Un breve acercamiento a Naguib Mahfuz

30 Sep

Naguib Mahfuz. Autor: Arturo Espinosa. Flickr. Algunos derechos reservados.

Naguib Mahfuz, el único Premio Nobel de literatura en lengua árabe (algo que, a mi parecer, nos puede hacer pensar), nació en 1911 en El Cairo y murió en esta misma ciudad en 2006. Considerado como el padre de la prosa árabe contemporánea, desde muy joven se entregó al ejercicio de la literatura a la que concebía como una especie de vía mística que exigía una dedicación absoluta. De hecho, como nuestro protagonista Kamal, no quiso casarse durante mucho tiempo ya que veía incompatible la vida de familia con su trabajo como escritor. Finalmente, en 1954, a la edad de cuarenta y tres años, se casó y tuvo dos hijas. Su obra comprende numerosos relatos, cincuenta novelas, guiones cinematográficos, ensayos filosóficos y artículos periodísticos.

Mahfuz escribió tanto fundamentalmente para intentar explicar ese Cairo mágico y abigarrado donde siempre vivió y del que sólo salió en tres ocasiones: el viejo Cairo con sus calles, sus mezquitas y sus cafés es un lugar fascinante, lleno de actividad y vitalidad que incluye casi todos los aspectos de la vida urbana egipcia. Vuelvo una y otra vez porque lo adoro. Siempre he ambientado mis obras en lugares en los que me gusta permanecer y el viejo Cairo es mi preferido, por eso lo reflejo en mis obras.

Al leer a Mahfuz nos sumergimos en historias apasionantes, llenas de personajes que nos resultan cercanos porque nos hablan de sentimientos universales y de su mano recorremos las calles, entramos en sus hogares, participamos de sus discusiones, fumamos un narguile en uno de los numerosos cafés cairotas… y todo ello nos ayuda a conocer mejor otra cultura, otro mundo y la historia de Egipto.

Fue uno de los escritores árabes más abiertos a la civilización y la literatura occidental, sobre todo a la inglesa: sucumbí al encanto de Shakespeare, su ironía, su énfasis. Entre él y yo se estableció una complicidad íntima, la que une a los amigos. Admiré también a O’Neill, Ibsen; descubrí con placer a Dos Passos. En cambio Hemingway me dejó indiferente, a excepción de El viejo y el mar. Faulkner me pareció más complicado de lo razonable… No niega la influencia que han ejercido sobre él algunos escritores occidentales, esto se percibe especialmente en la técnica utilizada en sus obras a partir de los años sesenta, pero, en el contenido, la mayoría de sus novelas y relatos se basan en personajes y situaciones de la vida real de su entorno.

Algo hermoso que contar acerca de Naguib Mahfuz es la relación intensa que tenía con el Nilo. Durante años vivió en una casa flotante y después en un apartamento con vistas al río. Por la mañana temprano daba largos paseos por sus orillas y durante los veranos, en los que nunca escribía debido a una alergia en los ojos, se pasaba las tardes sentado al borde de sus aguas contemplándolas y pensando sin cesar en las obras que escribiría cuando reanudara su actividad en otoño. Muchas de esas tardes se quedaba hasta el amanecer y después iba caminando hasta el café Fishawi para desayunar y fumar el narguile.

Víctima de un atentado por parte de integristas islámicos que intentaron asesinarle en 1994, atribuye la causa de la violencia en el mundo islámico al sentimiento de desesperanza originado por una profunda crisis económica y la falta de libertad política que conllevan una degradación y cuanto más grande es la degradación, mayor es la violencia.

La concesión del Premio Nobel en 1988 sirvió para que, a través de su obra y abriendo camino a otros autores, Occidente descubriera la literatura árabe.

Para finalizar os dejo la respuesta que Mahfuz dio a la pregunta ¿por qué escribo?:
Tengo que referirme al pasado para encontrar una respuesta. ¿Por qué me puse a escribir? Por placer… Por dar satisfacción a una fuerza oscura. Nada exterior me empujaba a ese acto. Más tarde, nuevas razones vinieron a ratificar ese querer escribir. El deseo de cargar con un peso… De participar de la grandeza… De ser retribuido por la obra… De mostrar al Otro los principios que se elaboran a lo largo de una búsqueda… De ser leído, simplemente.
No hago distinción entre vivir y escribir.

En mi opinión, Naguib Mahfuz es uno de los grandes escritores del siglo XX, a la altura de muchos otros pertenecientes al mundo occidental. Posee una prosa poderosa, y sencilla a la vez, que fluye con deleite acercándose a veces a la pura poesía. Nos habla de los grandes temas y del ser humano con un fondo de duda perpetua. Sus novelas están teñidas de un pesimismo existencial pero también de una exaltación de la vida. Mahfuz nos hace sentir, nos empuja a reflexionar, a cuestionarnos nuestras propias vidas y el mundo que nos rodea. Sus personajes sufren, aman, discuten, callan, se exaltan, se rebelan… viven, en definitiva, en medio de la pavorosa existencia. Y nosotros con ellos. El maestro Naguib Mahfuz, que nunca juzga, es humano, demasiado humano.

Anuncios

7 comentarios to “Un breve acercamiento a Naguib Mahfuz”

  1. Silvia 1 de octubre de 2015 a 11:48 #

    Chus, gracias, gracias, gracias! La lectura es subjetiva, como apuntabas, pero, además, influye el momento. Quizá no la inicié con ganas por saber que era el último tomo de una trilogía y me deje influir por ello cuando se puede leer de forma separada (por ahora, sólo hay un tema que, de no comentarlo en los próximos capítulos, dejaría el tema abierto -o ya sabido si has leído los otros dos tomos- y es la “fatalidad” de la familia de Aida, la novia que tuvo Kamal. Por favor, recomiéndame otra novela de Mahfuz que no sea muy extensa. En otro club al que asisto tengo que leer “La caída del imán” de Nawal El Saadawi -autora también egipcia- y me irá muy bien darle una nueva oportunidad a Mahfuz. La interectuación es fantástica!

    • Raquel 1 de octubre de 2015 a 15:56 #

      Recién comienzo a formar parte del Club, quizás el libro mas conocido de Mahfuz sea El callejón de los Milagros, es un libro muy lindo , se hizo una película mejicana si mal no recuerdo basada en el .

    • Ciberclub de lectura 4 de octubre de 2015 a 20:25 #

      Te recomendaría, Silvia, El Cairo Nuevo (1945) también perteneciente a su etapa realista. Similar en temas y estructura a La azucarera (se desarrolla asímismo en la misma época), tiene mucho también de El callejón de los milagros (que no te recomiendo, y lo haría, porque me has dicho que ya la has leído) en lo que respecta al protagonismo que da a los más pobres y a las injusticias que sufren. El protagonista es un antihéroe (muy típico en las novelas de Mahfuz). Y en ella también están presentes los representantes de las tres tendencias ideológicas más importantes de ese momento: el comunista, el hermano musulmán y el arribista. No te cuento más… 🙂
      También es muy recomendable, por lo que tiene de ruptura con lo escrito anteriormente sobre todo en la estructura, Hijos de nuestro barrio (1959) escrita después de un periodo largo sin escribir, precisamente después de la Trilogía. Pareciera que se quedó cansado del esfuerzo que le supuso esta obra y también influyó el cambio que sufrió la sociedad egipcia a raíz del golpe de estado de Nasser que le sumió en la incertidumbre. Pero volvió a la escritura con esta obra con la que inicia su tercera etapa, la simbolista. Fue en principio publicada por capítulos en un periódico pero no llegó a ver la luz ya que fue censurada. No apareció en libro hasta 1967 en Beirut, no en Egipto, situación que dura hasta la actualidad. Es muy diferente a las anteriores. El tema es la búsqueda religiosa del hombre. La evolución de la creencia humana en Dios, incluyendo la negación que la ciencia hace de su existencia. Por ese motivo fue censurada. Posee una estructura compleja y moderna. Sólo decirte que la novela comienza con un clímax que no se supera en el resto de la obra.
      Por último, Miramar (1967) una novela corta que se desarrolla en Alejandría en la que el punto de vista se divide en cuatro narradores que muestran una sociedad carente de valores.
      De todas formas, cualquiera de sus obras son aconsejables. Unas mejores que otras, claro. En la cima estarían la Trilogía (también podrias leer las dos anteriores) y El callejón de los milagros.

      • Silvia 4 de octubre de 2015 a 22:11 #

        Tomo buena nota! Mahfuz escribió en etapas! Cómo los pintores. Esto me parece muy interesante! Gracias!

  2. Kelly 3 de octubre de 2015 a 21:21 #

    Hola a todos,
    En esta parte continúa profundizando en el personaje de Kamal, con sus dudas y dificultades para adaptarse al mundo que le rodea, continúa reflexionando sobre la vida, la política, Oriente y Occidente, la religión, el matrimonio, etc…
    Echa de menos algo grande en su vida, algo que le satisfaga realmente, envidia a los que se entregan a la política, la ciencia o la religión, por lo menos tienen fe en algo, pero para él, “el comunismo es una ciencia y la religión una leyenda”, él es incapaz de encontrar una causa que merezca la pena, como Riyad, entregado al culto a la Verdad y al Arte como la interpretación del Universo”
    “¿Qué cosa no es decepción es enta vida?”. “Qué importaba la edad si estaba harto de la vida?” Con la treintena había consumido su cuota de felicidad” Por qué no se había suicidado? Solo por perplejidad y tormento….
    Ytodavía se complica más cuando encuentra a la hermana de Aida, que comienza a perseguir, incluso a riesgo del ridículo, sin saber en realidad lo que busca en ella, pero que por un tiempo le hace recuperar la ilusión por la vida y que al final estropea por su confusión e indecisión, aunque parece la mejor opción, pues parece que lo único que le guía es la nostalgia del pasado y la tristeza de la juventud perdida…
    Si lo anterior estaba dominado por la nostalgia y la amargura del paso de tiempo, esta parte está dominada por la muerte, la del padre y todos sus amigos y vecinos de su generación…”La vida había perdido su significado, la muerte aparecía como el verdadero placer de la existencia”. La decadencia terrible del final, más dolorosa que la misma muerte, el horror de la dependencia, los amigos que ya no están para visitarlo, el dolor, la impotencia, el vacío del mundo… tanto para el padre como para los que lo ven padecer e ir agotándose poco a poco….y para Kamal: “la sensación abrumadora por su absoluta impotencia, desesperación e insignificancia”.
    Me llama la atención, la reacción ante el bombardeo de Aisha y del padre, reacción que he visto desgraciadamente en la vida real, y es que aquellas personas más enfermas, más desgraciadas, con una nula calidad de vida y que aparentan que lo mejor para ellas sería el alivio de la muerte y abandonar sus horribles sufrimientos, ante una oportunidad, parecen ser las que tienen más interés en seguir padeciendo…supongo que al final sean cuales sean nuestras circunstancias, incluso las más penosas, nos supera a todos la lucha por la supervivencia o el temor a la muerte….
    Reflexiona sobre el nuevo papel de la mujer en la sociedad,con la joven hermana de Aida que ya asiste a la Universidad .y toma protagonismo la primera mujer que trabaja en la familia, aunque no es bienvenida, “pues lo único real parece ser la clase social y la fortuna”.Incluso su marido, a pesar de estar enamorado de ella, se pregunta “Inteligente, combativa,pero ¿Donde está la mujer?, supongo que comparándola con todas las que le rodean desde niño en su familia…
    Hace una reflexión también sobre el valor de la escritura como recurso ante la censura, como medio destinado a la transformación del mundo,y al progreso del hombre, con mensaje para fomentar la voluntad de liberación, que supongo que es lo que busca el autor en la obra, hacer meditar a sus lectores sobre su situación.
    Muy curioso resulta, el canto a la bebida que hace a todo lo largo de la obra, como
    “el único bien para el que no tiene ninguno”, “la vida de los que no tienen vida”,”la llave de la felicidad” , perteneciendo a un país musulmán.
    Visto desde hoy en día resulta terrible que en aquel momento pudiesen ver como liberación el comunismo o el nazismo….
    Muy interesante.

  3. berta 4 de octubre de 2015 a 21:59 #

    hola a todos,sólo decir que me ha gustado mucho la novela de Mahfuz, “la azucarera”, por lo menos lo que he leído, especialmente el personaje de Kamal.Muchas gracias Chus por toda la dedicación a este club de lectura.Añadir que si fuese posible me gustaría saber cuales son los próximos títulos que vamos a poder disfrutar y compartir,el de Octubre, y si es posible los siguientes que ya esten decididos,ya que vivo en Madrid, y para intentar tomarlos en préstamo de una biblioteca o comprarlos lleva su tiempo, es por ello Chus que te agradecería mucho dicha información, pues en Madrid todo queda lejos, el Metro,el trabajo,las ciudades grandes son muy estresantes.

  4. Paloma 4 de octubre de 2015 a 22:07 #

    Buenas noches!

    Yo también soy nueva en el Club y me ha costado empezar este libro por la cantidad de personajes y nombres que hay. Además, voy algo atrasada en la lectura, aún así me está gustando mucho este libro y este autor, me parecen muy interesantes las reflexiones que realiza.
    Me ha gustado mucho la reflexión de Kelly, ¡muy interesante!

    Espero ponerme al día en el libro y poder opinar más.

Ahora te toca a ti

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s