A contracorriente

19 Mar

Empieza esta parte con la cena que se celebra en casa de los Brandt y que tiene como invitados al matrimonio Meermans. Una cena llena de sarcasmo, ironía, envidias, falsedades… por alguna extraña razón Marin quiere que su hermano venda el azúcar de Frans y Agnes y para ello no le importa ofrecer una cena donde parece que el matrimonio Meermans no se corta en humillarles; eso sí, con sutileza. Da la sensación de que entre todos hay varias cuentas pendientes.

También entre el matrimonio hay mucha exageración. Apariencia de un matrimonio enamorado y compenetrado. ¿Qué ocultarán? Por lo menos Nella llega a la conclusión de que, aunque su matrimonio apenas existe, no le gustaría copiar a Agnes «en nada».

En el capítulo «Una mujer abandonada», Nella va a descubrir el secreto de Johannes y esto le romperá el corazón: quiere darle una sorpresa y visitarlo en su lugar de trabajo para que él vea que se interesa por sus negocios. Aparece en el almacén que tiene en la VOC y pregunta por él. Ya es interesante apreciar que a los propios trabajadores les llama la atención ver a una mujer sola en esa zona y dicen con sarcasmo que por allí ven mujeres «solo por la noche y huelen a almizcle», en clara alusión a las mujeres que ejercen la prostitución.

Aún así va con determinación y llega hasta la oficina donde se supone que está su marido. Al entrar de imprevisto, se encuentra con una escena con la que no contaba y que la llena de estupor, su marido desnudo con Jack Philips en un diván manteniendo relaciones sexuales.

Se queda tan sobrecogida que no supo reaccionar y gracias a Cornelia pudo salir de allí rápidamente sin asimilar todavía la escena.

Una vez en su casa, su mundo se viene abajo y le dice a Marin que su «vida en Ámsterdam ha terminado» y le confiesa que «Johannes es un sodomita» y se da cuenta, en ese momento, de que Marin ya lo sabía. Esto le pone furiosa y se siente engañada y humillada. Nella tiene prejuicios derivados del discurso eclesiástico y cree que la homosexualidad es «repugnante» porque se lo ha oído decir al pastor Pellicorte en la iglesia  «cuidaros de ellos. La furia de Dios penetrará en la tierra«, le han enseñado que la sodomía es un delito contra natura y que en Ámsterdam se castiga con la pena de muerte por ahogamiento.

Nella intenta entender los actos de su marido y Marin le dice que todo proviene de su alma y que no se la pueden extirpar. Este acercamiento a Marin hace que Nella intente conocerla un poco más y saber porque es tan comprensiva con las acciones de su hermano. Pregunta a Cornelia si Marin ha estado alguna vez enamorada y ésta le contesta que según dice Marin «el amor es mejor como fantasma que como realidad, es mejor perseguirlo que atraparlo». Además le cuenta que de joven Meermans se enamoró de Marin y ésta le correspondía pero cuando vino a pedir su mano, su hermano, Johannes, le dijo que no. En ese momento comenzó el desencuentro entre ambos y entre las dos familias.

Además, Nella recibe otro paquete de la miniaturista con una nota «las cosas pueden cambiar». El paquete contiene ocho figurillas en miniatura donde, a parte de los cinco componentes de la casa Brant, están Agnes, Meermans y lo que más le sorprendió,  una miniatura de Jack Philips. ¿Estará advirtiéndola de algo? 

Episodio en casa de los Brant: llega Jack preguntando por Johannes y culpando a Marin de que por su culpa se haya alejado de él y tampoco le vuelva a dar trabajo. La discusión llega a un límite que Jack saca una daga y lleno de furia se la clava a la perra Rezeki. En ese momento entra Otto en la casa y se abalanza sobre él. En la lucha, acaba clavándose la daga en el pecho de Jack que lejos de derrumbarse, sale de la casa con la advertencia de que ahora sí que tiene una prueba de intento de asesinato. Otto, preso del pánico, huye de Ámsterdam por miedo a una denuncia.

Otro paquete de la miniaturista con una nota: «La remolacha no puede crecer en el terruño del tulipán«. ¿No os parece extraño que cada vez que Nella quiere ir a ver a la miniaturista, hay algo que la retiene en la casa?

Discusión entre los hermanos: Marin dice que Johannes es un libertino que cree que está por encima de los burgomaestres y sus leyes por tener dinero y Johannes está harto de que Marin se inmiscuya en sus negocios y trate de organizarle la vida. ¿Qué piensa realmente de ella? «La libertad es algo glorioso. Libérate, Marin. Tú misma has puesto los barrotes de tu jaula».

Termina esta parte con el descubrimiento de los Meermans sobre la verdadera condición sexual de Johannes cuando lo descubren delante del almacén manteniendo relaciones sexuales con Jack Phillips. Este episodio y la rabia de ver que su azúcar sigue amontonado cogiendo humedad, hace que lo denuncien a los burgomaestres. Aunque Johannes es advertido por su mujer para que huya y se salve, la Milicia de San Jorge consigue apresarlo y lo meten en la cárcel a espera de juicio.

La frase en casa de la miniaturista «el hombre toma por un juguete todo lo que ve», puede significar que el hombre se cree que está por encima de las normas que marcan su entorno. ¿Creeis que se refiera a Johannes en particular, o a todos?

Se desvela el secreto de Marin. Se sincera con Nella. Está embarazada pero no le dice de quién. Nella sospecha que puede ser de Meermans.

Parece que todos los personajes van contracorriente. Contracorriente de lo que marca la sociedad en esa época. ¿Estáis de acuerdo? ¿Habrá más secretos por descubrir?


Ahora os toca a vosotros:

  • ¿Qué pensáis sobre el planteamiento que hace la autora de los personajes?. ¿Están bien definidos?
  • ¿Os parece que la autora ha tratado bien el tema de la homosexualidad? o fue solo un pretexto para recrear una situación dramática?
  • ¿Creéis que la religión sigue marcando la conciencia de las personas? o se ha utilizado de excusa muchas veces para venganzas personales y represalias?
  • ¿Os está enganchando la historia?

Plazos

La tercera parte llegará hasta el final del libro. El plazo será hasta el 2 de abril, cuando se publicará el último post.

¡Buena lectura!

10 respuestas hasta “A contracorriente”

  1. Manuela 21 de marzo de 2018 a 0:05 #

    Hola a tod@s!
    Llegados a este punto, he de decir que a mí la historia me tiene enormemente enganchada, y aún así me he resistido a seguir leyendo desde que hace ya una semana que he llegado a esta segunda parte marcada para la lectura. Ahora estoy deseando continuar hasta el final.
    Respecto a los personajes, me parece que la autora los ha estado construyendo paso a paso y premeditadamente ha ido revelando detalles de cada uno de ellos que, al menos esa es mi impresión, dan un giro a la visión que se pueda llegar a tener de ellos. Tal es el caso de Marin: no me la imaginaba tan comprensiva con la condición sexual de su hermano, al considerar que le pueden impedir físicamente la sodomía, pero nunca podrán arrancarle del alma su sentimiento; también me chocó saber que estaba embarazada, aunque tengo la sospecha de que el padre no es Meermans, más bien me inclino por Otto, algo que ya se comprobará con la tercera parte de la lectura.
    La miniaturista sigue intrigándome, esas figuras en las que se refleja la realidad de cada personaje son inquietantes y ciertamente es sospechoso que cada vez que Nella quiera salir a su encuentro algo o más bien alguien de la casa parece retenerla.
    Cornelia no me parece una criada al uso, me chocó además que siguiese a Nella cuando se dirigía al lugar de trabajo de su marido, desde luego da que pensar.
    Sigo teniendo la impresión de que hay un complot entre tod@s para hacer daño a Petronella, me parece que ésta es la única persona que juega limpio en esta historia y todos los demás personajes están unidos por una misteriosa intención, incluida la miniaturista.
    Pero todo son conjeturas, hay que seguir leyendo.
    Respecto al tema de cómo la autora trata la homosexualidad, sí me parece que describe bien la situación que gira en torno a ella: en la época que sucede el relato era impensable que la homosexualidad se viviese de otra manera, a escondidas, con apariencia de un feliz matrimonio para mantener el estatus social y gremial, y con un poco de suerte como le sucede al personaje, contando con la comprensión silenciosa y generosa de la pareja y del entorno familiar más próximo. Por otro lado, la homosexualidad se concibe en esa época como perseguida a todos los niveles: religioso por supuesto, estaría en boca de los párrocos en cada sermón; político y social.
    Sigamos leyendo, a ver cómo termina todo esto.
    Feliz semana.

    • Ciberclub de lectura 21 de marzo de 2018 a 13:21 #

      Muchas gracias por tu comentario, Manuela. Estoy contigo en todo lo que planteas alrededor de los personajes. A mi personalmente también me ha llamado la atención el embarazo de Marin. Me parecía impensable, a priori, que tuviera una relación extramatrimonial. También el trato que hacen de la homosexualidad es acorde con la época en la que se desarrollan los acontecimientos. En algunas cosas, parece que no hemos cambiado mucho. ¿No creéis? también es interesante comprobar como a partir de ahora van a enfocar el juicio los burgomaestres. Os espero en vuestros comentarios!!! Un saludo a todos,

  2. Maria V 21 de marzo de 2018 a 17:29 #

    Hola a tod@s,
    Descubro en esta segunda parte el motivo de la extraña actitud que Johannes tiene había su esposa Nella.
    Un secreto que parece ser es conocido por todos los miembros de la familia, incluidos Cornelia y Otto.
    Marin ha tratado de ocultarlo ante los ojos de Nella pero ésta se entera de la peor manera. Como ha pasado a lo,largo de la historia, la homosexualidad está condenada y en aquella época la pena era nada menos que la cárcel.
    En esta segunda parte comienza el declive de la familia y que parece vierne marcado por la muerte de la perra. Las enemistades y envidias de tiempos atrás salen a flote y, como ha pasado siempre en la historia de la humanidad, jugarán su papel incluso poniendo en peligro la vida de Johannes.
    Y, paralela a la historia que nos cuenta Burton, la miniaturista va avanzando lo que sucederá a la familia y sigue enviando mensajes a Nella.
    El problema es que no puede verlos a tiempo y, por lo tanto, no tiene margen para actuar.
    Nos leemos.

  3. Lorena. 22 de marzo de 2018 a 20:56 #

    Hola, hay momentos en los que parece que la historia de desinfla volviendo después a levantar el vuelo. Creo que los personajes son un pelín adelantados a su época o que la historia está situada ahí por casualidad. Creo que sí quedan más secretos atte descubrir aunque parezca imposible. Los personajes están bien definidos y comparten protagonismo por igual aunque parezca que no. El tema de la homosexualidad creo que refleja muy bien la situación en esa época, en otras posteriores y el muchos sitios en la actualidad. Sobre la religión pienso que sigue siendo una pieza del puzzle del mundo sobre la que sigue girando mucha gente para bien o para mal y un motivo más de enfrentamiento si no hay acuerdo. Yo tampoco me esperaba el embarazo de Marin y también me inclino por Otto. Voy a seguir pare de leer al llegar el plazo y parece que la que se desinflo fui yo. Nos leemos al final de la historia.

  4. tonichin 22 de marzo de 2018 a 22:15 #

    ¡Buen día!

    A mí los personajes me están pareciendo bastante malos en general, definidos de una forma muy mecánica y no consigo conectar con ellos. Nella me parece una petarda de mucho cuidado, que tras todas estas páginas y pese a ser la narradora de la historia sigue siendo la niña desorientada del principio. En Marin sí que he visto cierta evolución, el personaje entra en contradicciones, cede su protagonismo en la casa por la conmoción de los acontecimientos… Aún así me parece poco creíble que haya logrado ocultar su embarazo de 7 meses.

    Me parece muy exagerada la fascinación que levanta la miniaturista… Está claro que la autora necesita aumentar el interés del lector al rededor de este personaje. Es por ello que es tan misteriosa, pareciendo que tiene poderes sobrenaturales, dejando siempre a Nella en vilo. Me parece que intenta generar demasiada expectación y que la resolución no estará a la altura, me temo.

    En cuanto al tema homosexual, era de esperar un escándalo y reacciones de esta índole en el siglo XVII. Creo que la religión se ha usado y se usa, al igual que cualquier otro pretexto, para justificar motivos como odio, venganza, represalias. Esto en lo tocante a su uso por cualquier hijo de vecino y sin entrar en su uso a una escala mayor. Creo que en esta historia el matrimonio Meermans utiliza la demonización de la homosexualidad para acabar con Johannes.

    No sigo escribiendo, que ya he leído algo más que lo indicado para este post y no quiero pasarme.

    Saludos. Nos leemos.

  5. Marta 23 de marzo de 2018 a 10:22 #

    Hola a todos.
    Resulta injusto que hayan utilizado a Nella para crear una fachada de moralidad en torno a Johannes. Todos parecen saber el secreto excepto ella, claro está. Por eso Cornelia la sigue preocupada cuando se entera de que Nella quiere visitar a su marido en su lugar de trabajo. Lo curioso es que esa situación se sigue dando, por desgracia, en la actualidad en muchas ocasiones. Aunque aparentemente la sociedad haya avanzado mucho hay determinados temas en los que el avance es más teórico que práctico.
    El personaje de Marin me provoca desconcierto, cuando crees que te has hecho una idea clara acerca de ella resulta que hace algo que trastoca todo. Increíble lo del embarazo y más aún que lo haya podido ocultar durante tanto tiempo.
    Tanto Marin como su hermano son adelantados a su época: Johannes se libera viajando a otros países y Marin vive su realidad paralela en cuando cruza la puerta de su habitación. Allí se permite ser como realmente le gustaría y no como la sociedad le dicta que debe ser.
    Estoy de acuerdo en que los criados no son criados propiamente dichos, se comportan con demasiada familiaridad, que surge,a mi entender, por el hecho de compartir los secretos de la famila
    En cuanto a la miniaturista hay mucho que descubrir, supongo. Es curiosos que sepa tantas cosas de los habitantes de la casa. Quizá es una manera de contarle a Nella muchas cosas pero sin tener que decírselas a la cara. Yo creo que tiene que ser alguien de la casa la que encarga realmente las cosas a la miniaturista
    Saludos y a seguir leyendo

  6. Dakota 26 de marzo de 2018 a 20:22 #

    Hola a tod@s. Al acabar la lectura me he dado cuenta de como es el ser humano, la persona q carece de herramientas para construir y dar forma a su vida es la que pretende ahogar los sueños de los demás. La codicia y la venganza es el plato fuerte de esta novela y pienso q todo lo relacionado con la casa de muñecas era en el fondo una distracción en la que mantiene al lector en una continua tensión. En particular está novela me engancho hasta el final porque no dejaba de sorprenderme lo que le iba ocurriendo a cada personaje. He pasado una buena lectura y con ganas de la siguiente
    Un saludo.

    • Ciberclub de lectura 26 de marzo de 2018 a 20:42 #

      Hola Dakota, gracias por tu comentario! creo que te has despistado y no te has dado cuenta de que todavía queda un post por publicar con el final del libro 🙂
      Como ahora vienen las vacaciones de Semana Santa, lo publicaremos el próximo lunes, día 2 de abril. Gracias por no desvelarnos el final y te animo a que nos des tus impresiones de la novela en el siguiente post y con más detalle, si quieres. Me alegro de que te haya enganchado y gustado al mismo tiempo. Un saludo!

  7. berta 30 de marzo de 2018 a 0:25 #

    Hola a Todos/as, estoy de acuerdo con vosotros/as en que la Homosexualidad en el S.XVII, no tenía la aceptación que tiene hoy, afortunadamente en el siglo XX y XXI en Occidente se ve tan normal para la mayoría de la gente como la heterosexualidad.
    Aún hay personas que por su ideología o creencias no lo entienden, pero afortunadamente la sociedad ha avanzado en esta cuestión como en otras.
    El libro no me engancha, no me esta gustando mucho, prefiero la literatura de otras épocas, del siglo XIX, XX o XXI.Además tengo poco tiempo para leer por circunstancias personales.
    Os deseo feliz lectura y que nos sigamos leyendo y encontrando en el club.
    Un saludo a todos/as.

  8. raquel franco 30 de marzo de 2018 a 18:41 #

    Hola, felices pascuas
    El libro lo leí entero en pocos días.
    Me sorprendió esta autora, así que gracias por hacerme conocer
    Me encanto la descripción de la época y la historia y Nella con su casa de muñecas una historia atrapante.
    Gracias

Ahora te toca a ti

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: