Aventura en Italia

19 Dic

Fotograma de la película de Mike Newell

Argumento

Éste es el inicio de una bonita aventura para cuatro mujeres inglesas que pasan un mes en una preciosa villa italiana, San Salvatore. Son muy diferentes y no se conocen de nada antes de embarcarse en este viaje pero hay algo que les une: su deseo de huir de la lluviosa Londres y de sus insatisfactorias vidas. Y yo creo que más de lo segundo que de lo primero.

  • Lotty,  Mrs. Wilkins, es una mujer dubitativa con un marido muy rancio, abogado, sumamente práctico y racional. 
  • Rose, Mrs. Arbuthnot, es una mujer que se ha dejado caer en una vida ocupadísima con los demás, “atendiendo a sus pobres” pero “desatendiendo” su vida personal, su felicidad y al que fue su gran amor, su marido debido a que éste escribe novelas poco “recomendables”. Entre ellos se ha abierto un abismo que parece insalvable. Su marido estará encantado con el viaje de su mujer, casi ni se enterará de su ausencia.
  • Scrap, Lady Caroline Dester, una joven guapa, encantadora, perfecta, a la que todos adoran y con la que es imposible enfadarse porque hasta cuando quiere ser antipática resulta encantadora. Y ya no lo soporta más. San Salvatore es su huida hacia el anonimato y la soledad.
  • Mrs. Fisher, la más mayor, una dama victoriana rodeada de recuerdos de muertos y grandes glorias literarias. Una persona severa y reservada.

Llegan al castillo y que se encuentran con una explosión de colores, de aromas y de sol, en un hermoso y tranquilo lugar lleno de flores que las transforma. Y esa es la trama, su transformación, una transformación contada con humor, con situaciones cómicas, vivida desde el interior de cada una de ellas, que al tiempo que te absorbe te pone una sonrisa en la cara.

Poco a poco el ambiente de San Salvatore se va adueñando de todas ellas. El sol, el aroma de las flores, la tranquilidad, la vida relajada, hace que poco a poco se vayan abriendo un poco más, dándose cuenta de lo importante, relativizando, de manera que su relación, tirante en un principio, se va tornando más armoniosa, y realmente se sienten felices en la campiña italiana.

Lo consideran como un punto de inflexión en su monótonas vidas. No son felices y no saben porqué. Ahora tienen tiempo de reflexionar, descansar, ver las cosas con más distancia. El convivir con personas desconocidas y tan distintas a ellas les da otro punto de vista y aprenden a relativizar la vida. También creo que aprenden a quererse más a si mismas, a buscar su propia felicidad sin estar tan pendientes de la felicidad de los demás.

“Esa última semana brotaron las celindas en San Salvatore y todas las acacias florecieron… Esa última semana, tumbarse bajo una acacia y mirar hacia arriba entre las ramas, viendo cómo se estremecían sus frágiles hojas y sus blancas flores contra el azul del cielo, producía una enorme felicidad” 

Es una narración pausada, tranquila, que se apoya mucho en todo lo sensorial, sonidos, olores, colores, sabores… y en los pensamientos y evolución interior de los personajes, con caracteres muy marcados y muy diferentes entre sí, pero que finalmente consiguen un buen entendimiento. 

Contexto histórico

La novela se desarrolla en los años veinte, en el Período de entreguerras. Gran Bretaña había sido una de las grandes triunfantes, pero la victoria no tuvo el buen sabor de boca que se esperaba. Los años de guerra habían pasado factura: también debían pagar, al igual que otros países europeos, las deudas que habían contraído, especialmente con Estados Unidos. 

Gran Bretaña se fue poco a poco alejando de la diplomacia europea. Se centró en sus propios problemas internos y el inmenso imperio colonial. Respecto a este último, ante el debilitamiento económico tras la guerra, se creó la Commonwealth. Mediante esta, aquellos dominios de población blanca, Australia y Canadá, pasaron a ser básicamente Estados independientes bajo la jefatura de la monarquía inglesa. De esta forma, se liberaba de la gestión de estos dos territorios, puesto que además tuvo que hacerse cargo de amplias zonas de Oriente Próximo y África, que anteriormente habían sido colonias alemanas, en el caso de África, o eran territorios del Imperio otomano, que salió mal parado de la Gran Guerra y quedó reducido a la actual Turquía.

