Relato desmitificado de la revolución islámica

4 Nov

Fuente: El Mundo

Argumento

Kimia, la narradora de esta historia nació en Teherán pero, siendo ella aún niña, su familia se exilió a Francia y ahora intenta proteger su libertad distanciándose de la lengua y la cultura de su infancia. Durante las esperas en la clínica a la que acude con su pareja para un tratamiento de reproducción asistida empieza a recordar las historias de su niñez, su tierra y a su familia en toda su extensión.  

A lo largo de un monólogo que fluye libremente, la protagonista revela la historia de la familia Sadr y nos presenta a tres generaciones de excéntricos antepasados: el bisabuelo Montazemolmolk, que poseía un harén de cincuenta y dos esposas en una remota región de Persia; Nur, su hija predilecta por haber heredado sus inmensos ojos azules; Darius el temerario, padre de Kimia y opositor feroz al régimen del Sha y después de Jomeini; Sara, la madre de origen armenio, luchadora revolucionaria y, al mismo tiempo, guardiana de las tradiciones; los tíos, numerados del uno al siete, depositarios de los recuerdos familiares. 

La Francia a la que llegaron no era la Francia con la que soñaban desde su infancia. Se dieron cuenta de que la realidad era mucho más dura de lo que imaginaban y de que los franceses no estaban con los brazos abiertos para recibirlos. Además, para ellos un iraní era igual que un irakí o un sirio. Kimia y su familia no contaban con el chovinismo de la Francia de los años setenta.

Kimia entiende desde muy pronto que para adaptarse a esta nueva tierra tiene que «desorientalizarse» lo que también implicará el desarraigo, la soledad, no sentirse parte de nada ni de nadie. Tiene una adolescencia conflictiva porque se siente diferente a los demás físicamente, sexualmente y culturalmente. No es capaz de echar raíces y salta de un país a otro sin saber bien que es lo que realmente siente o quiere hacer en su vida.

Siendo ya una mujer adulta y consciente de su homosexualidad está a punto de comprometerse con Tom para sentir lo que significa vivir la cotidianidad compartida y poder ser madre. Pero su vida da un giro cuando aparece Anna, una joven excéntrica belga de la que se enamora inmediatamente. Con ella y un amigo seropositivo realiza el sueño de ser madre.

La novela se divide en dos partes, la cara A y la cara B como en los discos de vinilo. Ambas se complementan, la primera se desarrolla más en oriente y la segunda en occidente. El punto de inflexión de la vida de Kimia realmente es cuando asesinan a su padre. Algo con lo que tendrá que convivir toda su vida. Ella lo denomina EL ACONTECIMIENTO. Siempre amenazado por una fetua clerical, acabó asesinado en su propia casa de París en manos de un familiar iraní.

Análisis de la novela

La novela está escrita en forma de monólogo. La protagonista, Kimia, nos va relatando la historia familiar y los acontecimientos sin una línea temporal clara en el tiempo por lo que a veces el relato se puede hacer algo confuso. De todas formas, considero que la narración es ágil y amena y es fácil de seguir. Los detalles históricos y sociales me han parecido muy interesantes. Me gustó que la autora completara a pie de página detalles de los acontecimientos históricos. Me agradó, sobre todo, porque desde nuestra mirada occidental se puede percibir al mundo oriental con prejuicios y en bloque, sin apreciar sus singularidades. Además creo que la historia del Irán contemporáneo es bastante desconocida para los occidentales.

A parte de narrar la historia más moderna de Irán,  también es una crítica social. Irán no acepta la identidad sexual de Kimia. Ser homosexual en ese país conduce a la muerte. Actualmente en Francia no está permitida la inseminación artificial para las mujeres solteras ni para las lesbianas. Las que pueden se van a España, Bélgica o a Holanda a someterse al tratamiento. Esta situación lo único que hace es crear sufrimiento y desigualdad.

Para la autora es importante desmitificar la creencia de que el origen de la Revolución está en Jomeini, cuando realmente está en el golpe de estado de 1953 y la destitución del gobierno de Mosaddeq por parte de los americanos e ingleses. Entre los iraníes que se movilizaron en la década de 1970 para echar al sah, muchos eran liberales, otros marxistas, pero fue el clero el que logró amalgamar la oposición y liderar a una masa de jóvenes desesperados por la represión brutal, la corrupción, la falta de libertad y la obscena desigualdad del país. Pero la revolución no dio los frutos esperados y la represión posterior fue brutal. El país dio un cambio radical hacia las leyes más tradicionales y férreas de la religión. Muchos iraníes tuvieron que exiliarse.

En esta novela hay muchas tramas que a su vez entrañan otras subtramas. No solo nos habla del miedo y del exilio sino también de la sexualidad silenciada («En Irán no hay homosexuales», 2007, Ajmadineyad) pero sí está permitido el cambio de sexo, lo cual es todavía más cruel; de la maternidad y fertilidad; de la religión. Como las segundas generaciones se han ido distanciando de su propia cultura para integrarse más fácilmente en una nueva. 

Se podría decir que la novela tiene tintes autobiográficos. Los padres de Négar Djavadi fueron intelectuales de izquierda que militaron contra el régimen totalitario del sah para ver cómo el nuevo gobierno de los ayatolás los empujaba a una situación desesperada: o exilio o muerte. Darius, el padre, está basado en el padre de la autora, periodista también. En definitiva, nos muestra ese otro Irán que todavía hoy en día vive escondido o exiliado por oponerse a la dictadura proamericana del sah y a la de los clérigos.


Ahora os toca a vosotros:

Cuestiones que podríamos debatir:

  • ¿Qué os ha parecido la novela?
  • ¿Os parece que queda bien retratado la historia del Irán contemporáneo?
  • ¿Qué os han parecido los personajes? ¿Están bien retratados?
  • ¿Os ha enganchado la historia?

Nos leemos,

Anuncio publicitario

21 respuestas hasta “Relato desmitificado de la revolución islámica”

  1. clyo4 4 de noviembre de 2022 a 18:19 #

    La novela me ha encantado, y me ha abierto los ojos a una realidad que no conocía tal y como se narra. Me han encantado los personajes, aunque que en ocasiones me he quedado con ganas de saber más del Tío número 2, que me parece entrañable, o de Darius, que siempre está en su mundo. He admirado a Sara, aunque hay cosas en las que ella cree que me han puesto de mal humor. La abuela Emma, con sus ideas de los posos de té y Kimia, me hizo reír mucho. Se ha leído de una manera asombrosa, a pesar de todos los datos históricos y políticos que ha ido mencionando la autora. Su vida arrancada de Teherán y vagabundo del mundo me ha hecho pensar en todos los que se ven forzados a irse de sus países y adaptarse…y perderse un poco También. Es una novela que recomendaría sin duda.

    • Ciberclub de lectura 7 de noviembre de 2022 a 16:48 #

      Gracias por tu comentario Clyo4. Sabiendo que Darius está basado en el propio padre de la autora, coincido contigo en que me hubiera gustado que lo desarrollara un poco más. Bien es cierto que al ser un monólogo de Kimia, es su propia visión la que nos trasmite a los lectores y puede estar edulcorada o ser algo irreal. La autora, en una entrevista, dijo que prefería tener unos padres comprometidos política y socialmente que unos padres indiferentes y que estaba muy orgullosa de ellos. Entiendo su punto de vista, pero tuvo que ser muy difícil ir asimilando todos esos acontecimientos cuando todavía eres una niña. Además, se han ido de un país a otro totalmente opuesto donde hoy en día se constata que non han sabido gestionar bien la integración de las distintas culturas. Sigue habiendo segundas y terceras generaciones de personas que no se sienten todavía franceses.

  2. Lory 4 de noviembre de 2022 a 19:52 #

    Hola a tod@s: Me alegro de tu recuperación, María. Sin querer o queriendo nos ha pillado la rabiosa actualidad leyendo un libro que tiene que ver con lo que está ocurriendo. Como libro me ha parecido muy interesante, confieso que a ratos leía con el Atlas al lado. Hasta la página 150 iba bastante perdida; nadando en una corriente sin saber ni reconocer. Supongo que la técnica de cine q utiliza la autora, de sobreponer una historia mientras va contando otra, ha tenido mucho que ver con ello.
    Ahora que la terminé veo que está contada desde el desorden de Kimia, que es quien narra. Son tantos los temas que subyacen que cualquiera de ellos da para una reflexión profunda. Me interesa el papel que Occidente ha jugado y juega en las revoluciones de países con riqueza petrolífera. La inmigración y la desigualdad con que afecta a las diferentes clases sociales xq pienso que siempre se exilian los ricos, o lo hacen de otra forma. Los que no tienen medios van a campos de refugiados, no a París. Emigran y luego se quejan de desarraigo y yo creo que no es posible la integración en otra cultura sin adaptación. Hay un libro de otra escritora irani que se titula «Los que se van y los que se quedan», prohibido en Teherán, q muestra las discusiones entre dos hermanos separados por la revolución y donde el trauma sigue presente. Los que se quedaron envidian lo conseguido por los que se fueron y los que se fueron añoran las raíces que creen haber perdido.
    Me llamó la atención el color negro en las hojas interiores y el canto de las páginas.
    Veo, en el fondo, una especie de homenaje a su padre, reivindicando el papel q los intelectuales jugaron en el cambio de régimen. El origen no está en Jomeini sino en el golpe de Estado de 1953 y la destitución del gobierno de Mosaddeq por parte de los americanos e ingleses. Rabiosa actualidad, como decía al principio, por la muerte de Mahsa Amini.
    Resulta chocante como la protagonista se siente engañada en la visión y lo que esperaba del país que la acoge, y sin embargo ella utiliza el engaño si ruborizarse para conseguir sus planes de ser madre. Hasta aquí llego. Buen fin de semana.

    • Ciberclub de lectura 7 de noviembre de 2022 a 16:55 #

      Gracias Lory por tu comentario y tu referencia bibliográfica. La muerte de Mahsa Amini ha hecho que occidente mire de nuevo hacia Irán pero realmente no es un país que suscite mucha curiosidad, si no nos lo recuerdan en los telediarios. Y también es interesante esta revisión de la historia para no quedarnos siempre con la visión simplista de buenos y malos. Coincido con tu valoración, los que tienen dinero se exilian a otro país y los que no, acaban en campos de refugiados. Es triste pero es una realidad que también vemos todos los días en las noticias.

  3. Isabel 4 de noviembre de 2022 a 21:04 #

    Ola, esta foi a miña segunda lectura de Desoriental. Da novela, me gustou especialmente o xogo entre a estructura externa -cara A e cara B, e as idas e vidas en torno ao acontecimento, o asasinato do pai- e a estructura máis liñal e cronolóxica na que vemos fortes contrastes entre o nacemento da avoa Nur, o da propia Kimia nos anos oitenta, e a concepción mediante reproducción asistida da criatura de Kimia. Non todas as partes da novela me enganchado por igual, gustáronme máis as ambientadas en Irán. A evolución tan depresiva dos pais unha vez chegados a Franza fáiseme menos críbel que o resto da novela, tamén, se cadra, o momento en que Sara baixa do cabalo á Kimia pena cando fuxen de Irán . Creo que retrata ben os acontecementos políticos en Irán, así como o tema LGTBI, se ben tampouco me crin moito o permiso da avoa por carta a Sara referido a posíbeis relacións lésbicas de Kimia. En resume, a novela gustoume moito polo que ten de aproximación a Irán, pero non a vexo unha obra redonda. A óptica é similar á de Persépolis de Marjane Satrapi, mesmo nas dificultades de integración ao emigrar a Europa.

    • Ciberclub de lectura 7 de noviembre de 2022 a 17:03 #

      A mi también me gustó más la historia que se desarrollaba en oriente, por ser más original y desconocida, que la que se desarrollaba en Europa. La historia del caballo me pareció muy fuerte y cruel y no vi que tuviera mucho impacto en la novela. ¿Sara sentía desapego hacia su hija desde la niñez porque la sentía diferente? ¿Era capaz de lidiar contra un régimen pero no era capaz de ver el sufrimiento interior de Kimia? En mi opinión, parecía que su vida giraba en torno a su marido y a sus convicciones políticas y tras el asesinato de Darius, ya no quiso continuar.

  4. Raquel 5 de noviembre de 2022 a 1:52 #

    Hola a todos, linda novela interesante, al comienzo me costo entender la familia , los vinculos Lindos personajes y la historia terrible y controvertida de Persia , asi como la desgracia de tener petroleo y como los paises «mas civilizados» se entrometieron en su historia para tomar su riqueza.

  5. Lory 6 de noviembre de 2022 a 17:45 #

    Mucho me ha gustado el comentario de Isabel y la suerte de q lo ha escrito en gallego. Admiro su soltura para concretar, yo m disperso total, y su visión. Tengo pendiente Persépolis q ella tb lo nombra.
    Me reitero en que es un libro interesante, pero farragoso.
    Zazo

    • Isabel 6 de noviembre de 2022 a 18:32 #

      Moitas grazas, Lory. A min tamén me gostou moito o teu comentario, e que lembrades o asasinato de Masha Amini. O meu está escrito co móbil e ten algún erro ortográfico. Disculpade.

  6. kelly 7 de noviembre de 2022 a 11:57 #

    Hola a todos.
    Me ha parecido muy interesante la lectura por la aproximación a los recientes acontecimientos en Irán. Con una situación terrible de la que no parecen poder salir, con cada revuelta parece que es un paso atrás una vuelta a la Edad Media.
    Me ha resultado confusa la primera parte aunque en la segunda todo se va aclarando.
    El tema de la emigración a Europa como paraíso idealizado en el que todo es posible, un paraíso artificial que les vende los medios y donde la realidad es muy distinta y conlleva una difícil adaptación. Especialmente para las segundas generaciones, puesto que las primeras apenas modifican su modo de vida y sus ideas, pero estos para integrarse deben sumergirse en nuestra sociedad y ahí es donde llegan los graves conflictos culturales. Especialmente para las mujeres jóvenes, de ahí el título de la novela, la necesidad de desorientalizarse. Aunque en el caso de la protagonista encuentro que lo consigue demasiado deprisa, incluso sobrepasando estandares que les cuesta a muchas mujeres de aquí. Quizás lo encuentro exagerado y extremadamente arriesgado en su situación.
    Es también un viaje emocional donde la protagonista se va dejando jirones de piel con cada día que pasa y sobre todo con el asesinato de su padre.
    Lo que más me ha gustado es la aproximación que hace a la cultura y sociedad
    iraní de hace no tanto y el cambio que ha realizado en tan poco tiempo, en su caso desde la abuelas en el harén a ella permitiendose una inseminación artificial, con pareja de lmismo sexo y un padre con SIDA.!!!!
    Es interesante, pero me lo hubiera resultado mucho más si se centrara en la biografía de su padre como luchador por la libertad frente a regímenes tan distintos y que cuando han creído ir a mejor han ido a peor. Lo que desgraciadamente está sucediendo con algunas de las Primaveras Ärabes, que acaban en fundamentalismos religiosos .
    Hasta

    • Isabel 7 de noviembre de 2022 a 16:04 #

      Ola Kelly,
      Unha puntualización periférica. Creo que o pai na concepción por reproducción asistida tiña só VIH como portador, isto é, podía chegar a ter SIDA, pero non o tiña. É certo que como xiro de guión resulta un tanto extremo. Creo que por iso na contraportada a comparan con Virginie Despentes (linlle o Manifesto King Kong, no que defende, entre outras cousas, a legalización da prostitución e a triloxía Vernon Subutex, que aínda que o protagonista é Home, tamén toca mundos extremos, como o da pornografía ou os sen teito). Saúdos.

      • Ciberclub de lectura 7 de noviembre de 2022 a 17:05 #

        Gracias por tus comentarios y puntualizaciones, Isabel. Tienes toda la razón!!!

    • Ciberclub de lectura 7 de noviembre de 2022 a 18:24 #

      Gracias Kelly. Ya lo he comentado en otras lecturas, pero siempre pensamos que los derechos que alcanzamos se consolidan y no hay vuelta atrás y vemos tristemente que eso no es así, pasó en Irán, en Siria, en Afganistán, ahora con algunos derechos en EEUU… creo que nunca se puede bajar la guardia. En el caso que comentas de las segundas generaciones tienes toda la razón, creo que son las que se llevan la peor parte porque reciben presión de la anterior generación para que no olviden de donde vienen y presiones de su entorno que los miran con prejuicios. Es difícil gestionar esa situación.

  7. CARMEN 7 de noviembre de 2022 a 12:50 #

    Hola a tod@s:

    De la novela me quedo con los datos de interés que contiene. Me ha parecido, la primera parte sobre todo, un poco confusa. La verdad es que iba leyendo por momentos, casi sin saber por donde iba. Me resulta muy notorio el esfuerzo que realiza la autora para hacernos ver a los lectores como los exiliados, lidian con las grandes ironías de su país de origen y destino, así como los esfuerzos por adaptarse y también, a veces, no asumir una cultura nueva, una nueva forma de ver la vida.

    Me ha parecido una novela interesante, además, tal y como resalta Lory, estéticamente llama mucho la atención. Me parecía incluso, una caja y me gustaba pensar cada vez que la leía, que estaba abriendo la caja de pandora en la que al final se convierten, en mayor o menor medida, sus vidas.

    Saludos.

    • Ciberclub de lectura 7 de noviembre de 2022 a 18:39 #

      Gracias, Carmen. Sí a mi también me costó un poco centrarme en la historia al principio. Me imagino que la autora quiso recrear un hilo confuso adrede. Kimia ha intentando desvincularse de sus orígenes intentando adaptarse a una nueva cultura, lengua y costumbres. Esta adaptación la ha llevado a distanciarse de su familia. Parece que ahora, iniciando ella una nueva familia le vuelven los recuerdos que tantos años ha mantenido olvidados y por eso le llegan de esa forma. Cuando miramos atrás es curioso como algunos recuerdos aparecen de forma nítida y otros apenas somos capaces de recrearlos. Y por otro lado, ¿hasta que punto los recuerdos se ajustan a la realidad y no los tenemos mitificados?

  8. Isolda 8 de noviembre de 2022 a 13:50 #

    Buenos días a todos. Me encanta volver a compartir lecturas en este club. Tengo que decir que en general el libro me ha gustado. En primer lugar, o me ha refrescado la historia de Irán o, en su defecto, me ha proporcionado información que desconocía. La escritora nos ha dibujado muy bien un país desgarrado por intereses de otras naciones, entre otras cosas, y que ha producido un éxodo constante y doloroso de su gente que parece no tener fin.
    Por lo que respecta a la novela, a mí me ha gustado más la primera parte. La escena en dónde Darius se niega a utilizar las escaleras eléctricas, no sólo me parece una declaración de intenciones y una postura política, sino es la decisión de no completar el proceso de desorientalización (u occidentalización) que vivieron sus hijas.
    Cómo bien dice Kimia, toda migración que culmine en una integración, es aniquilar una parte de ti. Y para mí, Darius partó ya muerto a Francia.
    Lo que más disfrute son las historias que se gestaron en la antigua Persia. El libro ha sido una pequeña ventana a un mundo singular, con su propia cosmogonía y profundamente sensorial.
    Si que me ha parecido mucho menos trabajado, la relación de Kimia con su pareja y el final de la novela, pero en términos generales lo he disfrutado. Gracias por la elección.

    • Ciberclub de lectura 8 de noviembre de 2022 a 15:25 #

      Gracias Isolda, veo que casi todos vamos coincidiendo en qué parte de la novela nos atrapó más. Cuando estaba terminando la cara A pensaba que la relación con Anna la iba a estar desarrollada más en profundidad en la segunda parte pero es verdad que pasa de puntillas por ella, al igual que la relación con el futuro padre de sus hijos… Me alegro de que, en general, os haya gustado.

  9. Isabel Montes De Oca 8 de noviembre de 2022 a 17:13 #

    Buenas tardes a tod@s.

    Es una alegría volver a estar en por estos lares compartiendo lecturas.
    Debo decir que lo primero que me llamó la atención de este libro ha sido su estética. Me ha parecido un libro con unas cubiertas bonitas, y con sus hojas con los bordes negros le da un toque ya de por sí exótico y original, una edición muy cuidada.
    Su lectura ha sido de lo más apropiado en estos momentos de revueltas en Irán, lo que nos da una nueva perspectiva de un país, cuya historia desconocía, y reconozco que la tenía confusa, y que este libro ha contribuido a enriquecer.
    La manera de narrar, bailando entre el pasado, y el presente, situando los presentes y los pasados en varios niveles, requiere de una lectura ágil, pero exigente, para no perdernos entre los recuerdos contados por la autora en su particular monólogo.
    Aunque la cara B me pareció más dramática en tanto que nos cuenta el gran acontecimiento que marcó su infancia y adolescencia, no el único, pero sí el más importante, creo que la liquidó precipitadamente.
    Por eso la cara A me ha resultado más interesante. Realicé una inmersión en la historia de esa zona de Oriente, llamada Persia, hoy Irán. Desde contemplar asombrada que solo dos generaciones separan de la protagonista de un harén sacado de Las mil y una noches. De la posición de la mujer a lo largo de los años, de lo contemporáneo de su día a día en pleno proceso de occidentalización con el sha, y el retroceso y engaño que supuso Jomeini. De la importancia de la maternidad, y de la familia como una tribu, ya exiliados, frente a la individualidad de la sociedad francesa y su papel como sociedad receptora de inmigrantes.
    Aparecen numerosos subtemas, enlazados entre el presente y el pasado. Me ha llamado la atención que su particular estrategia para integrarse en la nueva cultura sea desintegrarse de la suya, de ahí su desorientalización, empezando por adaptar su nombre, para que los europeos sepan nombrarla, hasta renegar su origen e inventar su historia según el día. Me parece un toque de atención para nosotros, los europeos, que en la mayor parte de las veces, uniformamos todos los inmigrantes en un mismo grupo, sin tener la delicadeza ni mostrar el interés para conocer un poco más allá de la situación de cada uno.
    Ha sido una lectura muy interesante y muy recomendable.

    • Ciberclub de lectura 14 de noviembre de 2022 a 19:24 #

      Gracias, Isabel. Ya he comentado que también me gustó más la cara A, pero sí que comparto contigo en que en la cara B parece que la autora tenía más prisa por resolver los distintos dramas que planteaba, como la muerte de su padre o su conflictiva adolescencia y búsqueda de su identidad sexual. Un saludo,

  10. David 10 de noviembre de 2022 a 18:10 #

    Hola

    Creo que la escritora trata de abrir muchos temas e introduce a gran cantidad de personajes, que de entrada resultan interesantes, pero que desaparecen como por arte de magia. (¿qué será de esos vecinos?).

    Tengo la percepción que no ha querido profundizar en el tipo de sociedad, o en la dualidad de la política y la religión en Irán a lo largo del tiempo. Vaya, que toca muchas cosas, la mayoría ya conocidas, pero de una manera muy sutil. Seguramente esté equivocado pero creo que le ha faltado valentía para profundizar, aunque viendo que Salman Rushdie vuelve a ser noticia, podría entenderlo perfectamente.

    El libro me ha dejado un tanto indiferente, incluso el primer tercio me aburrió un poco. Posiblemente lo que más me ha gustado ha sido el momento en el que tratan de escapar de Irán y algún aspecto histórico que desconocía.

    Saludos

    • Ciberclub de lectura 14 de noviembre de 2022 a 19:18 #

      Gracias, David. Es enriquecedor conocer otros puntos de vista más críticos sobre la novela. Estoy de acuerdo contigo en la desaparición fulminante de personajes interesantes a lo largo de la novela (los vecinos, como bien dices) o que no profundiza más en otros como los tíos o el propio padre. La otra parte que destacas: muchos temas sin profundizar puede que sí, pero yo lo percibí como un intento de darnos una pincelada general de la situación que ha ido atravesando Irán a lo largo del siglo XX para generar curiosidad y limar prejuicios occidentales pero entiendo perfectamente tu punto de vista. Un saludo,

Ahora te toca a ti

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: