FRANTZ

19 Nov

Avanzamos un poco más en la novela. Esta segunda parte está escrita en primera persona y por un personaje del que hasta ahora no sabíamos nada, Frantz.

Escrita a modo de diario nos va a desvelar mas detalles de esta intrincada trama psicológica.

La trama

Frantz escribe un diario con todos los detalles de un Plan diabólico que está llevando a cabo y cuyo objetivo es Sophie y de modo circunstancial, su entorno. Los hechos relatados van desde mayo del año 2000 hasta enero de 2004.

¿Por qué? parece que por venganza. A lo largo de esta segunda parte nos desvela un pasado trágico, donde su madre que parece que estaba enferma se suicida tirándose por una ventana y con el vestido de novia puesto. ¿Y que tiene que ver Sophie con todo esto? por ahora no lo sabemos.

Sophie en esos momentos estaba casada con Vincent Duguet y vivía en un barrio residencial de clase acomodada. Se la veía muy feliz. Ambos empiezan a ser objeto de seguimiento.

Frantz investiga todo sobre sus vidas. Consigue sustraer del bolso de Sophie las llaves  de su piso y hacer una copia. A partir de ahí entra cuando puede en su casa, le cambia cosas, le mezcla pastillas y consigue las claves para entrar en su correo electrónico y redes sociales. Se adueña por completo de su vida.

¿Qué sabemos de Frantz? que es informático, que lleva años soñando con este Plan, que echa mucho de menos a su madre pero que se consuela diciendo “menos mal que tengo a Sophie” y que desde que conoció a Sophie  no le han vuelto a dar ataques de “angustia“. Cree que Sophie le “ayudará a curarse”. ¿Qué le ocurre?

Alquila un apartamento enfrente del matrimonio para vigilarlos constantemente. Cuando tiene ansiedad por las noches estira el vestido de novia de su madre, lleno de manchas, sobre la cama y escribe “En ellas está toda mi vida. Representan mi existencia, son la encarnación de mi voluntad”.

¿Es él, y no Sophie, víctima de la locura?

El diario nos desvela que la madre de Sophie está muerta y que en opinión de Frantz “de seguir viva no estaríamos en lo que estamos. Qué desastre.” La madre de Sophie se llamaba Catherine y todo indica que tiene algo que ver en esta historia.

Una vez que descubre todo los detalles de la vida de Sophie, sus horarios, itinerarios, costumbres, etc., decide pasar a la acción: le cambia algunas cosas, otras se las sustrae…. Empieza por pequeños detalles, como cambiar en el carro del supermercado la marca de café, sustraer pastillas de la caja de medicamentos, mover el coche a otra plaza de aparcamiento (ella cree que se lo han robado y pone una denuncia). Lo lleva a cabo de “forma discreta pero progresiva” . Y por la información que tenemos de Sophie, ella no se da cuenta. Piensa que es ella quién se olvida de las cosas.

El 1 de octubre su “plan está ya maduro” y empieza con “la manipulación del correo electrónico“. Ella y su marido están buscando una casa en las afueras de París para vivir en el campo, pero Sophie está empezando a “desconfiar de su memoria“. Además, Frantz empieza a administrarle sin que ella se entere unas pastillas contra la obesidad que fueron retiradas del mercado porque “destruye los neurotransmisores” y era como un “pro depresor” que podía incitarte al suicidio. También consiguió en Internet “flunitrazepam, una molécula que causa estados de pasividad y luego de confusión, con efectos amnésicos” y varios somníferos.

También pone micrófonos en su piso. La tiene totalmente controlada. Incluso consigue que la detengan en el supermercado por sacar sin pagar una botella de whisky.

Vincent empieza a preocuparse por ella porque cree que está “depresiva”. Sophie va al médico. No sirve de nada y lo problemas crecen en su matrimonio. Además, no se lleva bien con su suegra. Realmente no se soportan. El día del cumpleaños de la madre de Vincent, Sophie no quiere acudir a la fiesta. Se presenta al final por su marido. Esa misma noche su suegra muere en extrañas circunstancias al caerse con su silla por las escaleras. Esto trastorna de verdad a Sophie porque había soñado esa misma noche con la muerte de su suegra en esas mismas circunstancias.

Poco después, Sophie también pierde el trabajo por unas fotos que aparecieron en un dossier de prensa y que ella misma mando a toda la oficina. Eran dos fotos en un acto muy íntimo con su marido. No se explica como aparecieron ahí. La suspenden de empleo y sueldo. Las cosas van de mal en peor.

Frantz tiene un confidente en la oficina de Sophie, se llama Andrée. La invita varias veces a salir y así consigue tener información sobre la posición de Sophie en la empresa. Pero cuando se entera de que Sophie abandona la empresa ya no le interesa conservar su relación y la mata, tirándola por la ventana. Frantz, con sus actos, demuestra ser una persona sin escrúpulos y con una total sangre fría.

Sophie y Vincent se van a vivir al campo. Frantz sigue torturando a Sophie día a día. También consigue fastidiar su amistad con Valérie y Laure, sus únicas amigas. La deja en completa soledad y totalmente aislada. Su marido desconfía de ella y está cada día más distante. Ella está embarazada.

El 23 de mayo, Frantz le da el estoque final a Sophie. Consigue que Vincent  tenga un accidente con su coche. Se sale en una curva por culpa de él, que iba acosándole en moto, y se empotra contra un árbol. Es “el principio del fin“. A consecuencia de todo esto, Sophie sufre un aborto.

Vincent sobrevive al accidente pero se queda en muy mal estado y postergado en una silla de ruedas. Apenas se le reconoce. Sophie lo cuida un tiempo y después, sobrepasada por el día a día, lo interna en una residencia. Meses después, se mata y nadie se puede explicar como se pudo tirar con su silla por la escalinata.

Sophie desolada vende todo y se vuelve a París.  Consigue un puesto de niñera y empieza a trabajar para la familia Gervais. Quiere empezar de cero, pero no va a poder. Frantz pasa al “Plan B“. Consigue las llaves de la casa de la familia y sigue moviendo cosas y suministrándole fármacos.

Sophie está cada vez más irritada y se enfada a menudo. Y el 29 de mayo, el día de la bofetada a LéoFrantz ve una buena oportunidad para su venganza. Entra en la casa por la noche y asesina al niño en su cama, mientras duerme, con el cordón del zapato de Sophie. Lo que sigue ya lo conocemos.

Meses después, aparece en su vida como el sargento primero de transmisiones y le dice que “si” a su propuesta de matrimonio.

Comentario de la novela

En esta segunda parte el autor da un giro total a la novela. Cuando creíamos que Sophie se estaba volviendo loca o podíamos sospechar que lo estaba fingiendo, aparece Frantz, del que no teníamos todavía conocimiento, y nos hace presenciar una historia totalmente distinta. Escrita, esta parte, en primera persona, el autor nos coloca dentro de los ojos de Frantz  y de esa cabeza enloquecida, llena de ira y rencor. No sabemos exactamente las causas, pero todo nos hace indicar que al igual que Norma Bates en Psicosis tenía una enfermiza relación con su madre, la cual murió en extrañas circunstancias y vestida con su traje de novia. No habiendo superado esa situación, traza su plan de venganza: hacer enloquecer a Sophie hasta matarla. Todavía no sabemos cual es el papel que juega Sophie en la muerte de la madre de Frantz.

Esta situación me recuerda al guión de la película “Luz que agoniza” de George Cukor (1944), que a su vez está basada en una pieza de teatro británica “Luz de gas”, donde un marido hace todo lo posible para que su mujer crea que se está volviendo loca. Magnífica película y genial interpretación de sus actores principales (Charles Boyer e Ingrid Bergman). De ahí la expresión “hacerle luz de gas” cuando consigues manipular hasta tal extremo a una persona para que dude de sus sentidos, de su razonamiento y hasta de la realidad de sus actos.

Podemos concluir que en esta novela hay maldad, mucha maldad. Y nos hace preguntarnos constantemente cual es el personaje más diabólico de todos, si los actos que vamos presenciando son perdonables o no y en qué medida son comparables las maldades de unos y otros.

¿Qué opináis vosotros?


¡¡¡¡Ahora os toca a vosotros!!!!!

Opinad de todo lo que queráis.

¿Os gusta el giro que da la novela en esta segunda parte?

¡Nos leemos!

17 comentarios to “FRANTZ”

  1. raquel franco 19 de noviembre de 2018 a 23:16 #

    Hola a todos, muy interesante novela, la terminé de leer, muy atrapante, ingenioso el autor y escribe muy bien.
    gracias por este libro

    • Ciberclub de lectura 20 de noviembre de 2018 a 9:20 #

      Hola Raquel, Muchas gracias por tu comentario y aunque ya hayas leído toda la novela puedes comentar lo que quieras de la trama o los personajes, lo que más te haya llamado la atención de esta primera parte, mientras no nos desveles el final 🙂

  2. Susana 19 de noviembre de 2018 a 23:18 #

    Buenas noches la verdad es que no llegaba a verle sentido a la primera parte se me hizo un poco pesada pero esta segunda parte le da sentido a todo me ha parecido un giro inesperado y a la vez te das cuenta que con una lógica aplastante tengo que decir que cambio por completo de opinión y me ha encantado este giro en la trama a ver cómo termina

    • Ciberclub de lectura 20 de noviembre de 2018 a 9:18 #

      Gracias Susana, a mi me ha gustado más la primera. Quizá porque lo dejaba todo tan abierto que no sabías a que atenerte. Esta segunda parte me sorprendió desde el principio. Primero por el cambio de narrador, me pareció original y que así daba más potencia a la historia y después por que aún hay más maldad que en la primera.
      ¿Qué pensáis los demás?

  3. berta 20 de noviembre de 2018 a 0:23 #

    Hola a todos/as.Esta vez me han surgido problemas personales (familiares y personales), que me impiden buscar el libro que estamos leyendo en las bibliotecas, vivo en Madrid y todas las tiendas y bibliotecas están bastante lejos de mi domicilio.Me gusta mucho este club de lectura, y me gusta mucho leer como a vosotr@s.Intentare ir a por el próximo libro del club.
    Deseo que el que os toca ahora os guste mucho.Saludos a tod@s y hasta luego.Nos leemos.

    • Ciberclub de lectura 20 de noviembre de 2018 a 9:20 #

      Gracias Berta, espero que se te solucionen los problemas cuanto antes. Nos leemos para los siguientes. Un saludo.

  4. ᗩᑎᗩ 20 de noviembre de 2018 a 19:44 #

    Hola a tod@s! La primera parte me gustó, aunque me tenía muy despistada, me gusta mucho la intriga pero eran demasiados temas abiertos… pero llega la segunda parte y me gusto el doble. Como un rompecabezas que vas encajando todas las piezas, volviendo al principio encajando todo, pero al mismo tiempo alucinando: tanto daño, calculado, planeado, disfrutándolo… no doy crédito..y claro surge las preguntas.. por qué Sophie? Cuales son los motivos? Veremos que pasa…😉

    • Ciberclub de lectura 21 de noviembre de 2018 a 8:32 #

      Gracias Ana, en esta segunda parte yo me olvidé casi por completo del personaje de Sophie y me centré totalmente en Frantz y en su cabeza diabólica. Un personaje que me causa mucho rechazo y con el que no puedo empatizar en nada. En cambio a Sophie en la primera parte la veía más vulnerable (y se confirma en la segunda) y si podía pensar, ¿y yo en su lugar… si no me acuerdo de nada y me empiezan a pasar cosas tan horribles…qué haría? A ver como se resuelven todos estos nudos. Un saludo,

  5. Lory 21 de noviembre de 2018 a 22:20 #

    Hola a todos: Si en la primera parte, el autor nos enseñó la cara, ahora nos muestra la cruz de algo que él intenta que sea la misma moneda. Sophie me pareció esquizofrénica, ahora vamos con Frank el psicópata. El autor lo cuenta de una forma ágil, aunque sólo de pensar que pasa 4 años haciendo esas canalladas, se me eriza el vello.
    No encuentro que tenga la finura de A. Christie para nada, ni el fino suspense de Hitchcock. Es basto, grosero en su forma de contar, no sabe mostrar, tiene que enseñar la herida y meter el dedo. La muerte-asesinato de Vincent me recordó escenas de “La naranja mecánica” y quizá ahora Lamaitre nos lleve a “Portero de noche” donde víctima y verdugo se confunden y enredan; lo digo porque parece que van a casarse.
    No he leído en Internet ninguna mala crítica, así que me siento un poco perdida al hacer este papel.
    Me pregunto si a pesar de que a mi no me guste es una buena novela o si la humanidad no habría perdido nada sin ella.

    Buena noche a todos.

    • Ciberclub de lectura 22 de noviembre de 2018 a 8:36 #

      Muchas gracias Lory por tu sincera opinión. Es bueno que se hagan todo tipo de comentarios, a favor o en contra. Es lo que enriquece la lectura y nos hace tener un pensamiento más crítico. Os animo a que escribais todos los que la estáis leyendo, no sólo aquellos a los que les está gustando.Esta novela ha suscitado siempre comentarios encontrados, a los que les ha gustado mucho porque les ha entretenido la trama y les ha gustado como está escrita y a los que no les ha gustado nada. Lo mismo entre los críticos literarios. Es verdad que no tiene nada que ver con A. Christie. Ella basaba más sus novelas en el suspense y en la investigación de los asesinatos con un ritmo más lento y fijándose mucho en el detalle. Aquí no hay nada de esto. No había pensado en la semejanza de alguna escena con la “Naranja mecánica” (que aunque durísima para mi es un peliculón en todos los sentidos, incluso la música está tan bien escogida que da escalofríos!!!), pero sí espero que no desemboque la historia en “Portero de noche” 🙂 Lemaitre es un buen escritor aunque esta novela no sea de las más exaltadas por la crítica. Si quieres leer algo mejor de este autor, te recomiendo “Nos vemos allá arriba”. Si tampoco te seduce su escritura, es que no es un autor de tu gusto como nos pasa a menudo con muchos autores, y da igual que tengan éxito o no, o que los críticos los avalen o detesten.
      ¿Y alguien más piensa como Lory?

  6. Lory 23 de noviembre de 2018 a 18:19 #

    Gracias María por el comentario. Estoy de acuerdo contigo en que La naranja mecánica, aunque durísima, es una gran película y a pesar de que las dos historias no pueden ser mas diferentes, fué el cruce de miradas de Vincent y Frantz, donde, creo, que Vincent le reconoce, lo que me trasladó a escenas de miradas de esa peli: cuando al marido se le obliga a ver la violación de su mujer, la posterior mirada al reconocer a uno de los violadores y en el tratamiento de rehabilitación cuando le obligan a mirar escenas violentas y mas. y es que creo que a veces no nos marcan los grandes hechos, sino las cosas mas pequeñas. Desde luego aquella película impactaba y es posible que este libro tampoco te deja indiferente. Lo vi venir con las escenas que el niño muerto en la cama me sugirió. El libro “Nos vemos allá arriba” lo leí hace tiempo y me gustó. Está mas dosificado y aunque también hay una venganza, está llevada con otro estilo. Me siento muy liberada al haberlo devuelto. Leeré con mucho gusto vuestros comentarios finales.
    Buen fin de semana para todos.

    • Ciberclub de lectura 23 de noviembre de 2018 a 20:06 #

      Sí, ya no me acordaba de esa escena de la película. Yo también pienso que Vincent lo reconoció antes de morir o días antes, porque Frantz reconoce en su diario que lo visitaba a menudo para controlarlo y supongo que también para torturarlo… Esta venganza es demasiado cruel, pero también nos hace pensar hasta que punto los seres humanos podemos ser crueles y a veces y tristemente, la realidad supera la ficción. ¡Buen fin de semana!

  7. melenalviento 24 de noviembre de 2018 a 10:18 #

    Hola!
    A mí el libro me gusta, especialmente como está escrito. La trama es un poco exagerada (que Frantz sea capaz de orquestar todo esto), el tema de hacer luz de gas ya recurrido en otras historias, pero hay que reconocerle el valor del autor para enfrentarse a ella y salir airoso.
    La verdad es que yo me esperaba un giro, ya que Sophie era siempre incapaz de recordar que había cometido crímenes, y eso ya va abriendo la posibilidad de ese giro. Al menos, el autor no esperó al último capítulo para descubrirnos el verdadero rostro de Frantz, dejando para la última parte un desenlace entre los dos protagonistas. ¿Será Sophie capaz de recuperar su vida?
    Un saludo!!

  8. tonichin 24 de noviembre de 2018 a 21:27 #

    Buenas,

    ¡Menudo giro de los acontecimientos! La verdad es que me sorprendió, no lo había visto venir… Para mí Sophie tenía un trastorno de tres pares de narices y no me esperaba que otro fuera el culpable de todo el asunto visto en la primera parte.

    Franz me parece un personaje tremendamente retorcido, con unas ansias de ¿venganza? brutales, y una paciencia fuera de lo común para estar 4 años construyéndola. Es cierto que todavía no conocemos sus motivos, que deberán ser desvelados en esta última parte de la novela… Y me tiene bastante intrigado.

    Saludos!

  9. Dakota 29 de noviembre de 2018 a 10:28 #

    Hola a tod@s
    Me ha gustado mucho, me pareció bastante fuerte pero que te engancha de principio a fin. Hasta pronto, seguimos sumando lecturas junt@s!!!

  10. Ana María Heinze BFRP 4 de diciembre de 2018 a 14:48 #

    Hola, yo voy completamente retrasada, si tengo un hueco los iré alcanzando. Pero ya terminando esta parte, estoy de acuerdo no tiene la finura de Agatha Christie, esta segunda parte es como de trazo grueso. Me parece interesante el aumento progresivo de la maldad, eso es hasta incómodo de leer.

    Sigo haber si llego al final y el nuevo libro, por suerte ya lo pude conseguir

    Saludos

    • Ciberclub de lectura 4 de diciembre de 2018 a 14:52 #

      Gracias Ana María. Cada una lee cuando puede o a su ritmo!!! comenta cuando quieras y llegues a los post correspondientes. Saludos

Ahora te toca a ti

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.