En cualquier caso, pese a que se mantuvo el orden colonial del Imperio británico, la realidad fue que la mentalidad hacia las colonias se fue transformando. Se estableció la idea de responsabilidad, de tal forma que dichos territorios no podían ser únicamente explotados sin que se produjera cierto desarrollo y prosperidad en los mismos. También Francia siguió una política parecida en este ámbito, a quien también le tocó gestionar territorios del Oriente Próximo.

Gran Bretaña, además, tuvo que ver como Irlanda, que había formado un parlamento propio en 1919, declaraba la independencia e intentaba el reconocimiento internacional en París. Se entraba en una nueva y dificultosa fase de las relaciones angloirlandesas, y, por mucho que Gran Bretaña lo negara, la realidad es que se abrió una guerra civil entre ambas naciones.

Las fuerzas republicanas irlandesas hicieron frente a los cada vez mayores efectivos militares que tuvo que desplazar Inglaterra Por si todo era complicado, Irlanda del Norte, de mayoría protestante, se desprendía de Irlanda y manifestaron su debilidad al Reino Unido. Finalmente, en 1922, el gobierno republicado de Dublín consiguió concesiones por parte del británico, por lo que la guerra civil finalizó, aunque no así la violencia, la cual permaneció entre los independentistas irlandeses y los que apoyaban la lealtad a la Corona.

Gran Bretaña extendió el voto primero a todos los hombres y luego a las mujeres. Pero al igual que en el resto de Europa, Inglaterra, que ni siquiera con el primer gobierno de los laboristas dejó de ser extremadamente conservadora, no estuvo libre de las quejas de la población por la situación económica que atravesaba el país.

La sociedad en los años veinte

Al final de la Primera Guerra Mundial, la mayoría de la gente empezaba a trabajar entre los 12 y los 14 años, tenía una cantidad de tiempo libre limitada debido a las largas jornadas de trabajo y a la pobreza, y su participación política era restringida. Mientras que en 1919 se concedió el derecho de voto a todos los hombres a partir de los 21 años, solamente las mujeres a partir de los 30 y que cumplían ciertos requisitos de propiedad tenían derecho de voto.

A finales de los años treinta, la edad escolarización obligatoria se había elevado hasta los 14 años; los sueldos había aumentado, y las horas de trabajo se habían reducido; los jóvenes asalariados eran importantes consumidores de ocio; se había establecido el sufragio universal a partir de los 21 años y los jóvenes menores de 18 años estaban sujetos aun creciente escrutinio por parte del Estado. Tanto la experiencia vivida por la juventud como el lugar de la gente joven en la sociedad en general estaban, por lo tanto, sujetos a un cambio importante. 

Las jóvenes flappers de los años 20

A medida que avanzaba el siglo y los procesos de modernización, la mujer ocupó, cada vez con mayor insistencia, nuevos espacios. Su presencia se hizo habitual en el teatro, las salas de cine, los salones de té y aun en los clubes sociales, en los cuales, a principios del siglo, sólo se permitía la presencia masculina. Durante los años 20, y como consecuencia del impacto de la primera Guerra Mundial en los roles femeninos, sectores de mujeres de la sociedad local que tenían oportunidad de viajar al exterior o de leer y estar en contacto con publicaciones europeas adoptaron actitudes y comportamientos que se distanciaban del ideal femenino convencional.

La moda se hizo mucho más sofisticada, se suprimió el uso del corset, permitiendo mayor libertad de movimiento en el cuerpo femenino, el largo de la falda se recortó de forma notable exponiendo a la vista las piernas, el cabello se llevó corto y se impuso el maquillaje. La coquetería reemplazó las actitudes de modestia y pudor, y entre los sectores femeninos de la élite se fue extendiendo la práctica de deportes como el patinaje, el básketbol y la natación.

Aparecieron las jóvenes flappers, primero en Inglaterra y después en EEUU, que revolucionaron la imagen tradicional de la mujer. Eran jóvenes y rebeldes que vivían un estilo de vida diferente, trabajaban, conducían, fumaban, bailaban, escuchaban música no convencional de la época como el jazz, acudían a fiestas y se vestían y maquillaban de forma diferente.

Numerosas publicaciones católicas que existían en las ciudades y que iban dirigidas ante todo a las amas del hogar expresaron airadas protestas contra estas nuevas actitudes femeninas. Los puntos centrales de ataque fueron las «malas lecturas», el cine, la moda escandalosa, la práctica de deportes y los bailes. Todas estas actividades, según la Iglesia, alejaban a la mujer del hogar y de la misión que se le había asignado. Indudablemente la influencia del American way of life que se reflejaba en el cine, las revistas y la publicidad, tuvo un fuerte impacto en la vida femenina cuando las ideas de confort, libertad y gusto por lo moderno se fueron imponiendo.

Comentario

Es una narración pausada, tranquila, que se apoya mucho en todo lo sensorial, sonidos, olores, colores, sabores… y en los pensamientos y evolución interior de los personajes, con caracteres muy marcados y muy diferentes entre sí, pero que finalmente consiguen un buen entendimiento. 

La autora nos presenta el perfecto dibujo de cuatro mujeres bastante distintas (la fantasiosa, la espiritual, la caprichosa y la dominante) totalmente opuestas entre si y que nos permite conectar inmediatamente con la historia que nos cuenta, con la odisea personal de cada una de ellas, con su despertar de los sentidos.

Cada cual es más diferente, la tímida y gris que no es apreciada por nadie que se revela atrevida y espontánea. La beata entregada a los pobres con un matrimonio infeliz que resulta ser una romántica a pesar de su aparente frialdad. La noble de una belleza arrebatadora, infeliz por ser siempre el centro de atención de todos que no la permiten ser ella misma ni un momento de intimidad o la vieja gruñona que vive anclada en el pasado, no entiende a las nuevas generaciones y siempre se comporta de un modo desagradable.

Todas esas mujeres coinciden en que desean huir de sus respectivas vidas. Los personajes se muestran ante los lectores en un monólogo interior que refleja abiertamente sus dudas, miedos y pensamientos. Es una obra sincera en la que se reconoce la verdad de los personajes y por eso mismo me ha gustado.

En esta novela se respira ese ambiente de principios de siglo de forma natural. El deseo de las mujeres inglesas de romper con las ataduras y rigidez victoriana y de abrir las ventanas de sus vidas a nuevas experiencias es palpable en cada página. Vemos como van dejando atrás sus miedos  y como van transformando sus carácter en el paraíso de San Salvatore.

Además, podemos concluir en que estamos ante una lectura entretenida y agradable, una historia que podría tener lugar en cualquier otro momento porque las mujeres aquí presentes representan estereotipos que todavía se dan ahora o se han dado hace treinta años.


¡Ahora os toca a vosotros!

¿Qué os ha parecido la novela? ¿estáis de acuerdo con los comentarios? ¿os ha parecido una lectura entretenida y agradable? 

Realmente no hay acción, ni una trama compleja. Es más un relato de sensaciones, de pensamientos… ¿qué pensáis de ellas? aunque la sociedad haya cambiado o evolucionado mucho desde entonces, ¿reconocéis algún estereotipo en algún personaje?

Comentad todo lo que queráis.

La próxima lectura se presentará el 7 de enero, martes

!!!Felices fiestas!!!

15 comentarios to “Aventura en Italia”

  1. Ana 19 de diciembre de 2019 a 19:16 #

    Hola, empecé con mucho entusiasmo este libro, el planteamiento me parecía prometedor y divertido, a lo loco , a lo Shirley Valantine, pero la verdad es que me ha decepcionado, se ha quedado , para mi gusto, en un manual de jardinería o un guión de película dominguera. El ejemplar que he leído conservaba acotaciones de un lector anterior , podía leerse “ñoño” y “comedieta”, las suscribo.
    Felices Fiestas a todos.Nos leemos en enero.
    Gracias

  2. Lory 23 de diciembre de 2019 a 9:04 #

    Hola a todos: un comentario rápido. Para valorar este libro hay q situarlo en su momento. Tiene una prosa bella y fácil; no es un premio Pulitzer; está claro. P et o tiene un mensaje q a esta sociedad insatisfecha le viene al pelo: abre tus ojos y contempla la belleza q te rodea y agradece la suerte d poder disfrutarla. Y comprende q para q algo cambie debes “moverte” tu primero (q es simbolismo d todos los viajes, menos los organizados).
    Es cierto q es un libro q a los amantes d la naturaleza nos llega mas y q no está en la lista d clásicos. No lo saquemos d su cauce. Es un libro suave, para convalecencias, ya dije.
    Quiero dar las gracias a María x su esfuerzo y al resto x compartir opiniones y espacio. Deseo para todos una venturosa Navidad, llena d paseos y peqs momentos.
    Zazo

  3. Ciberclub de lectura 23 de diciembre de 2019 a 15:27 #

    Gracias a las dos por los comentarios. Como bien dice Lory hay que ponerse en el momento en que está escrito y verlo con distancia. Pero entiendo perfectamente a Ana y que puedan parecer “cursi” la prosa y las situaciones. Para mi es un libro amable que enfatiza el deseo de libertad y de búsqueda de la felicidad en momentos de crisis, simplemente con hacer un pequeño cambio en tu vida puedes sentirte más viva. Seguramente su viaje no empezó el día que partieron de Londres sino el día que vieron el anuncio en el Times, con los planes y las ensoñaciones de lo que iba a tener lugar.Como ya os dije, apenas hay acción, sí bellas descripciones de los lugares y de la naturaleza. Me gusta lo que dice Lory: abrir los ojos y contemplar nuestro alrededor, la naturaleza, la belleza. Hoy en día, con las prisas, nos paramos poco a contemplar y es un buen ejercicio para la mente. Espero más comentarios. Guste o no. Es bueno compartir los distintos puntos de vista. Y Feliz Navidad a todas y todos!!!

  4. mgal 23 de diciembre de 2019 a 21:10 #

    Hola a todos,

    Acabo de terminar la lectura. En líneas generales, ha sido agradable. Si bien es cierto que no contiene ninguna trama excesivamente trepidante, el foco está puesto en el interior de los personajes y en su evolución.

    Me ha parecido especialmente interesante el hecho de que, cuando parece que las cuatro protagonistas son las que abarcarán toda la novela, aparecen personajes masculinos secundarios que acaban teniendo una gran importancia en el devenir de la historia.

    El lenguaje es pausado y delicado, en línea con todo lo que desborda la obra. La recreación de la época y ambientación también me han parecido muy acertados.

    En definitiva, una novela sencilla y recomendable, que podría haber sido escrita y leída en cualquier época.

    Un saludo y felices fiestas

  5. Kelly 24 de diciembre de 2019 a 18:39 #

    Hola a todos,
    Efectivamente me ha resultado entretenida y agradable, una novela amable.
    Creo que a pesar del cambio de época y costumbres que se ha llevado a cabo desde que fue escrita, el tema de fondo es totalmente actual, el horror que conlleva la monotonía y el aburrimiento que acaba con todas las ilusiones, expectativas y por supuesto el amor y las relaciones de pareja. Además de convertirse en una muerte en vida que lo consume todo, como la anciana dice “vivir en un sarcófago”.
    Hoy también tenemos necesidad de desconectar y respirar otros aires y sobre todo de ver las cosas desde la distancia, con otra perspectiva. Así como conocer personas distintas de las que nos rodean y enriquecen nuestro mundo.
    Sin embargo, tanto en la incongruencia del principio y sobre todo el final con ese encuentro con el paraíso y esa vuelta al amor con todo el romanticismo y la pasión del principio, no deja de ser un cuento d hadas donde todos fueron felices y comieron perdices….
    O como dicen los compañeros una película de domingo por la tarde.
    En fin, lectura agradable para una tarde de lluvia, pero que no aporta nada nuevo.
    Felices Fiestas a todos!

  6. Marta C 26 de diciembre de 2019 a 10:26 #

    Felices Fiestas a todos. Ha sido una lectura amable y divertida (me reí con las ironías iniciales), y aunque al final es un enredito entretenido, soy muy fan de tomarse la vida con distancia, aprovechar el momento y disfrutar del aquí y ahora. No creo que fuese fácil para la mayoría de las mujeres de la época y en cambio me imagino a algunas leyendo el libro y que éste les hiciese pasar un buen rato.
    Me ha resultado interesante la escritora y como unos libros llevan a otros, me gustaría leer su biografía, tiene buena pinta, gracias a María por descubrírnosla.
    Abrazos.

  7. Ana 26 de diciembre de 2019 a 17:29 #

    Hola de nuevo, quería desearos Feliz Año a todos, que disfruteis de la lectura ( os recomiendo PATRIA de F. Aramburu o cualquier libro de Jorge Ibargüengoitia al que acabo de descubrir gracias a una compañera del club).
    Espero que el nuevo año os de ánimos para participar mas en el club, porque si no el club como tal , no tiene mucho sentido.
    María, mil gracias por tu trabajo y esfuerzo . Perdona si soy muy brusca en mis comentarios, siempre estaré agradecida a las personas que haceis esto posible.

    • Ciberclub de lectura 27 de diciembre de 2019 a 15:12 #

      Gracias Ana, tienes toda la razón en tus comentarios. Espero que en el 2020 los lectores sean más activos. Patria es un buen libro. Lo tenemos en la lista de los clubs pero por ahora tiene mucha demanda y no he conseguido reservarlo… Aprovecho también para desearos un Feliz año nuevo, lleno de salud, amor y buenas lecturas!!!

    • tonichin 7 de enero de 2020 a 21:51 #

      Buenas! Me encantó Patria de Aramburu. Es más, me gustó mucho su estilo, que una vez acabado leí por ahí a algunos críticos que se quejaban porque a estos parecía que mezclaba sin ningún tipo de criterio frases, tiempos verbales, personas y rasgos populares del euskera… Dando a entender como que se había escrito a trompicones y a prisa para llegar a la fecha de publicación. Si sería verdad o no esto último no tengo ni idea.

      Este 2020 puede ser además un buen año para leer Patria, ya que en mayo HBO España estrenará una serie basada en el libro 🙂

  8. CARMEN 30 de diciembre de 2019 a 12:25 #

    Hola a tod@s:

    Acabé de leerlo aún ayer y no es porque no me gustase si no porque no tuve mucho tiempo.

    Me llama la atención los comentarios. Estoy completamente de acuerdo que es una lectura amable y divertida, tal y como casi todos mis compañeros han expuesto, sin embargo a mi me ha llamado mucho la atención su argumento, para ser una novela escrita en la época en la que lo fue. Me parece una sutil reivindicación del papel de la mujer en la sociedad de su tiempo. Nos muestra como Mrs. Fisher tiene un papel riguroso como viuda y que se muestra tal y como se puede contar de ella como un ser egoísta que al final cae rendida al clima de San Salvatore y puede cambiar su manera de como debe de ver una viuda el mundo. Lo mismo creo que pasa con las otras protagonistas; ¿ habría en aquella época muchas mujeres que solas, por iniciativa propia, se fuesen de vacaciones un mes a otro país?? ¿ Habría mujeres de clase alta que pensarían de sí mismas igual que Scrap?? Ella piensa que es una solterona, solitaria… Además nos muestra como la belleza tan rotunda toca con la infelicidad en su día a día.

    La autora creo que hace un llamamiento a la independencia y a la fuerza de las mujeres, haciendo que ellas mismas tomen la iniciativa de hacer algo así como sus protagonistas. Si ponemos la novela en el contexto de los años 20, queda claro que no es para nada común el argumento de la misma.

    Con respecto a Lotty, me ha parecido que es la figura que encarna la visión femenina, que para muchos (su marido por ejemplo), le puede parecer fuera de todo sentido común y sin embargo acierta de pleno. El amor todo lo puede, el salirse de la rutina…, para mi desde luego que no. Lotty demuestra que el gran sentido común, muchas veces se toma como una locura, y sin embargo es la que más claro ve el mundo que acontece.

    La autora define Londres de aquella época como oscuro, lluvioso, frío; tal y como acontece en el contexto social.

    A mi realmente me ha parecido una novela mucho más importante por lo que no dice que por su historia. Me parece una novela que habla del empoderamiento posible de la mujer, que vive, sienta y padece aquellos años de entreguerras. Si nos ponemos en la mente de sus lectores/AS en su tiempo, posiblemente nos hubiese hecho pensar que es una historia que de amable no tiene nada; podría resultar hasta incómoda.

    Un saludo a tod@s y por supuesto FELIZ AÑO NUEVO.

  9. Ciberclub de lectura 30 de diciembre de 2019 a 18:00 #

    Todas las novelas tienen un trasfondo más o menos visible. En este caso, es buena la apreciación de Carmen porque tenemos que ponernos en la piel de una lectora inglesa de los años 20 y en este caso el argumento no es para nada corriente. Tenemos que pensar que la sociedad inglesa era una sociedad encorsetada y clasista, seguían los coletazos de la añorada época victoriana. Con todo y esto también hay que tener en cuenta que habían sufrido una guerra y muchas mujeres tuvieron que salir adelante sin sus maridos y otras haciéndose cargo de trabajos que antes les eran vedados. En los años 20 la mujer empieza a tomar conciencia de su fuerza y creo que es lo que intenta reflejar la autora al mismo tiempo que intenta ridiculizar a los hombres, quizá por las malas experiencias en su vida personal.
    Un dato que me llamó mucho la atención es que ninguna de las cuatro mujeres tiene hijos y apenas hablan de este tema, como si no estuviera entre sus prioridades. Aunque la autora rebela que la mujer más piadosa siempre tuvo entre sus puntos de referencia a “Dios, esposo, hogar y deber”, aunque no se queja de no haber tenido aún niños ¿No os llamó la atención?
    Otro tema que la autora repite una y otra vez es la relación de la bondad con la infelicidad. ¿para que sirve ser bueno a todas horas? Y como dice la señora Wilkins: “Nuestra clase de bondad hace infeliz. La hemos conseguido, y somos infelices. Hay bondades desgraciadas y otras felices; la clase que tendremos en el castillo medieval, por ejemplo, es de las felices”. ¿Cual creéis que es?

    • Carmen 30 de diciembre de 2019 a 20:12 #

      Sí es cierto, en un punto de la novela sí que me llamó la atención que no tuviesen hijos. A lo mejor es que la autora con cinco hijos que tenía a su cargo en ese momento, intento mantener el tema de niños al margen. Sólo se hace mención al hijo que pierde Rose, la cual la felicidad descubierta le hace pensar que con o sin su marido, merece querer y ser querida. Pero desearía un hijo que la necesitara.
      Saludiños.

      • Ciberclub de lectura 30 de diciembre de 2019 a 20:51 #

        Para hacer lo que querían hacer las protagonista, podían dejar atrás a sus maridos pero no a sus hijos. Sería demasiado rompedor con la época. Aún así me pareció muy actual que no estuvieran con el tema de la maternidad en sus pensamientos.

  10. tonichin 7 de enero de 2020 a 21:34 #

    Buenas!

    Acabo de terminar el libro. Me ha llevado bastante terminarlo… No encuentro que haya sido, como se calificó por aquí en algún momento, de novela fácil y ligera. Creo que el contenido de la novela no es un reto intelectual, pero me ha resultado muy denso. Creo que aunque me hubiera gustado mucho, no me habría podido ceñir al calendario propuesto, que he encontrado bastante ajustado.

    No me parece que haya envejecido particularmente bien la novela, aunque puede haber sido rompedora en su momento, no digo que no. En un principio me parecía que sería más interesante, ya que la introducción de Lotty y Rose me gustó, y la situación es un poco rara cuando encuentran el anuncio del castillo, en el que precisamente una vez llegan no pasa prácticamente nada. Me gustó también la idea que intenta transmitir de fraternidad, positivismo, ese estado de felicidad al que llegan en San Salvatore; me encanta la idea de irse de vacaciones y desconectar completamente, superar barreras, malos rollos y venir renovado por dentro.

    No me extiendo más! Un saludo y feliz 2020 🙂

  11. raquel franco 10 de enero de 2020 a 11:07 #

    Hola a todos y que tengan un feliz año, termine el libro, comencé tarde y me encanto la primera parte donde describen a Lotty y a Rose, pero luego con tanta descripciones del entorno y la jardinería se torna muy pesado y le puse poco entusiasmo,
    Ahora comienzo con Capote, este libro lo leí hace mucho pero es maravilloso.

Ahora te toca a ti

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .