Volver

9 Abr

Argumento

Mary Lohan vuelve tras estar 20 años en Boston a su país, Argentina. Había huido por un suceso trágico y se había propuesto no regresar jamás. Ahora no lo hace por iniciativa propia, su marido Robert lo preparó todo antes de morir. Quería que se enfrentarse a sus fantasmas del pasado para poder seguir adelante en la vida sin él. 

Surgió la oportunidad cuando al Instituto que dirigía Robert llegó una petición del colegio Saint Peter de Temperley, Argentina, para utilizar su método educativo. Para ello tenían que evaluar el colegio personalmente y firmar un convenio de cooperación. Como Robert ya no estaba, el nuevo director le encomendó esta tarea a su mujer, Mary, que trabajaba de profesora de español en el mismo Instituto que Robert.

Escrito en primera persona, Mary nos hace partícipes de su angustia al volver a la ciudad de Temperley, donde se casó y vivió hasta que se marchó de Argentina. Vuelve convertida en otra persona, se ha cambiado el pelo, el color de los ojos, ha adelgazado 10 kilos, su voz ya no tiene el dejé argentino y sufre además de una disfonía crónica. No quiere que nadie la reconozca. Vuelve en el avión con tres fotos de su pasado donde aparecen ella, Robert y él. ¿Pero quién es él?

En el viaje recuerda a Robert y como empezó una nueva vida en Boston con él. Dejando atrás a Marilé y a su familia argentina. Recuerda a Mariano, su primer marido con el que vivió en Argentina y del que parece que huyó por algún motivo espantoso hace mucho tiempo. Y se refiere a una tercera persona, él, que no sabemos todavía quién es.

Al llegar a la ciudad se fue directamente al apartamento que le habían alquilado. No quería encontrarse con nadie. No quería que nadie la pudiera reconocer.

Al día siguiente se reunió con el director del colegio, Mr Galván,  para empezar las sesiones de evaluación con los profesores del colegio. Estaba muy nerviosa, tenía miedo de que alguien de su pasado continuara todavía en el colegio.

Nos va dando pinceladas de lo que le pudo haber ocurrido, algo trágico que la obligó a huir de forma precipitada e incluso irracional ya que “nada puede hacerse cuando toda una comunidad juzgó y condenó”. En aquella época el único que no la juzgó fue Mr Maplethorpe, director del colegio y que incluso empatizó con ella. Pero no fue suficiente y tuvo que dejarlo todo atrás.

Cuando tiene que entrevistar al profesor de Historia se nos desvela la incógnita. Lo que ella mucho temía iba a suceder. Por fin vamos a saber quién es él. Él es su hijo.

El sustituto de la profesora de Historia es desde hace un mes Federico Lauría, su hijo. Lo abandonó cuando él apenas tenía seis años. No lo volvió a ver desde entonces y nunca se puso en contacto con él. Espera que no la reconozca. En su primer acercamiento mutuo encontró a una persona amable y cercana aunque Federico no dejaba de mirarle las manos. Algo había llamado su atención.

La entrevista programa fue al día siguiente. Federico se presentó algo tenso, con una actitud distinta a la del día anterior. No la miraba a los ojos, le miraba las manos. Durante ese encuentro, le dice que sus padres se separaron cuando él tenía 6 años, que se quedó a vivir con su padre y que éste se casó con una amiga de su madre, Martha, que ya tenía dos hijos. Le confesó que la convivencia con la nueva familia había sido muy difícil porque se sentía un extraño. También le dice que estudió Historia porque le gustaba saber el “porqué” de las cosas y piensa que la Historia tiene un porqué y “en cambio la vida no” y le insiste a su propia madre “Eso quería, que usted lo entendiera, que usted entendiera por fin que a algunas personas nos faltan los porqués de nuestra propia vida”.

Le entrega un texto que ha escrito desde hace años. Marilé no entiende, le dice que el procedimiento es que escriba uno nuevo al finalizar la entrevista, pero su hijo no atiende a razones. Le da el texto y se marcha. Al instante vuelve a entrar y le dice “el lunar” “No pude dormir anoche pensando en ese lunar”. Por el lunar la reconoció.

Termina esta parte con el texto de Federico. Relata desde su punto de vista lo que pasó aquel fatídico día, el día que su madre lo llevaba a él y a un compañero de colegio al cine, Juan. Como pasaron por una barrera ferroviaria y no hicieron caso a la señal que nunca funcionaba. Como se queda el coche parado en medio de la vía. Como pudo sacar a su hijo pero no le dio tiempo a sacar a Juan y como ambos vieron como el tren llegaba y se llevaba por delante el coche con su amigo dentro. Entiende lo que pasó porque estaba allí, también le dice que entiende que “un error pueda devenir en una fatalidad”. Y termina diciéndole que a pesar de poder entender todo lo que pasó aquel día sigue sin comprender porque su madre lo dejó y termina la carta con una pregunta”Por qué, después de haber pasado juntos por todo eso, mi madre un día se fue y no volvió más”.

Comentario 

Mary Lohan, Marilé Lauría o Maria Elena Pujol son una misma mujer en tres momentos de su vida. Las tres están en la protagonista desde el principio y en todas late el conflicto de la maternidad porque se duda de la propia capacidad, porque se experimenta hasta el suplicio o porque se sacrifica en aras de lo que más se quiere.

Claudia Piñeiro utiliza un estilo reiterativo que recalca la atrocidad de los hechos y la intensidad del dolor, como si su repetición incesante fuera la forma perfecta de describir el horror y cómo se vive en él. No nos da toda la información desde el principio, la va dosificando a lo largo de la novela para que el lector se vaya haciendo preguntas o vaya poniéndose en la piel de la protagonista o en la de los demás. ¿Somos capaces de ver a través de sus ojos el horror, la hipocresía, el aislamiento social?

Tres temas fundamentales en esta novela son “la responsabilidad”, “la culpa por una situación” y “la maternidad”. No hemos llegado al final, aún nos queda mucho que deshojar. Espero que os esté gustando.


¡Ahora os toca a vosotros!

¿Como veis esta primera parte?. Os gusta como Claudia va describiendo las situaciones. ¿Os parece que el recurso de narrarlo en primera persona lo hace más intimista y que conecta mejor con el lector?

Comentad los aspectos más sobresalientes de la novela.

El próximo día 15 haremos el análisis final.

Nos leemos,

Anuncios

6 comentarios to “Volver”

  1. ana 9 de abril de 2019 a 20:30 #

    hola, ya casi lo he terminado. Me está gustando mucho, me emociono con Marilé, lloro con ella. Me sorprendió quien era “él”, no me lo esperaba y ya me tiré al monte con la historia. Me gusta ese ir contando los hechos poco a poco y ese cuaderno de bitácora que inicia para armarse de valor?
    Historia dura, para mi gusto muy bien narrada.

  2. tonichin 9 de abril de 2019 a 23:36 #

    Buenas,

    Me está gustando la novela. Se me hace un poco angustiosa esa narración en primera persona y repetitiva, una letanía de diálogo interior que, ojo, no me está disgustando, pero sí me transmite el estado de ánimo de la protagonista.

    Al principio pensé que “él” sería su marido o amante, pero en cuanto se ve más o menos claro que Mariano y “él” son dos personas distintas, la verdad es que empecé a pensar “¿por quién dejarías toda tu vida y no mirarías atrás? Si no es por un gran amor, quizás por un hijo”. Y a partir de entonces me intrigaba saber cómo habría ella traicionado a su hijo, o qué otra circunstancia se podría haber dado para haberse sentido obligada a dejarlo atrás a él y a su pasado. Se veía venir que tendría que ver con un coche y unas vías de tren, pero era capaz de imaginarme varios posibles finales en ese escenario. Ahora que tan al principio de la novela se desvela el trágico hecho que les cambia la vida, imagino que el resto del libro nos contará entre otas cosas cómo reacciona ella, su familia y el resto del pueblo ante el accidente, cómo razona su escapada, conoceremos más detalles de la vida de su hijo y puede que del resto de sus antiguos conocidos.

    Sigo y con interés!

    Saúdos!

  3. Ciberclub de lectura 10 de abril de 2019 a 7:42 #

    También pensé al principio que él era un antiguo amor. Empecé a sospechar lo contrario cuando entró de nuevo en el colegio y describía los pasillos, reconocía las aulas y decía que él iba a su lado… la letanía con el texto del coche es un recurso que utiliza adrede para provocarnos esa angustia vital. Un hecho que sin querer te cambia la vida en un instante. Consigue que nos pongamos en su piel y sintamos el mismo dolor. La anécdota del murciélago en su balcón en muy significativa: cuando le dicen que van a llenar de humo el hueco para matar al pichón de murciélago, no lo puede resistir y le da un ataque de pánico y ansiedad. Me gusta que esté escrito en primera persona porque nos acerca más a su historia y la podemos sentir como nuestra. Consigue que empatice totalmente con ella. Su hijo ya ha dado el primer paso, a ver como reacciona ahora ella.

  4. MartaC 10 de abril de 2019 a 9:20 #

    Hola a todos , yo también pensé que se trataba de un antiguo amante, y el hecho de que fuese su hijo te sorprende. La reiteración, a modo obsesivo, de los coches ante la barrera del tren quedan descubiertos en el momento en que se lee el relato escrito de su hijo, que también dice que lo ha escrito una y otra vez a lo largo de su vida.
    Al principio me costó leer todas las páginas sin prácticamente puntos a parte, pero ahora hemos cogido carrerilla y tenemos ganas de saber “por qué”.
    Saludos.

  5. Ana María Heinze BFRP 10 de abril de 2019 a 13:07 #

    Hola gente, más o menos voy por los mismos caminos y sensaciones que todos ustedes. También pensé en una amante o algo así. Veremos como sigue y como justifica este abandono, finalmente castigó a su hijo. La culpa seguramente le da base al abandono.
    Ella y su maternidad es un un tema, lo dice, cuando Federico nació ella tuvo temor de no poder sostenerlo, su madre no pudo sostener su hijo porque se murió. Su hermano tiene un sentido en esta historia.Parece que vuelve a repetirse la historia, su madre pierde a su hijo y se hunde en el dolor y ella lo abandona-pierde a su hijo y aprende a vivir en el dolor.
    Ella evidentemente quiere volver, sino se hubiera podido negar y no hacer ese viaje.
    Coincido con María, me gustó mucho la escena del murciélago, muestra mucho.

    Nos leemos
    Saludos

  6. Maria V 12 de abril de 2019 a 22:30 #

    Buenas noches a todos,
    Coincido con el resto de los compañeros lectores en que me gusta la novela, me gusta incluso esa letanía a la que hacen mención, me gusta el estilo de narración, soy capaz de sentir lo que Mary Lohan siente y emocionarme al extremo cuando narra el encuentro con su hijo.
    Cuestiona su maternidad porque maternar es duro, muy gratificante pero duro y, en la mayoría de los casos, muy solitario. Hasta la mujer más fuerte duda, aparece la culpa tan, tan a menudo que termina por convertirse en algo casi familiar y no te das cuenta de que tienes que echarla de tu lado o te comerá.
    Me queda ahora por saber cómo reaccionará Mary Lohan, qué pudo haber pasado para abandonar a tu hijo de seis años (algo terrible tuvo que ser) y cómo se retoma ahora esa relación, como explicarle a un hijo los motivos del abandono, cómo entender por qué te abandonó tu madre?
    Continuemos.
    Nos leemos.

Responder a Ana María Heinze BFRP Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s