El viaje

27 Abr

David Trueba nos trae una historia intimista, de sentimientos, donde el eje principal es la relación de un hijo con su padre, pero también echa la mirada atrás y habla de las vivencias de la infancia y la juventud perdida. Todo gira en torno a las relaciones filiares, familiares; y al valor incalculable de la amistad y la fuerza arrebatadora del amor.

Todo empieza cuando Dani Campos, nuestro protagonista, se levanta y descubre que “hay un coche de muertos en la puerta de su casa”. Su padre había fallecido hace más de un año, pero tras un sentimiento de culpa y de promesas no cumplidas decide llevar a cabo su última voluntad y llevarlo, como él había pedido, a su pueblo natal, Garrafal de Campos.

Dani es músico y se describe a si mismo como un bohemio “una palabra que ya nadie usa, pero es perfecta para definir a quien regresa pasadas ya las siete de la mañana y se echa a dormir en un estudio de sonido sobre un futón que no levanta ni cuarenta centímetros del suelo”. Esta separado de su mujer japonesa Kei y tiene dos niños , Maya y Ryo, a los que adora y como su vida de conciertos le obliga a llevar unas costumbres muy desorganizadas, cuando no está de gira vive en un casa auxiliar al lado de la de su exmujer, para seguir teniendo contacto con sus hijos y no perderse su infancia.

En esta primera parte del libro, se realiza el viaje hacia el pueblo que significará también para Dani un retroceso en el túnel del tiempo: revivir sentimientos que creía ya olvidados, recuerdos del colegio, de sus amigos, y la relación con sus padres. El chófer del coche fúnebre, Jairo, dicharachero y preguntón sirve de hilo conductor para ir rememorando los acontecimientos más importantes de la vida de Dani.

El autor nos describe estos recuerdos con una gran ternura, profundizando en los sentimientos pero sin estridencias.

Sus amigos de la infancia:

Era la época de la transición, a principios de los años ochenta y España estaba cambiando a pasos más o menos acelerados, en lo político, en lo social y también aunque menos, en lo religioso. Hay una nueva clase política y la sociedad demandaba más libertad y tolerancia. La población se manifestaba por el referéndum de la OTAN, y Dani tomaba partido porque era lo que estaba de moda, sin más convicciones políticas.

Recuerda sus vivencias en el colegio de curas, todavía con métodos dictatoriales pero que poco a poco se iban suavizando. Su grupo de amigos con los que mantuvo siempre una gran amistad, Animal y Gus. Muy distintos entre ellos pero que le brindaban una amistad sincera, sin contraprestaciones. Gus  tenía buena pose y era carismático. Animal era más bruto y varonil. En un ambiente de intolerancia total, Gus era objeto de las burlas de su compañeros de colegio por ser diferente. Y Dani se sentía orgullo de considerarse su amigo y no temer a los convencionalismos que marcaba la sociedad.

Tenían una amistad sincera que se prolongaría mucho tiempo. A raíz de esto montaron un grupo musical “las moscas” con el que empezaron a triunfar en las actuaciones del colegio y más tarde en el Instituto, empezaron a tocar en bares y a hacer giras. Por eso a Dani lo empezaron a llamar Dani Mosca.

El secreto de su familia: 

Dani descubrió en su adolescencia un secreto que sus padres le habían ocultado desde su nacimiento. No era hijo de su madre, sino de su padre y una pariente del pueblo que alojaron en casa y de la cual se enamoró: Lurditas. Lurditas estudiaba para monja y al tener el niño se lo cedió en adopción al matrimonio y se fue de misionera muriendo tres años después en el Zaire (hoy Congo).

La relación con su padre: 

Difícil. Muy contrapuesta. Muy directa desde que su madre enferma de Alzheimer cuando Dani apenas era un adolescente. Este hecho le marcará para siempre. Su padre empezó a llevar las riendas de la casa a su manera, a convivir con la enfermedad de su mujer como podía y a intentar educarlo a su manera desde su propia visión del mundo.

A la edad de 18 años, Dani perdía la paciencia con él y como recuerda “No podía más. Nuestra relación estaba en carne viva y un mero roce nos despertaba la ira”. Choque generacional como pasa en muchas familias. El padre nació en una época de guerras, dictadura, escasez… y Dani en la época de la transición, más liberal y viviendo el comienzo de una nueva explosión cultural. Para su padre, Dani era un inconformista mientras que él creía que “hay que conformarse si quieres ser feliz”.

Dani siente que su padre siempre le consideró un inútil y que nunca lo apoyó en su carrera musical. Ridiculizaba el hecho de querer dedicarse a eso como actividad principal. Para su padre no era una profesión “como dios manda”. Además, el padre creía que tenía que inculcar a su hijo el esfuerzo del trabajo, las buenas costumbres, etc.,  basados en un modelo que a Dani le parecía prehistórico.

“Los hijos aprenden a ser hijos cundo se convierten en padres” reflexiona Dani, muchos años después. Recuerda aquellos quince días en que se quedó a dormir junto a su padre en la habitación del hospital y después, renunció a un viaje a Londres con su grupo para ayudarlo en su trabajo de comerciante ambulante porque tenía el brazo roto. Esto sirvió para conocerlo un poco más pero también para que el roce se hiciera insostenible y una fuerte discusión ocasionara el alejamiento durante años de la casa familiar y de su padre.

Sus amantes:

Repasa una serie de vivencias sexuales desde su primera experiencia en el pueblo, pasando por el instituto y la universidad. Hasta Mariana, la cuidadora de su madre enferma. Todas vivencias pasajeras sin cariño, ni amor. Hasta que llegó Oliva y se enamoró de ella. Se fueron a vivir juntos. La quería pero le era imposible serle fiel cuando estaba de gira con su grupo musical.

Con el éxito musical llegaron los excesos: sexuales, drogas y alcohol aunque Dani siempre rehuyó de los dos últimos. Eran los años de la movida y le costó la vida a su amigo Gus.


Ahora os toca a vosotros:

  • ¿Que pensáis de la relación de Dani con su padre?
  • ¿Os está gustando la historia?. ¿Y la forma de contarla?
  • ¿Como veis la historia de amistad entre los tres amigos? ¿Veis, al igual que yo, que trata el personaje de Gus con mucho más cariño y admiración que al resto?

Tratad los temas que queráis.  Es una novela con muchas reflexiones y sentimientos. Nostálgica de una época pasada que muchos recordaréis y que nos la hace revivir a través de la música, los programas de radio, la situación política y social…

Espero que os esté gustando!

Plazos:

Ahora leeremos hasta el final de la novela.  Y se publicará el siguiente post el martes, 10 de mayo.

Buena lectura,

13 comentarios to “El viaje”

  1. raquel franco 27 de abril de 2018 a 17:28 #

    Hola, voy retrasada y poco enganchada, voy a ver si me pongo al día este fin de semana y resolver si me gusta

  2. Maria V 29 de abril de 2018 a 13:43 #

    Buenos días a tod@s,
    Maria, espero que te encuentres mejor y ya restablecida de tus dolencias.
    Respecto a Tierra de campos y David Trueba, qué grata sorpresa ha resultado para mí descubrir este libro y a su autor.
    No había leído nada de Trueba y, como digo, ha sido delicioso.
    Yo he terminado el libro, no obstante me ajustaré a los plazos de comentarios.
    La historia me trae recuerdos de cuando yo era niña y la Movida Madrileña empezaba a despertar con fuerza.
    Trueba nos deleita con un lenguaje fluido, bello y sencillo a través del cual vamos repasando la vida del protagonista y, de paso, la mía.
    La relación de Dani con su padre podría ser la mía con el mío. Existe una brecha generacional que dificulta la comprensión entre unos y otros. Salidos de una postguerra difícil, ¿cómo entender el espíritu bohemio de su hijo?, el padre concibe un tipo de vida basada en trabajo estable, esfuerzo, sacrificio…. Dani quiere ser músico y demostrarle a su padre que puede ganarse así la vida…..inconcebible !!! A ello ha de sumarse la enfermedad del olvido de su madre
    Respecto a la amistad fraguada con Animal y Gus, comparto tu opinión Maria respecto a que la visión que nos da de Gus es mucho más cercana?y cariñosa. Con Gus le une algo especial, quizá sea la forma de comportarse, de pensar, de actuar, de sentirse liberado respecto a los convencionalismos de la sociedad a la que ambos pertenecen y que ahora está empezando a despertar.
    Quedo a la espera del segundo post para extenderme un poco más y comentar en detalle otros aspectos del libro.
    Me ha encantado.
    Nos leemos.

  3. Lorena. 30 de abril de 2018 a 17:12 #

    Hola, contestando a tus preguntas: Relación complicada hijo y padre, que me transmite ser exigente, poco cariñoso e intransigente, quizás como le corresponde a la época y como bien describes en el comentario se nota mucho ese choque generacional, pero que difíciles son esas relaciones y cuánta infelicidad generan.Si me está gustando la historia. La forma de contarla me tiene enganchada, me resulta ágil y fácil de leer y por momentos muy entretenida con pinceladas de humor. La relación de los tres amigos, muy interesante tres personas muy distintas con una afición/ocupación en común importante por encima de todo. No me había dado cuenta de ese detalle del personaje de Gus pero ahora qué lo preguntas podría ser, lo observaré en lo que queda de libro.Para mí también ha sido todo un descubrimiento nunca hacía leído nada de David Trueba, reconozco que abrí el libro con un poco de recelo pero duro pocas páginas. Nos leemos al final. Feliz lectura.

  4. Ciberclub de lectura 30 de abril de 2018 a 19:25 #

    Gracias por vuestros comentarios. A mi también me está gustando mucho. Y más que la historia, las reflexiones y los pensamiento que hace. Creo que todos nos podemos ver un poco reflejados en ellas. No viví la época de la movida porque todavía era muy pequeña pero siempre he pensado en ella de forma idealizada. Una época interesante en todos los ámbitos. Con sus luces y sus sombras, también. Pero con una sociedad mucho mas cohesionada e ilusionada en los cambios que ahora, sobre todos entre los jóvenes. Tal y como refleja el autor, es difícil convivir con las ideas y costumbres del pasado y más todavía si te tocan tan de cerca. Y como destacáis, me gusta la forma que tiene de plantear las situaciones, con esos toques de tristeza y de humor que no te dejan indiferente.

  5. berta 30 de abril de 2018 a 22:44 #

    Hola a tod@s.Después de leer vuestros comentarios, estoy de acuerdo tanto con María V, como con Lorena y también con el o la persona del ciberclub.Yo sí viví la época de la movida y efectivamente eran tiempos de ilusión por los cambios que tenía nuestro país que realizar o continuar realizando. El libro me está gustando, no he avanzado todo lo que querría, porque dispongo de poco tiempo para leer, pero seguiré leyendo.
    Bueno nos leemos, saludos a tod@s y hasta luego.

  6. Lory 1 de mayo de 2018 a 13:39 #

    Hola a todos: El retraso parece común en esta lectura; a veces los puentes no ayudan xq parece que vayas a tener mas tiempo pero se hacen otras actividades y al final na. La cara A de este libro-disco me ha parecido entretenida. Tiene un lenguaje fresco y, en cierta manera, trasgresor. Se apoya mucho en imágenes y lenguaje para hacernos llegar las situaciones. Creo que esta primera parte está dedicada a Gus a pesar de tener otros protagonistas, máxime cuando lo cierra con su muerte. Curioso cómo consigue trasmitirnos los personajes sin dar datos concretos de ellos, salvo pequeñas pinceladas. A ratos tengo la sensación de que el libro tiene dentro demasiadas cosas: amigos, amantes, padres, adopción e infidelidad, droga, trapicheo, transición, abuso en los colegios… Y esto hace que me parezca un poco crónica de un viaje. Echo en falta emociones, aunque haberlas haylas. Sigamos leyendo. Hasta la próxima. María me alegro infinito de que ya estés mejor. ZAZO

  7. panantel 2 de mayo de 2018 a 22:52 #

    Hola a todos !! Me está gustando mucho esta novela. Es intimista y nostálgica pero también con toques de humor que hacen amena la lectura. Por un lado contiene fragmentos que nos hacen reflexionar sobre las relaciones paterno filiales. A pesar del salto generacional, similar al mío, el logro de todos estos padres fue transmitirnos grandes valores y conseguir que el cariño luchara en contra de las diferencias. Eso sí la aceptación por ambas partes llegará en una edad posterior a la adolescencia, quizás ésto sea inevitable. El contexto histórico y social que nos muestra habla de una España con ganas de salir de la oscuridad, representada por el personaje de Gus. El hecho de que aún no nos haya contado lo que le sucedió me causa intriga y me anima a seguir leyendo. Es un personaje muy importante en la vida de Dani. Su amistad es sincera a pesar de tener gustos y caracteres diferentes, lo que amplifica más este sentimiento. Por último y no menos importante están las relaciones amorosas de Dani, empiezan torpes y se van perfeccionando hasta llegar a Oliva. Sin embargo el mundo artístico en el que se envuelve Dani le hace caer en la tentación de la infidelidad. Probablemente ésto sea la causa de su ruptura y de su imposibilidad para mantener una relación estable. Seguiré con ganas la lectura. Un saludo !

  8. Kelly 3 de mayo de 2018 a 19:38 #

    Hola a todos,
    El libro resulta un fiel retrato de la época de la Transición, con todos los cambios en todos los ámbitos de la vida, familiares, sociales, culturales, etc.
    Si las relaciones generacionales son de por sí difíciles, en momentos tan cambiantes, la brecha se hace insalvable. Es imposible que con la vida y educación que han recibido nuestros mayores, incluida una guerra y postguerra, puedan entender todo lo que sucedió después. De hecho él en algún momento lo define como Edad media.
    El personaje de Gus parece el más importante de momentos, supongo que como referente de todo lo moderno y cambiante de la época, símbolo además de valentía y lucha contra el orden anterior. También para demostrar el valor y orgullor deser su amigo ante los demás, en el Colegio especialmente.
    Nos cuenta también las terribles consecuencias de la enfermedad, la vejez y la muerte, a pesar de que no parecen marcarle demasiado debido a su juventud y confusión mental, sus proyectos, el ambiente crápula de los conciertos.
    Continuamos.

  9. tonichin 4 de mayo de 2018 a 1:10 #

    Hola a todos!

    Como había dicho en el post anterior, voy un poco retrasado. Todavía acabo de llegar al final del plazo 1.

    Me sigo reafirmando en que me parece una muy buena novela. Estoy repasando la vida de Dani Mosca como si me la estuviera contando en la barra de un bar en una noche infinita, yo con los ojos como platos, con las orejas bien abiertas y expectantes, en una de esas noches de Movida que nunca he conocido. Quizás mejor que una simple historia contada, porque no sé si es la experiencia del guión, de la dirección o si es que esta forma le sale natural. El viaje con Jairo es el hilo conductor, el que tira de la memoria de Dani, y este teje su pasado a su alrededor con maestría.

    En cuanto a la relación de Dani con su padre, creo que es difícil, como tantas otras. Creo que después de tantos años ha logrado reconciliarse con su padre, no sé si eso es algo que ha pasado antes, después de su muerte o si es algo que está sucediendo en este viaje. Me ha llamado la atención que, después de caer en la cuenta de que ha acabado comportándose como él o heredando algún rasgo de su carácter, se ha preguntado varias veces ¿eso se hereda?. Creo que cuando se hace estas preguntas, maś allá de estar escandalizado ante la revelación, se siente orgulloso y en cierta medida culpable por no haberlo aceptado antes.

    Me está gustando también la historia de Las Moscas. Al principio pensé que un grupo salido del patio de un colegio no daría mucho de si, pero nos ha regalado varios momentazos y referencias, como por ejemplo: la estética, la reivindicación, los chupasangres de la industria, hacer un videoclip, evolucionar como artista, los playbacks, la radio y sus locutores y, por descontado, infidelidades y orgías.

    Algo que no me convence mucho es que desde el principio los tres se encasillan bastante: Gus es la estrella extravagante, Dani el responsable talentoso y Animal un virtuoso complaciente. Me da la sensación de que reduce un poco la complejidad de sus personalidades. En cuanto a Gus vs Animal, creo que simplemente Gus acapara muchísimas más páginas en la novela que Animal, algo que probablemente también debería ocurrir con la prensa especializada en esa ficción donde tocan Las Moscas.

    Sigo leyendo y nos leemos la próxima semana!

  10. Lola 9 de mayo de 2018 a 8:56 #

    Hola a tod@s:
    Me uno al sentir general en la lectura de este libro, interesante el repaso que hace por la época de la transición y la movida madrileña. Las relaciones familiares y los ambientes educativos y sociales.
    Dani y su padre mantienen una relación normal de choque generacional que cuando el hijo ocupa la posición de padre entiende algunas cosas y el viaje en el coche fúnebre es como un ejercicio de reconciliación o de comprensión.
    Hay amistades que se fraguan en la infancia, en el entorno escolar, y sobreviven muchas vicisitudes . Los 3 amigos representan tres visiones y actitudes ante vida, aunque cada uno tiene una superación personal que hacer. Creo que se pone más énfasis en Gus porque la homosexualidad entonces solo en algunos ambientes era contemplada, no digo que aceptada y su fuerte personalidad le ayuda a seguir plantando cara a la hipócrita sociedad en la que vive. Así lo veo para justificar por la relevancia de este personaje.
    En cuanto a la forma de contar la historia, en ocasiones me parece algo farragosa. Demasiados datos o mezcla de historias en algunos capítulos.
    Sigo leyendo, también voy algo retrasada.
    Que tengáis buen día.
    Saludos

  11. Manuela 12 de mayo de 2018 a 23:29 #

    Buenas noches!
    Acabo de leer aún la primera parte propuesta de la lectura, siento ir con tanto retraso. El libro me está gustando mucho, hace guiños a canciones, personajes, lugares que a los que somos aproximadamente de la edad del protagonista nos trae recuerdos, nos hace rememorar y eso me engancha. Además el autor tiene una forma de narrar, contando muchas cosas en poco tiempo, que obliga a estar atento a cada frase, a cada traspaso que hace de una época a otra, del pasado al presente y viceversa. La relación de Dani Mosca con su padre, a pesar de ser difícil, la veo como normal dentro del conflicto intergeneracional que suele ser habitual entre padres e hijos adolescentes. Aún así, me da la impresión que Dani es más maduro y más responsable que sus amigos porque, aún sin que él se de cuenta, cala la educación que su padre le inculca sobre el esfuerzo, el sacrificio, el trabajo, el respeto, la humildad. Supongo que en ello influyó también la enfermedad de la madre No obstante, es difícil pasar al lado de toda la ostentación y excesos que el éxito en el mundo de la música les brindaba y no sucumbir a las tentaciones. Sigo leyendo hasta el final para comentar en el siguiente post. Feliz fin de semana a todos.

    • tonichin 18 de mayo de 2018 a 19:01 #

      Me gusta pensar que es cierto que finalmente calan en él los valores inculcados por su padre. Desde un principio se pinta a Dani como “el responsable”, incluso él mismo lo dice cuando de forma natural recae sobre él la gestión del grupo.

Trackbacks/Pingbacks

  1. El viaje — Club virtual de lectura – Consultores de Viajes Legaspi - 9 de julio de 2018

    […] a través de El viaje — Club virtual de lectura […]

Ahora te toca a ti

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .