El enigma: una teoría sobre la pareja

16 Nov

Love. Foto en flickr por udithawix. Algunos derechos reservados.

El enigma es una larga e interesante reflexión sobre las relaciones amorosas que, principalmente, aborda el tema de la compatibilidad entre dos personas de un mismo nivel intelectual en el marco de una pareja. La novela nos narra una historia de amor aparentemente sencilla, normal, frecuente encuadrada en el eterno triángulo esposa-marido-amante. Trata además temas como la soledad, la cobardía, el convencionalismo de la institución familiar, las consecuencias de una educación rígida, las diferentes maneras en que viven el amor el hombre y la mujer y el papel asignado a cada uno de ellos en la sociedad.

El argumento de la novela es sencillo: Daniel, de cuarenta y ocho años, es un catedrático de literatura en una universidad madrileña. Está casado con Berta, un ama de casa, dominante y burguesa que no le valora y a la que no ama. Tiene dos hijos adolescentes y lleva una insatisfecha vida familiar rutinaria y anodina. Para paliarla busca compensaciones en su trabajo, que le satisface mucho, y en relaciones esporádicas sin ninguna atadura con sus alumnas. Estamos en 1986, época de la Transición española, y a Daniel le invitan a EEUU a dar un curso en una prestigiosa universidad durante cuatro meses. Allí conoce a Teresa, hija de exiliados españoles que se fueron en los años cincuenta al país norteamericano huyendo de la asfixiante dictadura cuando Teresa era una niña. Teresa es una mujer divorciada y sin hijos, de cuarenta y dos años, culta, inteligente, segura de sí misma, triunfadora en su profesión, con una vida interior rica, independiente, acostumbrada a ser tratada como una igual en su relación con los hombres que está escribiendo un libro sobre las relaciones de pareja entre personas de igual nivel intelectual como el matrimonio Curie. Su entorno social es asimismo el de personas intelectuales: profesores universitarios, artistas, escritores. El amor surge entre ambos casi inmediatamente… y no cuento más pues si no destripo la esencia del libro.

La novela posee una estructura tradicional: está narrada en tercera persona con un desarrollo lineal de la acción. Predominan las reflexiones y los diálogos escritos con una naturalidad muy cuidada y una intención didáctica. El enigma se lee muy fácilmente lo que no evita que nos haga reflexionar sobre lo que en ella se expone. A medida que la novela avanza iremos introduciéndonos en las personalidades y circunstancias de los personajes y en los hechos que se van sucediendo. Sólo hacia el final entenderemos el porqué del título. Es una novela en la que prima más el argumento y la tesis que lo sustenta que el estilo.

Los dos personajes femeninos representan polos opuestos lo que nos permite reflexionar sobre los diferentes roles de la mujer en la sociedad actual. Aldecoa toma partido claramente por Teresa que encarna a la mujer que busca el amor en una relación libre e igual basada en la sinceridad y la autenticidad. Berta personifica, en palabras de la autora, a la mujer enredadera (La enredadera es el título de su primera novela) que depende económicamente de su marido y al que manipula para su propio provecho material: tenía la idea de la mujer de clase media como una enredadera que se agarra al hombre, que le exprime todo lo que puede, pero que ella no hace nada. Daniel se presenta como víctima de los constantes reproches de Berta a la que califica como cínica, inútil, implacable, dogmática, indiferente a su profesión. Siente que vive en un mundo muy pequeño en el que sentimentalmente no es feliz por lo que cuando le ofrecen esa estancia en EEUU, la ve como una liberación. Y, una vez allí, cuando se enamora de Teresa siente que ha encontrado la compañera ideal puesto que le estimula intelectual y profesionalmente y puede compartir con ella su mundo interior. Todo lo contrario a Berta. Teresa le lleva a un lugar en donde él siempre ha querido vivir. Pero… siempre hay un pero ya que si no, no habría historia.

En El enigma se plantea cómo nos marca la educación. No en vano, Josefina proviene de familia de maestros, su madre y su abuela lo fueron, y ella, pedagoga además de escritora, en 1958 fundó y dirigió durante muchos años el prestigioso y progresista colegio Estilo, un interesante experimento humanista basado en las teorías krausistas que alimentaron la Institución Libre de Enseñanza en la Segunda República española.

Para conocer más a la autora os dejo sendos enlaces a su biografía de Wikipedia y de El norte de Castilla. También os dejo un enlace a un programa de Rtve dedicado a ella de la serie documental “Esta es mi tierra”, grabado en enero de 2010, así como dos entrevistas concedidas por Josefina Aldecoa a El País y a la Revista Fusión con motivo de la publicación de El enigma. Os aviso que en las entrevistas se desvela gran parte de la trama. Vuestra es la elección de leerlas o no.

Plazos
Dividiremos la lectura en las dos partes en las que está dividida la novela. Leeremos a lo largo de una semana hasta al final de la primera parte (pág. 130). Os reitero lo de siempre: escribir en este post, mientras vais leyendo a lo largo de esta semana, sólo vuestras impresiones iniciales sobre la lectura o sobre lo aquí escrito, pero no la comentéis en su totalidad. Cuando publique el post de análisis correspondiente a esta primera parte dentro de una semana, y todos ya hayáis leído dicha parte, entonces podréis explayaros ampliamente en vuestros comentarios sobre ella. ¡Buena lectura!

Anuncios

11 comentarios to “El enigma: una teoría sobre la pareja”

  1. Salo Kon 16 de noviembre de 2015 a 9:34 #

    Comencé a leer el libro hace unos días, desde que lo retiré de la biblioteca. En principio es de lectura sencilla, con una trama atractiva, si te gustan las historias de relaciones, y a medida que avanza, va siendo envolvente. Lo del triángulo amoroso se adivina pronto. Me produjo un gran disgusto saber que la autora toma partido por Teresa. No porque Chus lo haya revelado, sino porque me parece lo más obvio, lo políticamente correcto. Toma partido por la mujer moderna, independiente, autosuficiente, sin ataduras. A mi, literariamente, me intriga Berta, qué se cocina en su interior? Cómo masca sus intrigas, cómo lía su enredadera? En fin, no nos precipitemos. Veremos cómo evoluciona esto.

  2. Gloria 16 de noviembre de 2015 a 10:53 #

    Hola buenos días,
    He leído el libro de un tirón y tengo que decir que me ha encantado.Coincido plenamente con la tesis de Josefina Aldecoa sobre los criterios que priman en el hombre a la hora de elegir compañera de vida. Creo que la necesidad en el varón de un reconocimiento y admiración sin igual y la inseguridad que le produce el hecho de tener un igual en su vida doméstica es para mi clara. De todos modos el perfil de Berta creo que hoy en día es más difícil que se presente en estado puro como vemos en el relato. Pienso que la pareja debe estar compensada, nadie tiene que sentirse cargando con una rémora, la desigualdad o la sensación de que en ese contrato vital alguien se está beneficiando del otro conduce en muchas ocasiones al fin del matrimonio o de la pareja.

  3. Maria V. 16 de noviembre de 2015 a 11:11 #

    Hola, el libro, efectivamente, es sencillo de leer, te atrapa. Quizá para mí, lo más destacado es cómo la educación puede llegar a influir en tu vida, en las decisiones que tomes.
    Es verdad que la autora toma partido por Teresa, ¿cómo no hacerlo?, representa todo lo que a uno le gustaría ser: la valentía de irse a otro país, de independizarse de la familia aún manteniendo estrechos vínculos con ella, de trabajar en aquello que te atrae, que te gusta, que te llena, la fuerza, al inteligencia……
    Veremos cómo se desarrolla esta historia.

  4. Lory 17 de noviembre de 2015 a 19:07 #

    Hola¡ Ay, Chus, el libro me tiene en rebeldía¡. De entrada me encantó la elección porque he leído bastante de la autora y no me disgusta. Pero ese “desprecio” por la mujer que, aparentemente, no trabaja, fuera de casa, añado; mal llamada “ama de casa” y para mi: FUNCIONARIA DEL HOGAR. Donde debe ejercer de: administradora, psicóloga, apoyo, cocinera, organizadora de intendencias varias, MUJER Y ESPOSA e intentar no morir en el intento, me subleva.
    Las pequeñas pinceladas donde intuímos a Berta, es verdad que la presentan como alguien “poco apetecible”: manipuladora, controladora, llena de miedo… Es una mujer a la que pocos escogerían.
    Pero el protagonista no tiene desperdicio¡ y lo digo con toda la ironía posible. Entraré a ello en otro momento.
    Sólo apoyándome en lo que llevo leído, diré que Josefina Aldecoa me gusta más y la veo más auténtica cuando escribe acerca de lo que ha conocido de cerca: Hª de una maestra, Mujeres de negro, Porque éramos jóvenes… En estos libros sabe desarrollar perfectamente la historia. Veremos en El enigma como lo hace. La tengo aparcada.

    Un pensamiento de PAZ Y COMPRENSIÓN PARA EL MUNDO.

  5. Yara Camiim 18 de noviembre de 2015 a 15:23 #

    Buen día… ¿Alguno tiene un enlace donde pueda conseguir el libro? se lo agradecería a miles
    Gracias

  6. Silvia 20 de noviembre de 2015 a 11:33 #

    Hola! Recomiendo leer y ver los enlaces que nos ha compartido Chus. El video es largo pero nos permite conocer bien a la autora.
    La novela es sencilla de leer aunque sólo en apariencia!

  7. Salo Kon 21 de noviembre de 2015 a 12:25 #

    He terminado la lectura de la novela, pero siguiendo las pautas del Club intentaré no revelar nada de la segunda parte. Lo que si quiero manifestar, es que me he dado cuenta que el escritor puede escribir la novela que quiera, pero una vez en manos del lector, éste, también puede leer en esa misma novela, la novela que él quiera. En este caso, la autora, a través de unos personajes y una trama determinados, nos está transmitiendo una concepción ideológica de las relaciones, y de las personas en particular, que no es nada inocente. Y el eje sobre el que gira esa concepción, en mi opinión, es el concepto “superior”, que repite numerosas veces a lo largo de la novela, mientras que, curiosamente, y tratándose de una novela sobre relaciones de pareja, son contadas las oportunidades en que usa la palabra sexo.

  8. rosario 23 de noviembre de 2015 a 1:33 #

    hola como estan todos. nunca habia leido nada de aldecoba y estaba ilusionada, debo de decir que me ha costado mucho seguir con la lectura del libro, me ha parecido un poco lento y con demasiados cliches. probablemente la autora intenta poner en evidencia situaciones de la vida cotidiana, pero creo que enfrentar a dos estereotipos de mujeres como teresa y berta no es justo ni realista, esosmodelos tan clasicos no son tan claros en la realidad. las mujeres somos complejas como lo son teresa y berta y creo todas hemos sido berta o teresa, trabajamos y tenemos inquietudes intelectuales y somos amas de casa y queremos compañeros que esten a la altura. le dare el beneficio de la duda porque casi adivino el final…daniel lo quiere todo pero no esta dispuesto a sacrificar nada de su vida placida

  9. Uriska 26 de noviembre de 2015 a 13:10 #

    Me parece interesante de la novela la manera que pone ejemplos de la educación diferenciadora entre hombre y mujeres, y como asumimos esquemas de modelos a seguir sin ser conscientes de ello.

    Considero que la actitud de Daniel es egoísta e irresponsable. Egoísta porque sólo ve en Berta a la madre de sus hijos; que se queja, pero no a la mujer que considero adecuada para el matrimonio; ama de casa, mediadora en los quehaceres, organizadora en la vida social, reten ante sus hijos para no tener que atenderles él directamente, etc Estos hechos son precisamente lo que atenaza la creatividad de Daniel, según él, y le condiciona a esa apatía. Irresponsable por no asumir ese pensamiento critico que a nivel profesional tiene, Irresponsable por no sólo no enfrentarse a su situación con Berta sino que no asume que es también la decidida por él. Irresponsable por utilizar su posición de mando frente a sus alumnas. Irresponsable por seguir manteniendo su espacio apartado sin ser consciente que no es posible separar independientemente las facetas de la vida, se contaminan los espacios.

    Teresa me parece valiente aunque en la novela no la presente así (o al menos eso creo), la lectura me da a entender que huye de su matrimonio fracasado y de su vida actual para retornar al lugar de su niñez; pero aun así me parece valiente porque no es que tenga un matrimonio fracasado sino que ha dado el paso para no seguir viendo en una relación que no es la que ella considera adecuada. la considero valiente porque busca la verdad en su vida y una motivación que la llene. El encuentro con Daniel y la admiración que siente hacía él y excusar su forma de pensar respecto al papel de las mujeres que están en su vida no me parece fortuita; es decir, ella esta en proceso de cambio y búsqueda, observa lo que quiere y se afana por entenderlo. Aunque me parece arriesgada la propuesta y el sumergirse en una relación con él, viendo su vida compartida frente a la figura de Berta o el tener como modelo de pareja a los Curie. Lo que achaca a Daniel como actitud poco inteligente en su vida personal parece que se la esta pegando, o al menos en esta primera parte de la novela.

    Interés por saber que decisiones tomaran todos, incluida Berta, a nivel individual y en sus relaciones sentimentales.

  10. Lory 27 de noviembre de 2015 a 18:56 #

    La novela, de tan cotidiana, se acartona. Típica y tópica. Sin profundidad, no remata y como ya dije en anterior comentario, siento que la falta autenticidad. La hª de Daniel y Teresa, porque casi a esto se reduce el libro, hecha de encuentros discontínuos es muy previsible y de escasa novedad.
    BERTA, como personaje, solo existe por las decisiones que toma o evita Daniel. Sin esto estaría desaparecida.
    TERESA: intelectual contrapunto de Daniel. Una mujer en búsqueda, quizá de ella misma.
    DANIEL: convencional, introvertido hasta la médula, falso, cobarde, con miedo a los cambios y dificultad para el compromiso. De Daniel se afirma que es brillante, intelectualmente, pero en ningún momento se muestra así. Lo que deja ver es un hombre sin Inteligencia Emocional, al uso de la época, frívolo, que utiliza su posición dominante en el aula para aprovecharse de alguna alumna. Alguien así pedía un perfil más acusado que dejase ver su auténtica catadura moral. La autora deja aparcada esa faceta y se centra en la de sus dudas y la tensión entre sus ideas y su conducta.
    Parejas, o estilo de parejas hay tantas como personas y todo esto ha cambiado tremendamente desde los 80. Destacaría, porque el libro lo roza sin profundizar en ello, que hay parejas SIMETRICAS Y COMPLEMENTARIAS. Las primeras están basadas en la igualdad. Conllevan el peligro de la rivalidad y competencia. No necesariamente deben ser relaciones amorosas pq pueden basarse en la amistad y comunicación (aquí el gran fallo de Daniel) y muchas veces son de igual profesión.
    Las segundas se basan en la desigualdad: pensamiento, clase, conducta pero se complementan bien uno a otro. Estas suelen ser más abundantes y con el paso del tiempo pueden evolucionar a simétricas.
    Creo que se entiende a Daniel perfectamente, una vez que lo defines. Otra cosa es que lo comprendas y acompañes en sus pasos.
    No veo a Teresa enamorada; mas bien se aferra a Daniel y lo idealiza (ella lo expresa en un monólogo). Está en la edad en que se piensa que ese puede ser su último tren.
    Hasta aqui por hoy. Buen fin de semana a todas/os. ZAZO

Ahora te toca a ti

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s