidad de los individuos, sean hombres o mujeres. Y desde esa perspectiva, destaca la fuerza de Doña Emilia por luchar contra lo establecido tanto social como intelectualmente y su afán por alcanzar una amplia cultura en un momento en que las mujeres en España eran analfabetas. 

La educación de las mujeres fue una de sus reivindicaciones más importante. Por una parte, critica que la educación que recibe la mujer burguesa no es más que una cultura de adorno con disciplinas como la música, la pintura, francés, etc. Y Por otra, señala que la escasa implantación del feminismo en nuestro país, con respecto a otros países de Europa, se debe a la falta de educación en España.

En 1892 se celebró en Madrid el Congreso Pedagógico Hispano-Portugués-Americano, donde tomaron parte activa la Asociación para la Enseñanza de la Mujer, un grupo de mujeres ilustres de la época como Concepción Arenal, Emilia Pardo Bazán. Uno de los temas específicos que se trataron fue la igualdad de ambos sexos en el acceso a los diferentes niveles de enseñanza. Las posturas fueron desde los que defendían el que las mujeres accedieran, a los que planteaban que se debía restringir su acceso ya que se ponía en peligro la institución familiar. Por su lado, en su ponencia titulada La Educación del hombre y de la mujer sus relaciones y sus diferencias, Doña Emilia expone sus ideas sobre la educación, planteando que ésta parte de principios opuestos para los dos sexos:

Mientras la educación masculina se inspire en un postulado optimista…, la educación femenina derívase del postulado pesimista o sea del supuesto que existe una antinomia o contradicción palmaria entre la ley moral y la ley intelectual de la mujer, cediendo en daño y perjuicio de la moral cuando redunda en beneficio de la intelectual, y que –para hablar en lenguaje liso y llano– la mujer es tanto más apta para su providencial destino cuanto más ignorante y estacionaria, y la intensidad de la educación, que constituye en el varón honra y gloria, para la hembra es deshonor y casi monstruosidad… el papel que a la mujer le corresponde en las funciones reproductivas de la especie, determina y limita las restantes funciones de su actividad humana, quitando a su destino toda significación individual, y no dejándole sino la que puede tener relativamente al destino del varón” .

La escritora intentó ser miembro de la Real Academia Española pero fue rechazada por unanimidad por ser mujer.

El matrimonio es otro de los temas que aborda. Traduce al castellano La esclavitud femenina de Stuart Mill, primer diputado que defiende la inclusión del voto femenino, en 1866, y en el prólogo se resalta la importancia de la compenetración de los dos cónyuges y que la relación no sea solo sexual sino también intelectual.

La cuestión del papel social de las jóvenes aparece, también, reflejado en el cuento Naúfragas, donde pretende despertar a las mujeres de su tiempo para que progresen, cosa que no será posible mientras permanezcan sumergidas en la ignorancia. Según su convicción, la situación de la mujer tendría que venir con el reconocimiento de su derecho al acceso a todos los niveles de enseñanza, incluida la formación universitaria y que les permitieran realizar el ejercicio de sus carreras en el mundo laboral.

Otro aspecto a resaltar, que define bien su figura y su relevancia histórica, son las diversas relaciones entre los sexos basadas en la amistad entre iguales, rompiendo claramente la cultura establecida de la época, donde a la mujer se le exigía sumisión al hombre dentro del matrimonio. Esta relación de amistad que defendía nuestra autora adquiría una dimensión doblemente transgresora, pues entraba sin tapujos en el plano literario, de intercambio de opiniones y pareceres sobre sus obras, en un contexto en el que la mujer era considerada inferior intelectualmente.

La época de Doña Emilia

1 Oct

2c6e707cd981f56f242091fa1e1c9722

Contexto histórico

Nos situamos a mediados del siglo XIX cuando Emilia Pardo Bazán nace en A Coruña. España era una monarquía gobernada por la reina Isabel II (1930-1904) que accedió al trono con tan solo tres años de edad, gracias a la derogación en 1930 de la denominada “Ley Sálica”.

Imagen de Isabel II

Esto provocó la insurgencia del infante Carlos María Isidro, tío de Isabel, quién apoyado por los grupos absolutistas (denominados “carlistas”) ya habían intentando proclamarlo rey durante la agonía de Fernando VII, padre de Isabel II.

Estas diferencias entre carlistas e isabelinos llevó a España a la primera guerra carlista (1833-1840) que terminó con el triunfo de los partidarios de Isabel II. Ésta empezó su reinado (tras varias regencias debido a su minoría de edad) en 1843, con 13 años de edad.

Durante el reinado de Isabel II, España se modernizó notablemente gracias al esfuerzo que se hizo en inversiones en obras públicas como el tendido ferroviario, puentes, señalización de costas aunque por el contrario, industrialmente España estaba muy desarticulada ya que las iniciativas de inversión se dieron más en la periferia. En cuanto a la enseñanza tampoco se advirtieron muchos avances con respecto a su padre. Con la crisis económica de 1866 el descontento fue general. 

Con la Revolución de 1868 (conocida como la Gloriosa) Isabel II se vio obligada a abandonar España en tren desde San Sebastián donde veraneaba. Se exilió en Francia donde recibió el amparo de Napoleón III y allí se quedó hasta su muerte en 1904. Se abrió entonces el periodo denominado Sexenio Democrático (1868-1974).

En 1870 abdicó en París a favor de su hijo, el futuro Alfonso XII. 

Restauración borbónica (1875-1902)

Diseñado por Cánovas del Castillo con el objetivo de superar los problemas derivados de la monarquía de Isabel II, se instaura un régimen monárquico constitucional y parlamentario presidido por la figura del rey Alfonso XII. Medidas de Cánovas del Castillo:

Imagen Alfonso XII

  • Acabar con las guerras carlistas, intentando unificar a todos los monárquicos bajo la figura de Alfonso XII, consiguiéndolo en 1876.
  • Acuerdo con los independentistas cubanos mediante la paz de Zanjón de 1878 (Guerra de los diez años).
  • Medidas políticas: mayor apoyo al clero, prohibición de periódicos que se opusieran al régimen imperante, conseguir el apoyo del ejército unificando los mandos entorno al rey, se renovaron los cargos en ayuntamientos…..
  • Constitución de 1876: soberanía compartida entre el rey y las Cortes, la elección a través de sufragio universal masculino a partir de 1890, etc. Sistema bicameral. Establecía España como un estado confesional católico en la que se permitían otros cultos privados, la inviolabilidad jurídico del rey, mando supremo de las fuerzas armadas y con poder de intervención en los poderes políticos (nombrando ministros, funcioanarios, etc,). Recogía además ciertas libertades básicas como el derecho a la imprenta, expresión o reunión. Era un sistema bipartidista inspirado en el Reino Unido (“Conservadores” liderados por Cánovas y “liberales” liderados por Sagasta).

Este periodo se caracteriza por el caciquismo y la falta de democracia real.

En 1885 muere sorpresivamente Alfonso XII y toma la regencia María Cristina hasta que Alfonso XIII sea mayor de edad.

Contexto económico

Las desamortizaciones fue una consecuencia de la revolución industrial originada en Gran Bretaña, en el siglo anterior, ya que se cambio de una producción de tipo agrario a otra de tipo industrial. Aún así, como el desarrollo económico en España durante el siglo XIX fue bastante lento, estos cambios tardaron en llegar.

  • Entre 1800 y 1830 se produjo una interrupción del crecimiento económico derivado por la Guerra de la Independencia Española y la consecuente pérdida de los territorios coloniales del centro y del sur de América.
  • Entre 1830 y 1875 aparecerá un crecimiento importante de la burguesía industrial enriquecida con las inversiones y beneficios empresariales que se opondrá a la clásica oligarquía terrateniente.
  • Entre 1875 y 1914 se produjo un gran desarrollo del sector industrial, sobre todo por ejemplo de la siderurgia vasca y de la industria catalana.

El mayor reto económico estaba en el sector primario, en la agricultura. Hubo varias crisis de subsistencia en la agricultura a mediados del siglo XIX. Había muchas tierras improductivas en manos de la nobleza y del clero que no permitían un flujo económico positivo. El gobierno tras detectar que esto impedía el crecimiento de la economía, decidió hacer una reforma agraria  que provocase el paso de una economía de la propiedad de tipo señorial a otra de tipo capitalista. Esta reforma consistió en la disolución del régimen señorial de propiedad de la tierra y la desvinculación de la tierra de manos improductivas, mediante unas medidas que recibirán el nombre de desamortizaciones.

Las desamortizaciones a lo largo de todo el siglo XIX consiguió mayor zona cultivable pero no grandes cambios en la propiedad de la tierra. Estas reformas provocaron que en la zona sur se acrecentara el latifundismo y en la zona norte las pequeñas propiedades.  El resultado de la desamortización fue concentrar la propiedad en cada región en proporción al tamaño existente previamente, por lo que no se produjo un cambio radical en la estructura de la propiedad.​ Las parcelas pequeñas que se subastaron fueron compradas por los habitantes de localidades próximas, mientras que las de mayor tamaño las adquirieron personas más ricas que vivían generalmente en ciudades a mayor distancia de la propiedad.

En 1866 estalló la primera crisis financiera de la historia del capitalismo español. Aunque estuvo precedida de la crisis de la industria textil catalana, cuyos primeros síntomas aparecieron en 1862 a consecuencia de la escasez de algodón provocada por la guerra civil estadounidense, el detonante de la crisis financiera de 1866 fueron las pérdidas de las compañías ferroviarias, que arrastraron con ellas a bancos y sociedades de crédito. Las primeras quiebras de sociedades de crédito vinculadas a las compañías ferroviarias se produjeron en 1864, pero fue en mayo de 1866 cuando la crisis alcanzó a dos importantes sociedades de crédito de Barcelona, la Catalana General de Crédito y el Crédito Mobiliario Barcelonés, lo que desató una oleada de pánico.

Contexto social

A lo largo del siglo XIX la población española pasó de 10 a 20 millones de habitantes, aunque lo hizo a un ritmo más lento que en el resto de Europa. Los estamentos propios del Antiguo Régimen dieron paso a una moderna sociedad dividida por clases propias de una sociedad capitalista: la nobleza (en la cúspide de la sociedad) que había perdido parte de sus derechos señoriales pero había ganado poder económico gracias a las desamortizaciones y que se integró en los grupos dirigentes de la sociedad burguesa, otro estamento privilegiado era la Iglesia que gozaba de menor influencia en la sociedad y de pérdidas económicas debido a las propiedades sustraídas con las desamortizaciones Vio muy disminuido su patrimonio.

La burguesía, a partir de mediados del siglo XIX, adquirirá mucho protagonismo dentro de las clases dirigentes diferenciándose ente ella en Alta (industriales, financieros, militares, etc.), Media (comerciantes, médicos, etc.) y Baja (tenderos, artesanos, etc.).

La mayor parte de la población, las llamadas “clases populares” estaban constituidas por el campesinado y obreros industriales. Las condiciones de vida de los campesinos era muy mala y emigraron a las ciudades en lo que se denominó “éxodo rural del siglo XIX” buscando mejores condiciones de vida y salarios más altos.

En esta segunda mitad de siglo nacieron las asociaciones de obreros y los sindicatos.  

A finales del siglo XIX y primeras décadas del XX la burguesía aumentó su poder económico e influencia gracias a la propiedad de la tierra, las grandes empresas industriales, financieras y comerciales. En este grupo también se pueden incluir las capas más altas de la administración y de las profesiones liberales.

El naturalismo

El naturalismo es una derivación del realismo, imperante a principios del siglo XIX, y tuvo lugar hacia la segunda mitad del siglo XIX. Estuvo fuertemente influenciado por el determinismo, la ciencia experimental y el materialismo. Se ocupaba también de la realidad social, pero en lugar de posicionarse críticamente frente a ella, pretendía mostrarla sin intervención del juicio personal.

Entre sus autores más destacados se pueden mencionar:

  • Emile Zolá, Naná
  • Guy de Maupassat, Bola de sebo
  • Thomas Hardy, Dinastías

 

Nuestra próxima lectura: “Insolación” de Emilia Pardo Bazán

27 Sep

“Si no lo decimos, lo pensamos, y no hay nada más peligroso que lo reprimido y oculto, lo que se queda dentro.

Iniciaremos este curso con una obra del siglo XIX que fue escandalosa en su día y que su revisión se ha vuelto a poner de moda este año. Vamos a leer “Insolación”, de la escritora gallega Emilia Pardo Bazán, más conocida como Doña Emilia. Obra escrita en 1889 y reeditada por la editorial Reino de Cordelia, el año pasado, en una bonita edición ilustrada.

Este es el pequeño homenaje desde el club virtual a una escritora que se adelantó a su tiempo y que este año conmemoramos el centenario de su muerte.

La obra

La marquesa de Andrade vivía contenta, algo envanecida de haber soltado la cáscara provinciana, y satisfecha también de conservar su honradez como la conservan allá en Vigo las señoras muy visibles, que no dan un paso sin que el vecindario sepa si fue con el pie izquierdo o el derecho”.

Asís Taboada, joven atractiva y prematuramente viuda, se despierta una mañana con una fuerte resaca, provocada por los excesos que ha cometido el día anterior en la feria madrileña de San Isidro en compañía de un galán seductor y calavera, el gaditano Diego Pacheco. Aunque la moral de la época lanza constantes alertas para que se olvide de ese pretendiente, ella no lo tiene tan claro y desoye los consejos de la buena moral.

Publicada en 1892 se consideró ya desde el inicio como una obra escandalosa, por lenguaje, su temática, ya que en ella se ventilaban asuntos como el de la distinta moral sexual para hombres y mujeres. Clarín había sentenciado la novela en sus “Paliques“: Antipático, poema de una jamona atrasada de caricias, y Pereda había dicho a los lectores de El Imparcial que los protagonistas de “Insolación” vivían amancebados a la vista del lector, con minuciosos pormenores sobre su manera de pecar.

A pesar de esto, la crítica ha destacado lo que ya en su tiempo algunos entrevieron: el magnífico estudio psicológico del personaje femenino y la calidad literaria de la obra.

El estudio introductorio de Marina Mayoral desentraña las circunstancias que rodearon la aparición de la novela y ahonda en los mecanismos de la creación novelesca, permitiendo así al lector actual una mayor comprensión y un disfrute más pleno de la obra.

La autora

Sobran personas maldicientes y deslenguadas que interpretan y traducen siniestramente las cosas más sencillas, y de poco le sirve a una mujer pasarse la vida muy sobre aviso, si se descuida una hora…”

Emilia Pardo Bazán nació el 16 de septiembre de 1851 en A Coruña y murió el 12 de mayo de 1921. Condesa de Pardo Bazán, fue una noble y novelista, periodista, ensayista, crítica literaria, poetisa, dramaturga, traductora, editora, catedrática y conferenciante introductora del naturalismo en España y precursora del feminismo.

Fue precursora en sus ideas acerca de los derechos de las mujeres y del feminismo. Consideraba que las mujeres debían de formarse y tener una educación igual que la de los hombres. Dedicó parte importante de su actuación pública a defender sus ideas.

En 1883 publica “La Tribuna” considerada la primera novela social y la primera novela naturalista española. Cuenta la historia de una mujer obrera y refleja el ambiente de trabajo en una fábrica, mostrando el ambiente de las cigarreras de A Coruña a la que da el nombre literario de Marineda.

Doña Emilia incorpora por primera vez en la novela española al proletariado (antes que Galdós y Blasco Ibáñez) y describe los métodos industriales, formas de trabajo, duros horarios y el ambiente obrero en años de intensa movilización social, a la vez que realiza un profundo análisis del mundo femenino y de la doble jornada de las obreras siendo madres y trabajadoras.

Entre su obra literaria más reconocida destaca la novela “Los pazos de Ulloa” (1886) que la consagró como una de las grandes escritoras de la literatura española. En ella describe la decadencia de la oligarquía terrateniente que ha perdido su papel de liderazgo social, la nobleza degradada, un patético retrato de la decadencia del mundo rural gallego y de la aristocracia.

En 1885 publicó “La dama joven” en la que habla de crisis matrimoniales, justo en el momento en que empieza la separación entre ella y su marido.

También publicó ensayos como “La revolución y la novela en Rusia” (1887) o “La mujer española” (1890).

Doña Emilia murió en 1921, en Madrid, víctima de un virus muy agresivo probablemente consecuencia de la Gripe de 1918.

La Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes tiene obras de la escritora en línea. También podéis acceder a su creación literaria a través del catálogo Ebiblio dependiente de las Comunidades Autónomas.


Calendario de lecturas:

  • Presentación de la novela: 27 de septiembre de 2021
  • Contexto histórico: 1 y 4 de octubre de 2021.
  • Comentario de la novela: 18 de octubre de 2021.

Todos los lectores/as que estáis apuntados a recoger un ejemplar físico ya lo tenéis disponible en la biblioteca para retirar.

¡¡Nos leemos!!! buen comienzo de curso,

Míster Tamburino

10 Jun

La única patria que tiene el hombre es su infancia” (Rainer María Rilke)

Argumento

Tambu y su hermana Rebe tienen que instalarse en el piso de su vecino, Armando, cuando su padre atraviesa una difícil enfermedad y su madre tiene que cuidarlo. Allí entablarán amistad con sus dos hijos, Elvis, compañero de Tambu en el colegio y Claudia, su hermana.

Entre los cuatro se establece un círculo de complicidades, por un lado los dos niños que se vuelven inseparables y por otro, las dos niñas que se relacionan por las circunstancias familiares que están atravesando.

Elvis tiene un año menos que Tambu pero van a la misma clase porque Tambu ha repetido curso. El padre de Elvis tiene problemas con el alcohol y se pasa todo el día encerrado en su piso en pijama y haciendo descansos del “teletrabajo”. Su madre se ha ido hace tiempo y no tienen noticias de ella.

“Solo hay una clase de niños que prefieren el colegio antes que nada, y son los que no tienen familia.”

Para Tambu, Elvis se convierte en su mejor amigo, con él hará nuevos descubrimientos, como el juego de las tinieblas o el descubrimiento del sexo. Junto a él, Tambu crecerá. Y crecer significa comprender pero también cometer errores que te pueden marcar para siempre. Tambu tendrá problemas con los compañeros del colegio, problemas en casa y también problemas consigo mismo y los expondrá abiertamente ante el lector.

Esta etapa es la etapa de “las primeras veces”, de la emoción y el miedo que sientes al hacer algo por primera vez. Tambu recibió un beso por primera vez de “Dani ojitos“, el niño más guapo del colegio pero se avergonzaba de esa situación. No quería que nadie se enterase, pero no le importaba decir que él y Elvis eran novios pero “no maricones” porque eso era un insulto y muy feo, sin entender muy bien que es lo que significaba o implicaba. Sentía por primera vez amor por alguien, y ese alguien era su mejor amigo Elvis.

“Querer a la gente es mirarla mucho hasta no saber si es guapa o fea, y que no te importe lo más mínimo”. 

El capítulo VIII se desarrolla en el bar Álamos y allí es donde sucede la desgracia. Tambu tiene que lidiar con los abusones del colegio y proteger a su amigo Elvis. Un final trágico, lleno de desesperanza y donde para seguir viviendo, tienes que volver a empezar de cero.

“No recuerdo más, no quiero recordar más, pero eso sí lo recuerdo, el ruido que hacía la navaja en las tripas de ese abusón”.

Análisis del libro

“Papá decía que el amor y la muerte eran lo que convertía a un niño en mayor; se olvidaba de algo más importante aún: el amor, la muerte y él mismo.”

Es una novela sobre la infancia. Manuel Jabois ha querido retratar ese momento en que por circunstancias, vivencias y situaciones personales dejas la infancia atrás. Se pierde la inocencia. Sientes que saltas al mundo sin una red de seguridad. Jabois relata las experiencias de unos niños de diez años que cursan EGB en un colegio de Pontevedra.

Está narrado en primera persona por Tambu, unos años después de transcurrida la historia. En el momento de contarla, tiene unos catorce años y se nota que su mirada ya no es la de un niño, sino la de alguien que ha tenido que madurar muy rápido.

En la  historia Tambu tiene diez años y es el auténtico protagonista de la novela. A su lado está su querida hermana Rebe, su mejor amigo Elvis y la hermana de éste, Claudia.  Se podría decir que Tambu vive en una familia desestructurada, con un padre enfermo y una madre bastante ausente. En cambio, Rebe, su hermana es para él su referente familiar ya que ejerce tanto de padre como de madre y por la que siente un amor y respeto enorme.

El autor no escogió al azar los nombres de los dos niños, Tambu y Elvis, al contrario de lo que se pudiese pensar, no son nombres que hagan referencia al original (Mr Tamburino de Bob Dylan o Elvis Presley) sino en el primer caso al homenaje que le hace Franco Battiato a Bob Dylan en su canción y por el niño protagonista de la novela de María Gripe, “Elvis Karlsson”.

Jabois también ha querido tratar también el tema de los “miedos”. Cuando eres un niño/a siempre tienes miedo a cosas irracionales que no existen realmente  y con las que tienes que lidiar a diario, después cuando creces los miedos van cambiando. El autor resalta el miedo a la nostalgia, a olvidarte de la gente que has querido o que te han querido, y sobre todo a olvidarte de una etapa en la que has sido plenamente feliz.

Junto a él, Tambu crecerá. Y crecer significa comprender pero también cometer errores que te pueden marcar para siempre. Elvis aun es más inocente que Tambu por eso lo sigue ciegamente a todas partes. Tambu ejerce sobre él el instinto de protección que ejercía su hermana sobre él. 

El autor confirma que el protagonista no es él, pero seguro que esta novela está llena de recuerdos o anécdotas vividas en su infancia. Como el protagonista, vivió su infancia en Pontevedra y aún conserva y se reúne con sus amigos de entonces, por eso sus recuerdos se mantienen nítidos, porque los comparten.

No sé si la infancia es la etapa más difícil del ser humano, porque para mi es la adolescencia, pero sí que creo que es una etapa crucial para el desarrollo de las personas como individuos, donde se establecen las claves que marcarán su autoestima, su identidad, su carácter, en definitiva el ser “nosotros mismos”. Es una etapa, la transición a la adolescencia, donde se necesitan referencias para interiorizar valores y donde se necesita sentirte parte de un grupo mayor (como ocurrirá también en la adolescencia). 

Aquí os dejo una entrevista de Atrapalibros con el autor en 2019.


Espero que os haya gustado esta novela. ¡¡¡Ahora os toca a vosotros dejad vuestras opiniones!!!!

Mis recomendaciones de otros libros sobre la infancia:

  • “Un árbol crece en Brooklyn” de Betty Smith, publicado en 1943.
  • “Claus y Lucas” de Agota Kristof, publicado en 1986.
  • “El niño en la cima de la montaña” de John Boyne, publicado en 2015.
  • “Las lealtades” de Delphin De Vigan, publicado en 2018.

Volveremos en septiembre, la última semana. Espero que todos y todas tengáis un estupendo verano.

Nuestra próxima lectura: “Malaherba” de Manuel Jabois

24 May

Como última lectura de esta temporada, vamos a quedarnos en Galicia con la novela “Malaherba” del escritor pontevedrés Manuel Jabois  y que editó Alfaguara en 2019.

La novela

«La primera vez que papá murió todos pensamos que estaba fingiendo.»

Así empieza “Malaherba”. Un día Mr Tamburino, Tambu, un niño de diez años, se encuentra a su padre tirado en la habitación y conoce a Elvis, un nuevo compañero de su clase. Descubrirá por primera vez el amor y la muerte, pero no de la forma que él cree. Y los dos, Tambu y Elvis, vivirán juntos los últimos días de la niñez, esos en los que aún pasan cosas que no se pueden explicar y sentimientos a los que todavía no se sabe poner nombre.

Esta es una historia de dos niños que viven una extraña y solitaria historia de amor. Un libro sobre las cosas terribles que se hacen con cariño, escrito con humor y una prosa rápida que avanza llevando a Tambu y su hermana Rebe, a Claudia y su hermano Elvis, a la frontera de un mundo nuevo.

«Bien sabe Dios que es más peligrosa la pena que el odio, porque el odio puede destruir lo que odias, pero la pena lo destruye todo.»

Es una novela sobre la infancia. Manuel Jabois recupera experiencias de unos niños alrededor de diez años que están cursando el antiguo EGB. Como dijo en una entrevista, no es autobiográfica.

El autor

Manuel Jabois nació en Sanxenxo (Pontevedra) en 1978. A finales de 1998 inició su trayectoria con el periodismo mientras estudiaba la carrera de Filología Hispánica en Santiago de Compostela, ejerciendo como corresponsal, en su localidad, del Diario de Pontevedra. En el año 2003 ganó el XXIV Premio Nacional de Periodismo Julio Camba.

Durante su carrera profesional ha colaborado con los periódicos El Progreso, El Mundo y el  Diario de Pontevedra, la revista humor Retranca, la cadena de radio Onda Cero y el magazín cultural digital Jot Down. En 2008 publicó su primera novela “A estación violeta” escrita en gallego.

En 2011 publicó “Irse a Madrid y otras columnas” en Pepitas de Calabaza, una recopilación de artículos publicados en el Diario de Pontevedra, el Progreso y la revesita digital “FronteraD”, recibido con buenas críticas.

En 2008 publicó un breve ensayo sobre fútbol de carácter autobiográfico “Grupo salvaje“. En 2016 publicó “Nos vemos en esta vida o en la otra“, un reportaje novelado sobre El Gitanillo, el único menor implicado en la trama de los atentados del 11 de marzo de 2004.

Desde el 2015 escribe reportajes, crónicas y columnas en el diario El País, también tiene un espacio diario en el programa “Hoy por hoy” de la Cadena Ser.

Sus últimas novelas son “Malaherba” publicada en 2019 y “Miss Marte” publicada por Alfaguara en 2021.


Calendario de lecturas:

  • Presentación de la novela: 24 de mayo 2021.
  • Comentarios de la novela: 10 de junio 2021.

Ya lo tenéis disponible para la recogida en el mostrador de la biblioteca Fórum. Acordaros de devolver la novela “Nosotros en la noche” de Kent Haruf al recoger este ejemplar en la biblioteca.

Nos leemos,

Addie y Louise

20 May

Argumento

“No sé por qué me has elegido (…) Porque creo que eres un buen hombre. Un hombre amable.”

Addie se presenta en la casa de Louise y le propone pasar las noches juntos para combatir la soledad. Charlar, hacerse compañía, sin sexo y sin compromiso. A Louise le coge de sorpresa esta proposición pero acepta porque no tiene nada que perder. Ambos son mayores, sobre los setenta años, viudos desde hace tiempo y viviendo solos en sus casas.

Addie y Louis se entienden. Se hacen compañía y hablan sobre su vida. Solo duermen juntos y por la mañana, él se levanta y se marcha a su casa. Pronto empiezan a ser la “comidilla” de todo el pueblo. Hasta sus hijos, que no viven en Holt son advertidos por los vecinos de lo que está ocurriendo. Pero ellos, no ajenos a esto, intentan vivir al margen sin importarles lo más mínimo lo que se comenta a su alrededor y como muestra, salen a cenar y a pasear por el centro del pueblo para hacer pública su relación.

A raiz de esto, Holly, la hija de Louise, le dice a su padre que la tiene preocupada al enterarse de que está con Addie Moore. Porque, se pregunta “¿Qué diría mamá?“. Pero acaba aceptándolo aunque no le gusta la situación.

En el caso de Addie es distinto. Ella tuvo dos hijos. Ahora solo le sobrevive uno. La primera fue una niña y se llamó Connie. Murió de un accidente cuanto apenas tenía 11 años. Fue un duro golpe y nunca se recuperó del todo. El segundo hijo se llama Gene y quedó muy afectado por la muerte de su hermana y el distanciamiento de sus padres. Tampoco entiende la relación de su madre. Cree que Louis es un oportunista y que solo va detrás de su dinero. No atiende a razones. 

En verano le deja a su hijo Jamie para que lo cuide la abuela. Su mujer se ha marchado y tiene que atender un negocio ruinoso para el que también pide ayuda económica a su madre. Addie acepta a su nieta de buena gana. Entre ella y Louis están con él todo el verano y son felices. Al llegar el otoño, Gene viene a buscar a su hijo porque va a intentar salvar su matrimonio. Al poco tiempo vuelve y le dice a su madre que se avergüenza de la relación que mantiene con Louis, que sabe que duermen juntos y que su hijo ha dormido con ellos y que si no quiere perder a los dos, tiene que finalizar esa relación.

Addie por miedo a quedarse sin su familia decide romper con Lois que entiende la situación pero no la comparte. Tras un pequeño accidente de Addie que la lleva al hospital, retoman la relación por teléfono y dejan la puerta abierta a seguir con la relación aunque sea en secreto.

Comentario

Es una novela corta, concisa y con pocos personajes. La encontré conmovedora, nostálgica y al mismo tiempo agridulce. Los diálogos en la pareja son cortos, sinceros, directos y llenos de ternura pero sin caer en la sensiblería.

El autor nos sitúa en un lugar de la llamada América profunda con fuertes tradiciones, conservadora y muy religiosa. Y de repente, dos personas de setenta años que apenas se conocen, y contra todo pronóstico, pasan de las convicciones sociales e inician una relación que todo el pueblo cree que es sexual. Pocos les preguntan, pero todos comentan.

Iniciar esta relación de esta manera me ha parecido muy valiente. Sobre todo por parte de Addie que es la que inicia y propone la situación. Como dice ella, no tenía nada que perder salvo la humillación al rechazo. Quizá esto último es lo que impide en muchas casos, dar un paso adelante e intentar cambiar las cosas cuando no se es feliz. 

Me causó crispación la intolerancia de los hijos (más que la de la sociedad). Puedes vivir sin el cariño de tus vecinos pero no sin el cariño de tu familia. Addie lo tiene claro. Quiere a su nieto Jamie por encima de todo y teme perderlo, por eso cede al chantaje moralista de su hijo Gene. Gene no tiene reparo en pedirle ayuda para cuidar a su hijo, ni tampoco para solucionar sus problemas económicos, pero tiene miedo que un nuevo intruso en la familia se quede con el dinero de su madre. Puro egoísmo.

“Que qué hago. ¿Mi madre se acuesta con el viejo que tiene por vecino mientras mi hijo duerme en el cuarto de al lado y se supone que no debo preguntar?”

Si os casáis se quedará con la mitad de todo lo que tienes, ¿no? No podría impedírselo”

A pesar de todo esto, Nosotros en la noche es un canto a la esperanza, a ser capaz de vivir sin ataduras y sin miedo al que dirán. Una historia donde los hijos son más intransigentes que los padres, menos libres, menos felices.

El autor nos anima a buscar la felicidad en cualquier momento de la vida en la que nos encontremos, a pesar de las circunstancias y del entorno.


¡Ahora os toca a vosotros!

¿Qué os ha parecido la novela? alguno de vosotros/as ha visto la película ¿os encajan los actores en los personajes protagonistas?

Nuestra próxima lectura: “Nosotros en la noche” de Kent Haruf

3 May

Os presento la última novela del escritor estadounidense Kent Haruf titulada “Nosotros en la noche“. Fue escrita en 2014 cuando le diagnosticaron una enfermedad grave y sabía que le quedaba poco tiempo de vida. 

La novela

“Y entonces llegó el día en que Addie Moore pasó a visitar a Louis Waters. Fue un atardecer de mayo justo antes de que oscureciera”.

Louis Waters y Addie Moore llevan gran parte de su vida siendo vecinos en la apacible localidad de Holt, en Colorado. Ambos enviudaron hace años y acaban de franquear las puertas de la vejez, por lo que no han tenido más opción que acostumbrarse a estar solos, sobre todo en las horas más difíciles, después del anochecer. Pero Addie no está dispuesta a conformarse. De la forma más natural, decide hacer una inesperada visita a su vecino: «Me preguntaba si vendrías a pasar las noches conmigo. Y hablar…». Ante tan sorprendente propuesta, Louis no puede hacer otra cosa que acceder.

Al principio se sienten extraños, pero noche tras noche van conociéndose de nuevo: hablan de su juventud y sus matrimonios, de sus esperanzas pasadas y sus miedos presentes, de sus logros y errores. La intimidad entre ambos va creciendo y, a pesar de las habladurías de los vecinos y la incomprensión de sus propios hijos, vislumbran la posibilidad real de pasar juntos el resto de sus días.

Esta breve novela está llena de ternura y nostalgia. Espero que no os deje indiferentes.

En 2017, Ritesh Batra dirigió la película basada en esta novela y protagonizada por Jane Fonda y Robert Redford.

El autor

Nació en Pueblo (Colorado) y era hijo de un ministro metodista. En 1965 se graduó en la Nebraska Wesleyan University, donde impartiría clases más tarde.

Antes de convertirse en escritor, Haruf trabajó en una variedad de oficios, incluida una granja de pollos en Colorado, una empresa de construcción en Wyoming, un hospital de rehabilitación en Denver, un hospital en Phoenix, una biblioteca presidencial en Iowa, una escuela secundaria alternativa en Wisconsin y universidades en Nebraska e Illinois y como maestro de inglés en el Cuerpo de Paz en Turquía.

Haruf escribió seis novelas: “The tie that Binds” (1984), “Where you once belonged” (1990), “La canción de la llanura” (1999), “Al final de la tarde” (2004), “Bendición” (2013), “Nosotros en la noche” (2015). Sus historias parten siempre de los espacios y las gentes de ciertas pequeñas comunidades de Colorado, de donde es oriundo.

Ha sido galardonado con el Whiting Foundation Writers’ Award, el Mountains & Plains Booksellers Award y el Wallace Stegner Award. Obtuvo también una mención especial de la PEN/Hemingway Foundation y fue finalista del National Book Award, el Los Angeles Times Book Prize y el New Yorker Book Award.

En noviembre de 2014, Haruf murió en su casa a Salida (Colorado) a la edad de 71 años por problemas pulmonares.

Calendario de lecturas:

  • Presentación de la lectura:  3 de mayo 2021
  • Comentario de la novela: 20 de mayo 2021

Nos leemos,

 

El testamento de Sensei

27 Abr

“Nadie es malo por naturaleza. Hasta el más honesto puede cambiar en función de las circunstancias.”

Sensei le escribe una carta, donde le avanza que cuando la lea él ya llevará tiempo muerto. La carta es una excusa para abrirle su corazón y confesarle las circunstancias que le llevaron en la vida a pensar y vivir como  lo estaba haciendo.

Le cuenta que cuando apenas tenía 20 años sus padres murieron y se quedó a cargo de su tío. Poco a poco, su tío fue apropiándose de su herencia y dilapidando el dinero. Se sintió estafado porque no sólo se instaló en la casa familiar sino que pretendía que Sensei se casara con su hija para unir lazos familiares y que la herencia se quedase en su lado. 

Sensei rechazó esta oferta y poco a poco fue descubriendo como era su tío y la gran decepción que le causó. Así que decidió liquidar su herencia e irse a vivir definitivamente a Tokio. Aunque su fortuna había menguado mucho, le permitía seguir llevando una vida desahogada como estudiante en la ciudad.

Se alojó en la casa de una viuda y su hija. Lo trataban como de la familia y en poco tiempo empezó a sentirse cómodo en esa situación. Sentía una atracción amorosa por la hija de la dueña de la casa, a la que llama Ojyosan. Pero el temor a sentirse engañado otra vez, lo paralizaba. No sabía interpretar bien las intenciones que albergaba la madre. Desde la experiencia con su tío, desconfiaba de todo el mundo.

Así estaban las cosas cuando K, un amigo de la infancia, entró en la casa a vivir también con ellos. K era una persona con una fuerte personalidad, más espiritual que física, se sentía alejado de todo el mundo. Había sido dado en adopción de pequeño y ahora por una mentira en sus estudios había sido rechazado por ambas familias.

Poco a poco K se fue acostumbrando a la vida en la casa y fue intimando con Ojyosan provocando los celos de Sensei. Fue incapaz de contarle a su amigo el amor que sentía por la joven. Hasta el punto ocultó sus sentimientos que un día K le pidió consejo porque se sentía atraído por Ojyosan. 

“Todas nuestras capacidades, ya sean físicas o espirituales, exigen un estímulo externo, tanto para su desarrollo como para su ulterior destrucción.” 

Esta confesión provocó que Sensei urdiera un plan para desbancar a su amigo de este deseo. Y utilizó sus mismos argumentos para decirle que no se apartara de la senda de esfuerzo y aislamiento que se había marcado en la vida. Sensei sacó lo peor de si mismo.

“Si lo he vencido, ha sido por comportarme como un canalla, pero él me ha ganado como persona.”

Así que decidió adelantarse a K y pedirle la mano de su hija a Okusan. Esta accedió.  K después de saber la noticia del compromiso de Sensei con Ojyosan, se suicidó. Se cortó la carótida y dejó una nota de despedida: “Me quito la vida por falta de voluntad, por haber perdido toda esperanza de llegar a ser quien quiero.”

Sensei se sintió culpable. Culpable de su falta de honestidad. De haber utilizado la ventaja y la estrategia para pasar por encima de su amigo K en su enamoramiento de la misma mujer, y por tanto, le prometió a su familia que iría a visitar su tumba una vez al mes el resto de su vida, le pediría perdón y le diría que nunca le abandonaría.

Se casó con Ojyosan. Pero no fue capaz de eliminar la culpa que sentía por lo sucedido y esto enturbió su felicidad. Un muro de incomprensión se levantó en el matrimonio. Sensei era incapaz de abrir su corazón y sincerarse con su mujer.

“A pesar de haber decidido enterrarme en vida, de vez en cuando mi corazón brincaba de alegría movido por algún estímulo externo”

La batalla interior no había cesado en todos estos años. Considera que fue feliz en su matrimonio, a pesar de todo esto pero sentía que al igual que la era Meiji, su vida había llegado al final.

Su confesión era sincera y quería que su joven amigo aprendiera algo más de la condición humana, aunque le pidió que nunca revelara este relato a su mujer, porque no quería que le cambiara la imagen que tenía de él.

“Y mientras ella esté viva, quiero que guardes todo esto en tu corazón como el más preciado de los secretos”.

Comentario literario

Kokoro es un libro clave en la literatura japonesa. Es una novela de ficción aunque se encuentran varias referencias a acontecimientos históricos que marcaron la historia del país a finales del siglo XIX y principios del XX. Además, esta novela está marcada por la experiencia y vida de su autor.

Natsume Soseki  (1867-1916) fue hijo de una familia que, al igual que el personaje de K, lo daría en adopción para más tarde y más tarde lo readmitiría. Vio morir a su madre siendo muy joven y a dos de sus hermanos. Se especializó durante sus años universitarios en literatura británica, país al que acabó viajando pero cuya pésima experiencia le llevó a un profundo desencanto. Esto le llevó a volver a los clásicos, que nunca abandonó del todo. Se debe tener en cuenta que los años de su vida se ajustan perfectamente al periodo Meiji, por lo que al morir el Emperador (1912), coincidiendo cuando su salud más se deterioraba, es lógico que sintiese que se acababa una época, su época.

Estos acontecimientos hicieron que su prosa se volviese más triste, más desesperanzadora y en cierta medida, más intimista.

El libro está dividido en tres partes. La primera relata el encuentro del protagonista con Sensei y como van forjando su amistad. El protagonista lo considera un maestro e intenta aprender de él, pero no entiende su mutismo y su aislamiento social. Sensei es un ser que desconfía de la humanidad, con un gran sufrimiento interior que lo convertirá en un misántropo. El protagonista toma conciencia en esta parte de “lo frágil que es el ser humano”, esta fragilidad queda patente en la larga enfermedad del padre. 

La segunda parte se desarrolla en la casa familiar y  en la lucha del padre contra su enfermedad. También se pone patente las presiones de su familia para que encuentre un buen trabajo. Y en la tercera parte, asistimos a la confesión de Sensei sobre su pasado y los dos acontecimientos que marcaron para siempre su vida: los engaños de su tío con la herencia familiar y que su amigo acabara suicidándose al enterarse de que el protagonista se casaba con la mujer que ambos amaban.

Lo que más presente está en la novela es la fragilidad del corazón y como determinados sucesos cambian la forma de actuar de las personas y determinan su vida para siempre.  Esta fragilidad lleva a su tío, una buena persona hasta entonces, a comportarse de forma egoísta e interesada. Esta fragilidad lleva a Sensei a traicionar a su amigo de la infancia por conseguir el amor de Ojyosan y esta fragilidad del corazón lleva a K a suicidarse.

Sensei se ha alejado de la sociedad en un intento de expiar su culpa frente a un pasado al que realmente es incapaz de enfrentarse y asumir. Además, esta soledad y tristeza alcanza a su esposa, a la que sin embargo ama con fuerza, pero aun así no es capaz de sincerarse y ésta no entiende lo siente su marido y por tanto, es incapaz de ayudarle.

Este sentimiento de culpa, unido a la fragilidad, es lo que le impide seguir viviendo en los nuevos tiempos que se avecinan con la muerte del Emperador y el final de la era Meiji. Igual que el general Nogi, prefiere escoger el tradicional ritual del suicidio cuando toma conciencia de que ha llegado al final.


¡Ahora os toca a vosotros!

K es un ser introspectivo al modo confunciano, ya que es su camino de perfección ser quién es: estoico, taciturno e introspectivo. ¿Qué pensáis vosotros?

La alegría y juventud del protagonista es el contrapunto del personaje de Sensei. El hecho de que haya dejado a su familia y haya cogido un tren para irse a Tokio en medio de la agonía de su padre, abre una puerta a la esperanza de un mundo distinto, donde la tradición y las costumbres no rigen al individuo. ¿Qué opináis?

El comportamiento de Sensei con su amigo hace honor a la frase “Nadie es malo por naturaleza. Hasta el más honesto puede cambiar en función de sus circunstancias”. Sensei se caracteriza, a lo largo de la novela, por “no actuar”, dejar pasar el tiempo. Esta es la única vez que actuó y fue para adelantarse a su amigo en la petición de matrimonio, con traición, cobardía y celos. Pero este comportamiento le ha conllevado sufrimiento, aislamiento y un sentimiento de culpa que no fue capaz de asumir ni de superar. ¿Lo veis igual? 

Otro interrogante interesante de la novela es “¿Somos lo que hacemos? o ¿Hacemos lo que somos?”.

Nos leemos,

 

 

Japón en la Era Meiji

20 Abr

Contexto histórico

 

Esta novela se desarrolla al final de la Era Meiji (1868-1912), cuando muere el emperador Mutsuhito (1912).

En 1868 sube al trono el emperador Mutsuhito y comienza el periodo que muchos historiadores han denominado Resturación Meiji (1868-1912). Esta nueva Era puso fin a 265 años de gobierno del Shogunato Tokugawa. Hasta ese momento, Japón estaba anclado en el feudalismo y en el aislamiento internacional. La base económica japonesa era la agricultura, especialmente el arroz. La mayor parte de la población era campesina y vivía bajo duras condiciones de servidumbre.

Para escenificar el nuevo orden, la capital de Japón fue trasladada de Kioto, donde estuvo desde el 794, a Edo que pasó a llamarse Tokio (“Capital del Este”).

Este período se caracterizó por profundas y rápidas reformas, impulsadas desde arriba por el poder imperial, y que hicieron que el país pasara del feudalismo a ser una potencia económica y militar de primera magnitud. Estas reformas se podrían resumir en:

  • La rápida industrialización y el desarrollo del comercio estimularon la migración a las ciudades en un país que hasta entonces había sido mayoritariamente rural. La escolarización gratuita y el fin de las viejas estructuras sociales dieron nuevas oportunidades a las capas más humildes de la sociedad.
  • La apertura internacional. Las influencias extranjeras cambiaron la arquitectura, la moda y las costumbres.
  • Sistema de escolarización completa basada en el modelo europeo, desde las escuelas primarias hasta las universidades. Esto generó una gran disponibilidad de profesionales cualificados y que la educación estuviera al alcance de todo el mundo.
  • Red de ferrocarriles que conectó al país por primera vez de forma rápida.
  • Abolición de la clase samurái.
  • Sistema parlamentario basado en el modelo europeo. Se aprobó la primera Constitución de Japón en 1889, con un marcado carácter liberal conservador, adoptando algunos principios de de los modelos alemán y austriaco. Esta Constitución estuvo en vigor hasta 1947.
  • Abolición de la mayoría de los privilegios de la antigua nobleza, como los dominios feudales que fueron sustituidos por prefecturas que dependían de un gobierno central. Los nobles que no entraron en política, se encaminaron hacia los negocios, especialmente en la industria naval y de la construcción que estaban experimentando un auge importante.
  • Modernización del ejército y el servicio militar se extendió a los hombres de cualquier extracción social.
  • El sintoísmo se convirtió en la religión oficial del Estado. Sus sacerdotes fueron considerados como funcionarios.

Este proceso no se hizo sin complicaciones: en 1877 estalló una revuelta en Satsuma, en el suroeste del país. La rebelión estaba liderada por Takamori Saigô, un samurái que había apoyado activamente la Restauración pero que ahora encabezaba un grupo de descontentos con la dirección que estaba tomando el país y lo que consideraban el abandono de la identidad japonesa. La revuelta duró ocho meses, pero el modernizado ejército imperial la aplastó y Saigô, coherente con sus principios, se suicidó mediante el ritual del seppuku. Con él terminó la era de los samuráis y del antiguo Japón: su historia serviría de inspiración para la película El último samurai.

En cuanto al imperialismo japonés en esta época, destacar que el auge demográfico, económico, técnico y militar estimuló la necesidad de crear un imperio. El reducido espacio físico del archipiélago japonés, la presión demográfica y la exigencia de nuevos mercados y de materias primas, muy deficitarias para la pujante industria, llevaron a los gobiernos japoneses a intervenir en Asia y a protagonizar conflictos diplomáticos y militares.

Además, Japón tenía intereses en la península coreana y en China. En 1876 presionó a Corea para que se abriera y admitiera su influencia. Entre 1894 y 1895 se produjo la primera guerra con China. Entre 1904 y 1905 se dio la guerra con el imperio ruso que fue vencido. Rusia tuvo que reconocer la influencia japonesa en Corea y le cedió la explotación del ferrocarril de Manchuria.

Sensei y yo

El inicio de la novela es como una introducción donde el protagonista sitúa la acción en el pasado, pero sin darnos ninguna indicación de cuanto tiempo ha transcurrido desde entonces. Al estar narrada en primera persona, toma el aspecto de una autobiografía. Este género se hizo muy popular en la época en la que se publicó esta novela (1914).

El protagonista principal, cuyo nombre nunca se nos desvela, entabla amistad con Sensei y su mujer. Sensei se nos presenta como un hombre maduro (no sabemos su edad) pero que por su forma de ver la vida y expresarse podemos deducir que es un hombre ya con cierta edad. Es un intelectual del moderno Japón. No tiene una ocupación laboral remunerada, algo que llama poderosamente la atención.

La primera parte de la novela es cuando nuestro protagonista, un joven estudiante a punto de graduarse conoce a Sensei (en japonés significa “maestro), durante unas vacaciones en la costa. Este encuentro marcará su vida hasta el final. Entablan una profunda amistad pero siempre marcada por el hermetismo de Sensei para revelar aspectos de su vida.

Sensei se nos presenta como un hombre atormentado, individualista y con un pasado trágico del que no quiere hablar. Incluso su mujer reconoce que cuando lo conoció no era así, era sociable y alegre. Algo ocurrió en un momento de su vida que lo hizo cambiar. En esta parte todo parece indicar que tuvo que ver con la muerte de su padre, la herencia y la avaricia de su familia. Además está el episodio del cementerio. Todos los meses va a visitar la tumba de un amigo de la universidad que en un momento dado decidió acabar con su vida.

En esta parte de habla de la soledad y del individualismo. La modernización de Japón trajo consigo un cambio en las costumbres y en el modo de ver la vida: ” A nosotros, que hemos nacido en esta época de libertad e independencia, no nos queda más remedio que soportar esta soledad. Es el precio que tenemos que pagar por este tiempo que nos ha tocado vivir”. En esta parte de la lectura se tratan varios temas como la soledad, el individualismo, la familia, el rencor…

Se trata también el tema del amor pero de forma muy sutil “un hombre que conoce las satisfacciones que aporta el amor habría dicho algo más afectuoso. Aunque el amor también puede ser un pecado”. Y también ambigua “Has sentido el impulso de acercarte a alguien del mismo sexo como primer paso para poder acceder a alguien del contrario”.

La importancia de la amistad: “Mi amistad nunca llegará a satisfacerte del todo, pero al menos no habrá ningún peligro en ella”. “El recuerdo de haberse prosternado ante los pies de alguien puede tornarse en un ansia por pisotear a la persona admirada”.

Las relaciones familiares y como el egoísmo destruye la unidad familiar. Sensei considera que nunca son fáciles y al final siempre se estropean por culpa del dinero, que todo lo corrompe. “¿Acaso crees que hay alguien en este mundo que se ajuste fielmente a la imagen que nos hacemos de una mala persona? Jamás encontrarás a nadie que encaje en ese molde.”

El tratamiento del papel de la mujer no es sorprendente si tenemos en cuenta en la época en la que fue escrito. Aún así, el protagonista describe a la mujer de su amigo como una mujer nada interesada, ni en el estatus ni en el dinero, ya que dice “Parecía darle más valor al corazón de las cosas, a lo que residía en nuestros más profundos recovecos”. Y aunque la amistada entre sexos es poco habitual, si que mantiene una amistada con ella y “con frecuencia me olvidaba de que ella pertenecía al género femenino”.

Con un lenguaje aparentemente sencillo y simple, Soseki va hilando los finos hilos que conforman la trama y la condición humana, aquello que existe en el corazón de las cosas, en el corazón de lo que somos.

 


Comentarios:

Opinad de vuestras impresiones sobre esta novela hasta ahora. ¿Sois capaces de leerla teniendo en cuenta el contexto histórico y social de la época? ¿Cómo veis al personaje de Sensei? y ¿el papel que juega su mujer? ¿sospecháis cual puede ser el motivo por el que Sensei tiene ese sentimiento de culpa y se aísla del resto de la humanidad?

Nos leemos,

Nuestra próxima lectura: “Kokoro” de Natsume Soseki

12 Abr

En esta ocasión, no solo vamos a cambiar totalmente de país, nos desplazamos a Japón, sino también vamos a retroceder en el tiempo y nos vamos a trasladar a la época de principios de siglo XX del país nipón.

Kokoro es una novela del escritor japonés Natsume Sōseki y que fue publicada por primera vez en 1914. Esta edición, de la editorial Impedimenta, la tenemos traducida por Yoko Ogihara, con una breve introducción de Fernando Cordobés.

LA NOVELA

Kokoro (“corazón” en japonés) narra la historia de una amistad sutil y conmovedora entre dos personajes sin nombre, un joven y un enigmático anciano al que conocemos como Sensei. Atormentado por trágicos secretos que han proyectado una larga sombra sobre su vida, Sensei se abre lentamente a su joven discípulo, confesando indiscreciones de sus días de estudiante que han dejado en él un rastro de culpa, y que revelan, en el abismo aparentemente insalvable de su angustia moral y su lucha por entender los misterios del amor y el destino, el profundo cambio cultural de una generación a la siguiente que caracterizó el Japón de principios del siglo XX.

Ninguna biblioteca de literatura japonesa estaría completa sin “Kokoro“, la novela más lograda de Natsume Sōseki, la más profunda y la última que completó antes de su muerte.

EL AUTOR

Natsume Sōseki, seudónimo literario de Natsume Kinnosuke, nació en 1867 cerca de Edo (la actual Tokio). Descendiente de una familia de samuráis venida a menos, fue el menor de seis hermanos. Cuando tenía dos años, sus padres lo entregaron en adopción a uno de sus sirvientes y a su mujer, con quienes viviría hasta los nueve años.

En 1884, instado por su familia, se matriculó en la Universidad Imperial de Tokio para cursar Arquitectura, aunque acabó estudiando Lengua Inglesa. En 1886 trabó amistad con el poeta Masaoka Shiki, que lo inició en el arte de la composición de haikus. Fue entonces cuando adoptó el nombre de Sōseki (que en chino significa «terco»).

Tras graduarse en 1893, empezó a trabajar como profesor en la Escuela Normal de Tokio, pero pronto, en 1895, fue destinado a la Escuela Secundaria de Matsuyama, en la lejana isla de Shikoku. Parte de sus experiencias en esta remota escuela rural serían recogidas en su novela “Botchan” (1906; Impedimenta, 2008). Apenas un año después de haber llegado a Matsuyama, Sōseki dimitió de su puesto y comenzó a enseñar en un instituto de la ciudad de Kumamoto, donde conoció a su futura esposa.

En 1900 se le concedió a Sōseki una exigua beca del Gobierno japonés y se lo envió a Inglaterra. En este país pasó los años más tristes de su vida, leyendo libros sin parar, deambulando por las calles y pasando miserias. Parte de sus sombrías reflexiones sobre la vida inglesa fueron publicadas años después en el diario japonés Asahi.

Regresó a Japón en 1902, con un contrato para enseñar en la Universidad Imperial de Tokio, donde sucedió al escritor Lafcadio Hearn como profesor de Literatura Inglesa. La carrera literaria de Sōseki se inició en 1903, cuando comenzó a publicar haikus y pequeñas piezas literarias en revistas como Hototogisu.

La fama le llegó con la publicación en 1905 de “Soy un gato” (Impedimenta, 2010), y al año siguiente Botchan (Impedimenta, 2008) lo catapultó al éxito, convirtiéndose automáticamente en un Best seller y en una de las novelas más leídas por los japoneses durante décadas; obra, que, además, fue galardonada con el Premi Llibreter 2008.

Sōseki escribió catorce novelas en total a lo largo de su vida, entre las que cabe destacar “El minero” (1908; Impedimenta, 2016), o “Sanshiro” (1908; Impedimenta, 2009), que forma parte de una trilogía que se completa con “Daisuke” (1909, Impedimenta, 2011) y “La puerta” (1910; Impedimenta, 2012).

En cuanto a su etapa más madura, sus obras más importantes son, sin duda alguna, Kokoro (1914; Impedimenta, 2014) y “Más allá del equinoccio de primavera” (1912; Impedimenta, 2018).

Natsume Sōseki murió en Tokio en 1916 a los 49 años de edad, a causa de una úlcera de estómago. De este mismo año data “Luz y oscuridad” (Impedimenta, 2013). En 1984, y en homenaje a su fama y trascendencia, el Gobierno japonés decidió poner su efigie en los billetes de mil yenes.


Calendario de lecturas:

  • Presentación de la novela: 12 abril 2021
  • Contextualización de la novela y comentarios hasta la mitad de la lectura (I parte y II parte hasta el capítulo 5 inclusive, hasta página 128): 20 de abril 2021
  • Final de la novela: 27 abril 2021.

Para los que recogéis el libro en la biblioteca: ya lo tenéis disponible. Acordaros de devolver el ejemplar de “Canción dulce” al recoger el siguiente.

¡¡¡Nos leemos!!!

Canción dulce

5 Abr

Bosque de Vicennes (París)

“Solo seremos felices, se dice Louise, cuando ya no nos necesitemos unos a otros. Cuando cada cual viva su propia vida, una vida que nos pertenezca, en la que nadie interfiera. Cuando seamos felices.”

Argumento

Un matrimonio de vida holgada acaba de tener dos hijos, Mila de casi cuatro años y su segundo hijo, Adam, todavía un bebé.  El padre, Paul, desarrolla su trabajo, como productor musical, sin horarios y con pocas ataduras. Por el contrario, la madre, Myriam, se asfixia en su papel como madre y ama de casa y necesita volver al mundo de los adultos y ejercer de nuevo como una abogada de éxito.

En cuanto se le presenta la oportunidad, no lo duda y decide entonces volver a trabajar en el despacho de abogados de un compañero de carrera. Para ello piensa en coger una asistenta que se haga cargo de los niños durante todo el día. Tanto ella como su marido no quieren que una africana o una marroquí se ocupen de sus hijos, pues creen que sólo les interesa el dinero y no el bienestar de las criaturas. Por eso, cuando aparece Louise, con sus modales impecables, su piel blanquísima y su sonrisa franca, experimenta una especie de flechazo.

Mila simpatiza con Louise de inmediato y Adam acepta su presencia con regocijo. Además, Louise no se limitará a cuidar de los niños, limpiará también la casa, preparará la comida, arreglará cualquier desperfecto, sin preocuparse por el tiempo o el dinero. A partir de ese momento, el matrimonio se siente dichoso porque pueden seguir con sus vidas tal y como la tenían antes de la llegada de Mila.

Se sienten agradecidos con Louise y le dicen que es como de la familia. Su dependencia de ella se hace casi total. Louise se desvive por ellos y se hace imprescindible. Cuando la invitan a viajar a Grecia con ellos se siente parte de la familia y no quiere que esa relación termine.

El matrimonio empieza a experimentar una especie de amor-odio hacia ella. No saben porqué pero a veces les saca de quicio y viven situaciones extrañas como el día que se enfada, en Grecia, y se pone fuera de sí cuando le insisten en ir a nadar, o cuando pinta a Mila con maquillaje como si fuera un travesti. Aún así, la dependencia que sienten hacia ella es más fuerte que los sentimientos que a veces les invaden y deciden seguir con ella.

Pero los niños van creciendo y ella se da cuenta que en algún momento ya no la van a necesitar y piensa que tiene que hacer algo para asegurar su permanencia en esa familia, así que tiene ensoñaciones con la idea de que si tienen un tercer hijo, se podría quedar con ellos. Pero no es tan fácil, porque ve que Myriam no quiere aumentar la familia, ahora tiene un trabajo de éxito, sus hijos pronto irán al colegio los dos y se siente cada vez más independiente. Pero Louise, de algún modo, cree que si las circunstancias actuales alterasen, sus ideas sobre la maternidad también.

“Alguien tiene que morir. Alguien tiene que morir para que seamos felices”

Sin familia, sin amigos y sin una casa que la acoja, Louise piensa aterrorizada, cada vez más, en su futuro, en su vejez, en su soledad… y en su delirio ve, con claridad, que la existencia de esos dos niños imposibilita la llegada de otro miembro a la familia. Y ante eso:

“Niños, venid. Os vais a bañar”

Comentario

“Canción dulce” es una excelente novela, que aborda sin miedo la frustración, la soledad, el resentimiento y la locura. El estilo es directo, fluido y elegante y leerla produce angustia y desazón.

Además, tiene un comienzo impactante, cuando Myriam, la madre, una tarde regresa del trabajo a su domicilio y se encontró con la dantesca escena de ver a su niñera, Louise, que ha intentado matar a sus pequeños en la bañera. El niño ha fallecido, la niña es trasladada al hospital en estado crítico y donde fallecerá un poco después.

¿Pero como es realmente Louise?  es una mujer de cuarenta años, de aspecto juvenil y rostro angelical. Muy discreta y callada. Siempre se ha dedicado a cuidar los niños de los demás. Pero su dedicación tan enfermiza puede que oculte su propia frustración con su vida.

Tuvo una hija muy joven y soltera, que tuvo que sacar adelante ella sola. Se casó, pero su marido no ejercía ni de padre ni de buen marido. Su hija con apenas veinte años la dejó y no supo nunca nada más de ella, tampoco la buscó. Su marido se murió dejándola solo deudas así que tuvo que dejar su casa e irse sola a un apartamento en un suburbio de París. Apartamento que odiaba pero al que solo iba a dormir. En realidad vivía siempre de prestado. De prestado también en los afectos que le daban las familias para las que trabajaba. Ya cuando era pequeña relataba que siempre comía las sobras de los demás…

Como espectadores, observamos con angustia como Louise se va introduciendo poco a poco en esa familia. Desde el principio se adivina algo oscuro en ella, sabemos como acaba la historia y a lo largo de la lectura iremos conociendo poco a poco a esta niñera de excelentes modales y cara angelical, que nos intranquiliza y mantiene en constante tensión, casi esperando que todo se precipite de forma espantosa en el momento más inesperado, como así ocurrirá.


¡¡¡ Ahora os toca a vosotros!!!

¿Qué os ha parecido la novela? 

¿Habéis experimentado angustia a lo largo de su lectura?

Contadme todas vuestras impresiones

Nos leemos,

 

 

Nueva lectura: “Canción dulce” de Leila Slimani

15 Mar

Nuestra siguiente lectura es de la escritora francomarroquí Leila Slimani  “Canción dulce”, su segunda novela con la que ganó el Premio Goncourt 2016.

La novela

Myriam, madre de dos niños, decide reemprender su actividad laboral en un bufete de abogados a pesar de las reticencias de su marido. Tras un minucioso proceso de selección para encontrar una niñera, se deciden por Louise, que rápidamente conquista el corazón de los niños y se convierte en una figura imprescindible en el hogar. Pero poco a poco la trampa de la interdependencia va a convertirse en un drama.

Con un estilo directo, incisivo y tenebroso en ocasiones, Leila despliega un inquietante thriller donde, a través de los personajes, se nos revelan los problemas de la sociedad actual, con su concepción del amor y de la educación, del sometimiento y del dinero, de los prejuicios de clase y culturales.

La escritora

Nació en Rabat (Marruecos) en 1881. Es de madre francoargelina y de padre marroquí. Estudió en el Liceo Francés de Rabat. En 1999, se va a París, donde se diploma en el Instituto de Estudios Políticos de París. Intenta convertirse en actriz de teatro (Cours Florent) y decide completar sus estudios en el ESCP Europe Business School, con una formación para los medios.

En la editorial Gallimard hace un curso de creación literaria con Jean-Martin Laclavetine como tutor.

Finalmente, entra en la revista Jeune Afrique en 2008, donde trata los temas relacionados con el norte de África. En 2012, deja la redacción de Jeune Afrique para dedicarse a la escritura, aunque sigue trabajando por su cuenta para la revista.

En 2014, publica su primera novela en Ediciones Galimard, “En el jardín del ogro” (2014), adquirida por una productora (Huffpost), para una adaptación cinematográfica. El tema, la adicción sexual femenina, y la literatura, son destacados por la crítica y la obra es seleccionada como una de las cinco finalistas del Premio de Flore, de París. La novela vendió 15.000 ejemplares en Marruecos. En 2015, esta novela recibe el 6º Premio Literario de la Mamounia, otorgado a un autor marroquí en lengua francesa, y es la primera mujer en recibirlo.5

Su segunda novela, “Canción dulce”, obtiene el Premio Goncourt en 2016.

En la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Francia en 2017 apoyó junto a un grupo de personalidades de la sociedad civil a Emmanuel Macron para bloquear a Marine Le Pen.​ El mismo año recibió el premio “Out” de oro por su condena a la penalización de la homosexualidad en Marruecos y al control del cuerpo de las mujeres.

Su última publicación es “El país de los otros” (Cabaret Voltaire, 2021), una novela que profundiza en el extrañamiento entre europeos y musulmanes.


Calendario de lecturas:

  • Presentación de la novela: 15 de marzo de 2021.
  • Comentarios finales de la novela: 5 de abril de 2021.

Para los que recogéis el libro, lo tenéis ya a vuestra disposición en la Biblioteca Municipal Fórum.

¡¡Nos leemos!!

Tiroteo en el Instituto de Gladstone

8 Mar

Fotograma de la película “Tenemos que hablar de Kevin”

Aquel “jueves” al que Eva hace referencia todo el rato en sus cartas, Kevin mató a 7 compañeros de instituto, a un profesor de inglés y  a un empleado de la cafetería.

Eva considera que Kevin está hasta cierto punto cómodo en su encierro en la prisión de menores de Claverack. Ahora tienen los días ocupados reglamentariamente y  vive en un ambiento donde se ve normal estar cabreado todo el día. Incluso llega a decir “es posible que tenga la sensación de formar parte de una comunidad, tal vez no con los demás internos pero sí con los estados de ánimo que prevalecen en ellos: el asco, la hostilidad, el sarcasmo, que son como viejos amigos para él”. 

Según su madre, Kevin no demuestra ni un ápice de arrepentimiento. Ha conseguido ser alguien, ya tiene identidad propia, ahora es un “asesino”. Y todo el mundo le hace la misma pregunta “¿Por qué?” difícil respuesta. Eva no la tiene.

Kevin fue un inadaptado desde la infancia. Apenas expresaba sentimientos y estaba siempre de mal humor delante de su madre. En el parvulario no se relacionaba con nadie y solo causaba problemas a la profesora y a los otros niños. Su marido y padre de Kevin, Franklin, no ve a su hijo de la misma manera que Eva. Él solo ve a un niño sano y feliz y Eva es consciente de que su hijo le crispaba los nervios, tanto como ella a él.

Cuando Kevin apenas tenía 7 años, Eva sintió la necesidad de ser madre de nuevo. Se sentía apartada de su familia, no participaba de la complicidad de Kevin con su padre. necesitaba volver a intentarlo de nuevo. Franklin no estaba de acuerdo, así que Eva lo hizo igual sin contar con su consentimiento. Franklin se enfadó y al contrario que con Kevin, le dejó más libertada de movimientos a Eva y se distanció más de su nacimiento. Eva sintió con Celia la conexión que nunca sintió con Kevin. Celia era una niña totalmente contraria a Kevin y con los años, Franklin también veía la diferencia y le ponía furioso. Por eso su relación con su hija era mucho más distante.

Celia era una niña de buen corazón y no veía a su hermano con malos ojos. Por muchas trastadas que le hiciera, siempre las olvidaba y pensaba que en el fondo era un “buen muchacho”.

Tras el incidente del ojo de Celia, Eva está convencida de que su hijo es un monstruo. Esto le lleva a discusiones diarias con su marido. Kevin no da muestras de mejorar, su actitud sigue siendo de estar enfadado con el mundo en general. Consigue que echen a una de sus profesoras acusándola de acoso sexual a un menor.

Tras estos incidentes Franklin no puede más con el desapego y rechazo de Eva hacia Kevin y le plantea el divorcio. Esperarán al verano para hacerlo oficial. No llegarán al verano. El 8 de abril de 1999, Kevin, con una ballesta, va al Instituto de Gladstone y mata a siete compañeros y a una profesora escogidos previamente y a los que les ha enviado una invitación para que lo esperen en el gimnasio. Como daño colateral resulta muerto el empleado de la cafetería, pero lo que Eva no sabe, hasta que finaliza el día, es que antes había matado en su casa a su marido y a su hija Celia.

Ahora están madre e hijo solos en el mundo. Eva rechazada por toda la sociedad malviviendo de un trabajo mediocre y sin ningún amigo y Kevin, a punto de pasar de un reformatoria a una cárcel de adultos, con la misma actitud fría y distante hacia su madre de siempre. Se siente una persona importante por el hecho de haber salido en todas las noticias y ser el protagonista de un documental.

El único atisbo de ilusión en todo este drama es cuando Eva, por casualidad, descubre que Kevin conserva todavía una foto suya en el reformatorio y cree que todavía hay esperanza para ellos dos.

Comentarios

Es un libro muy duro y a la vez muy sincero. Desde el principio sabemos que kevin cometió una matanza en su Instituto. Poco a poco, tras las cartas que Eva le escribe a su marido, vamos conociendo un poco mas de lo que pasó ese fatídico día de abril de 1999. Solo al final, nos desvelan que tanto su marido como su hija también han sido víctimas de la matanza de Kevin. Eva, a pesar de no estar ya su marido, necesita contarle la verdad, lo que sintió, lo que sufrió. Necesita echar fuera de si misma todo lo que le ha impedido avanzar todos estos años.

Se plantean en la novela muchas cuestiones y dudas, sobre si los padres con nuestras formas de educar a los hijos somos los culpables de sus desequilibrios, o son esos rasgos psicóticos evidentes desde la infancia como algo que forma parte de nuestra personalidad individual.

Otro tema que plantea esta historia son las profundas diferencias de la pareja a la hora de afrontar los sucesos con un niño conflictivo, uno ocultándolo y ella viéndolo a cada paso. Son muy interesantes las anécdotas que pueblan la infancia de Kevin, y que van reflejando su forma de ser. Se plantean dudas sobre si nacemos malos o nos hacemos un poco más cada día como forma de enfrentarnos a lo que no nos gusta. También plantea si la posesión de todos los deseos materiales nos aliena y nos deja sin metas. Porque la gran pregunta que se hace Eva todo el rato es “¿por qué lo hiciste?” y el gran remordimiento que siente si esto ha sido por su culpa, o por no haber sabido ejercer como buena madre.


¡Ahora os toca a vosotros!

¿Qué os ha parecido la  novela? ¿Qué os ha parecido el papel de Eva en la novela? 

¿Creéis en la maldad innata?

Trata muchos temas que podemos comentar como la maternidad, la educación, las armas…

Os animo a participar a pesar de su crudeza.

¡Nos leemos!

 

No sé si quiero ser madre

22 Feb

Argumento

Eva estaba casada con Franklin y tuvieron un hijo, Kevin, que un “jueves” cometió una atrocidad en su Instituto matando a algunos de sus compañeros adolescentes. Ahora está cumpliendo condena en una cárcel de menores. Lleva poco más de un año y recibe la visita de su madre, Eva, cada dos semanas. Una visita fría y en la que apenas entablan una conversación.

Eva necesita descargar todo lo que lleva dentro y nunca ha podido expresar. Necesita contárselo a su mejor amigo, al que fui su marido durante décadas y del que ahora esta separada. Ella todavía le quiero y desearía que volviese, pero sabe que es imposible. Lo que ha pasado ha sido tan horrible que ha marcado sus vidas para siempre.

A modo epistolar, Eva se dirige a su marido y le cuenta todo lo que antes no pudo. Sus dudas a querer ser madre, el rechazo que sintió tras el parto, su nula conexión con su hijo e incomprensión con su marido.

Lo deja muy claro en las cartas, ella nunca se hubiera planteado ser madre. No lo necesitaba. Estaba bien como estaba, tenía un marido que la quería y al que quería, un trabajo que la motivaba y que le hacía pasar temporadas fuera de casa y no necesitaba nada más. Pero los años van pasando y en algún momento tienen que hacerse esa pregunta ¿Queremos ser padres?” su marido siempre lo tuvo claro, pero no lo quería decir abiertamente. Y ella no quería, pero tampoco se daba cuenta de que así lo sentía y pretendía autoconvencerse de que era lo mejor para los dos, porque él lo quería y ella no estaba segura.

Así que se decidió. Durante el embarazo seguían sus dudas y tras el parto no sabía que iba a pasar ya que siempre le habían dicho que “No es que los quieras, es que te enamoras de ellos. Y el momento en que los ves por primera vez es indescriptible”. Pero como bien reconoce después “parir a mi hijo no me había conmovido en lo más mínimo”. Le diagnosticaron depresión posparto.

Desde el principio sintió que Kevin la rechazaba. Sabía que era algo inverosímil pero así lo sentía. Franklin no compartía ese sentimiento. Creía que simplemente Eva exageraba. Veía a su hijo con otros ojos distintos a los de Eva.

Todo fue a peor, las niñeras no aguantaban la situación de un niño tan malhumorado y díscolo. Las discusiones en el matrimonio cada vez eran más frecuentes y siempre eran por Kevin, por su forma de educarlo, por su forma de tratarlo. Franklin quería que sus vidas giraran en torno a su hijo, y Eva sentía que lo estaban malcriando y además veía que su hijo era cruel y no soportaba comprobar como la estaba separando de su marido. En definitiva, su vida con Kevin no era feliz y se sentía culpable.

Comentario

La mayoría de las novelas que tratan sobre la violencia doméstica se centra en la violencia conyugal o de pareja pero en un domicilio se pueden llevar a cabo muchos tipo de violencias y una de ellas es la violencia filio-parental, menos frecuente en el ámbito literario y se define como la violencia que un hijo o hija ejerce sobre sus progenitores o tutores.

Esta modalidad de violencia ha sido descrita como “epidemia” a causa del notable incremento que ha tenido en los últimos años en nuestra sociedad. Actualmente, se describe de varias maneras desde el punto de vista psicológica, una de ellas la define como “Aquella que establece que son los abusos físicos, psicológicos o económicos producidos reiteradamente por los hijos para conseguir poder y control sobre sus padres y causarles miedo”.

Estudios clínicos psicológicos realizados sobre este tipo de violencias desvelan que los agresores suelen presentar alguna de estas características: egocentrismo, prepotencia, ausencia de empatía, bajo nivel de autocontrol y de tolerancia a la frustración, alta irritabilidad e impulsividad. También se han encontrado estudios donde este tipo de violencia se asocia con el trastorno disocial, el trastorno negativista desafiante, la hostilidad psicopatológica, ideas paranoides, y el consumo de drogas por parte de los agresores.

Además, suele haber consenso entre los psicólogos en establecer que las víctimas de este tipo de violencia suelen ser las madres y en cuanto al nivel socio-económico suele ser habitual entre la clase media y media-alta.

Cuando un diálogo empieza con la frase “Tenemos que hablar de …” siempre significa que se tiene que hablar de algo que no funciona como es debido. Y aquí está muy bien escogido. Kevin no funciona como debería o como se esperaba.

Kevin fue un niño difícil desde su nacimiento. Sus niñeras no aguantaban más de una  semana con él. No tenía ninguna empatía, no reaccionaba a las amenazas ni a las palabras cariñosas. Su madre no lo entendía. Apenas se relacionaban. Incluso ahora, cuando lo visita en la cárcel de menores apenas entablan una conversación.


¡¡Ahora os toca a vosotros!!!

Esta novela se aprecia de forma muy cruel la inexistencia de conexión entre una madre y su hijo desde a infancia. La madre se siente culpable de lo ocurrido aquel “jueves” por no haber podido cambiar a su hijo. Siempre lo vio cruel pero nunca pensó que llegaría hasta ese extremo. ¿Por qué lo hizo?

En esta parte de la novela se analiza profundamente lo que le lleva a las parejas a la decisión de querer tener un hijo. Si la decisión para la madre es más difícil que para su pareja. Los miedos y la incertidumbre a este cambio de vida. Y a pensar ¿sería una egoísta si no quisiera ser madre?

¿Qué os está pareciendo la novela?

Nos leemos,