La hija del Este: ficción y realidad en la Guerra de los Balcanes

18 Sep

15 years after. Foto en flickr de M. Orellana. Algunos derechos reservados.

La hija del Este es la sexta, y por ahora última, novela de Clara Usón y podemos decir que es la más ambiciosa de todas ellas. Tardó tres años en escribirla durante los cuales se documentó exhaustiva y profundamente. La información que contiene esta novela sobre el conflicto de los Balcanes, la antigua Yugoslavia y los orígenes del conflicto es clara, completísima y nos sirve para entender perfectamente, todo lo que se puede entender un conflicto tan complejo, lo que allí pasó. Parece que la hubiera escrito un nativo. Además está escrita con un estilo claro, de fácil lectura, y, a la vez, con profundidad de pensamiento. Usón toca todos los temas que giran alrededor de esa guerra y reflexiona y nos hace reflexionar sobre todos ellos. Hay, por tanto, información y análisis.

La hija del Este mezcla historia, leyenda y ficción. Posee una compleja estructura en la que transitan diferentes voces y se mueve en dos planos: uno colectivo y otro personal. Ambos planos confluyen al final de una manera muy lograda. Podemos decir que todo lo real que se cuenta en esta novela es el armazón de la misma. Lo que sostiene y da entidad a las historias personales que se narran. Es un intenso relato de ficción e investigación histórica.

La Guerra de los Balcanes fue el conflicto más sangriento acaecido en Europa desde la Segunda Guerra Mundial. Se compuso de varias guerras, que comenzaron en 1991 y que acabaron con la antigua Yugoslavia (Tito, Presidente de este país, murió en 1980 y hasta 1991 existió Yugoslavia y el régimen comunista conviviendo con un ascenso de los nacionalismos). La intervención de la OTAN y los acuerdos de Dayton en 1995 pusieron fin a estas guerras con la derrota de los serbios y la división de la antigua Yugoslavia en diferentes estados independientes: Serbia, Croacia, Eslovenia, Bosnia-Herzegovina, Macedonia y Montenegro (algunos posteriormente a 1995). Las distintas facciones que lucharon, marcadas por su religión, fueron los serbios (cristianos ortodoxos), los croatas (católicos) y los bosnios (musulmanes), sin olvidar a los albaneses de Kosovo. El origen de estas guerras fue la composición multiétnica de Yugoslavia y la supremacía política y demográfica de los serbios. Murieron entre 130.000 y 200.000 personas y hubo millones de desplazados. Se la ha calificado de un auténtico genocidio. Sirva esto como introducción a un conflicto muy complejo del que hablaremos más profundamente a lo largo de la lectura. Os aseguro que el libro nos lo va explicar con todo detalle y nos va aclarar todas nuestras dudas.

La novela está dividida en 16 capítulos y un epílogo. Los capítulos pares, escritos con una fina ironía, son una sucesión denominada “Galería de héroes” en los que partiendo de la historia del Rey Lazar (siglo XIV), nos van presentando las biografías y personalidades, así como sus fulgurantes carreras políticas, de los dirigentes de las repúblicas balcánicas en el momento de la guerra: Slobodan Milosevic, presidente de la República de Serbia, Radovan Karadzic, presidente de la República de Srpaska (una de las dos entidades políticas de Bosnia Herzegovina que se formó en 1992) y Ratko Mladic, conocido como “El carnicero de los Balcanes”, general del ejército serbio en la guerra contra Bosnia. Todos juzgados en el Tribunal Penal Internacional de La Haya como genocidas de guerra. La autora parte del pasado más remoto para poder entender el pasado inmediato. Hay otro protagonista en la “Galería de héroes” pero, por ahora, no quiero desvelar quién es ya que hacia la mitad más o menos de la novela surgen nuevos datos sobre el verdadero narrador de la historia y tiene que ver con él. Lo analizaremos a su debido momento. Estos capítulos se inscriben en el plano colectivo de la novela.

Los capítulos impares nos van a narrar los últimos días de Ana Mladic. La joven hija de 23 años del general Ratko Mladic. Ana es una joven estudiante de medicina, inteligente, risueña, sensible y muy nacionalista, que mantiene una estrecha y maravillosa relación con su padre al que considera un héroe. Pero su historia se tornará en tragedia cuando viaja con otros estudiantes a Moscú, en plena guerra, marzo de 1994, y allí descubre cosas muy feas sobre su padre que inicialmente se resiste a creer. Pero algo se transforma en ella en ese viaje porque al volver a Belgrado ya nada es como antes. Ana está triste, rara, le duele la cabeza, no puede dormir, hasta que una noche, poco después de la vuelta, toma una decisión que marcará la vida de su familia para siempre: Ana se suicida con la pistola preferida de su padre, un acto claramente simbólico, sin dejar ni una nota. Hasta aquí los hechos reales. La ficción entra cuando el narrador nos cuenta con pelos y señales sus últimos días, tanto en el viaje como después y, sobre todo, supone, conjetura sobre los motivos de su suicidio, algo que, en la realidad, nunca se sabrá (Usón comenta: quizá fue un sacrificio, un acto heroico o una simple forma de autodestrucción).

Desde el principio no hay intriga puesto que conocemos los hechos históricos y el fatal desenlace de Ana. Lo que interesa en La hija del Este son los matices, los problemas de los personajes, sus razones y sinrazones, la pérdida de la inocencia de Ana y el efecto que produce en ella el descubrimiento de una verdad terrible e insoportable. Es una novela histórica por un lado, y de personajes por otra, entra en la mente de los protagonistas para poder entender los motivos que les movieron a hacer lo que hicieron.

Hay otro protagonista en la novela, que coincide con el narrador de la historia, pero, como ya he dicho, no quiero desvelar por ahora nada sobre él, ya que, hasta la mitad de la novela no aparece como personaje ni sabremos que es el narrador.

Clara Usón decidió escribir esta novela cuando leyó en la prensa inglesa un artículo sobre Ana Mladic donde se analizaba su suicidio y las posibles causas. A la autora le pareció una historia fascinante y comenzó a documentarse descubriendo que la historia era complejísima y que necesitaba saber mucho más sobre ella. Viajó a la antigua Yugoslavia, entrevistó a decenas de personas, leyó libros, entrevistas, visionó vídeos (la guerra de los Balcanes fue una guerra muy mediática. Existen centenares de filmaciones escalofriantes) y descubrió que para escribir de Ana Mladic tenía que escribir sobre la guerra de los Balcanes. Lo hace desde el lugar de los que la causaron, los serbios, Ana lo era. Los bosnios, las verdaderas víctimas, son un personaje coral siempre de fondo en esta historia. En una entrevista Clara Usón afirma lo que me cautivó no fue el trasfondo histórico, sino la fuerza del conflicto familiar que estaba ahí encerrado.

Hay ecos de Homero, Shakespeare y Tolstoi en la novela. Lo iremos descubriendo cuando la analicemos con más profundidad.

Os dejo una serie de enlaces de entrevistas a la autora: El País (marzo 2012); a Alejandro Espiño de Pontevedra Viva; a Isabel Bugallal de La Opinión de A Coruña; a Alicia González de Casa Balcanes.
Y dos enlaces más: uno es el vídeo promocional de Seix Barral con imágenes de la Guerra de los Balcanes y otro un artículo de la propia Clara Usón, muy interesante, en la revista Letras Libres, febrero 2013, cuando visitó el Tribunal Internacional de La Haya para asistir al juicio a Ratko Mladic.

Para terminar os transcribo lo que el escritor Juan Goytisolo dijo de La hija del Este: es un magnífico texto literario en el que pasado y presente se funden con sabiduría y abarca una historia centenaria de afrentas, vergüenzas y crímenes a través de la vivencia dolorida de la enigmática protagonista.

Plazos
Como la novela es densa y larga, dividiremos la lectura en tres partes. La primera nos llevará hasta el final del capítulo 7 (pág. 149). La leeremos a lo largo de más o menos una semana. Podréis ir dejando en este post vuestras impresiones iniciales de la lectura para ya pasar a comentarla con más profundidad, una vez leída, cuando publique el siguiente post que corresponderá a esta primera parte.

Anuncios

5 comentarios to “La hija del Este: ficción y realidad en la Guerra de los Balcanes”

  1. Marta (two) 19 de septiembre de 2014 a 9:39 #

    Leí esta novela hace un par de años, y como me gustan las relecturas (siempre se ven desde otro punto de vista, y si son buenas, se les encuentran más matices) vamos a cogerla de nuevo.
    Muchas gracias, una vez más, Chus, por la excelente introducción.
    Allá vamos.
    Buena lectura.

  2. saevor 19 de septiembre de 2014 a 13:02 #

    Ya estoy con la lectura, y he de decir que es interesante lo que he leído hasta ahora.

    Recuerdo que cuando comenzó la guerra yo estaba terminando el instituto y, posteriormente, empecé la universidad, estudiando la Licenciatura en Historia. Recuerdo también que más o menos en esas mismas épocas sucedía también la guerra en Uganda entre hutus y tutsis, me ambas guerras me producían la misma sensación (sobre todo teniendo en cuenta las cosas que estudiaba en aquel momento): que en cierta forma era un poco lo mismo, sitios habitados por etnias y pueblos que llevaban luchando desde hacía siglos entre sí (incluso llegando al millar y medio de años, porque al fin y al cabo en la zona de los Balcanes ya había este tipo de guerras entre las poblaciones del siglo V), y que terceros habían creado fronteras artificiales para todos ellos, provocando quizá que las rencillas y odios pudiesen llegar a crecer de forma exacerbada en algunos casos. Quizá fueron guerras y matanzas que se podían anticipar solo con observar un poco la historia de la zona en la que sucedieron; no creo que se pudieran evitar porque llevan demasiado tiempo sucediendo una otra vez, -y probablemente, como dice la autora en alguna de las entrevistas, vuelvan a suceder tarde o temprano-, pero a nadie debería de cogerle por sorpresa que algo así llegase a suceder, porque si algo nos enseña la historia es que los ciclos se repiten y es bastante difícil romperlos en la mayoría de los casos.

  3. Ciberclub de lectura 24 de septiembre de 2014 a 22:45 #

    Me alegra que te guste la elección, Marta. Las relecturas nos abren nuevas maneras de ver y entender el libro y nos aportan nuevos datos y aspectos que se nos podrían haber escapado.
    Bienvenida Saevor. Muy interesante tu comentario previo sobre este tipo de guerras larvadas entre etnias o religiones distintas que han convivido artificialmente durante mucho tiempo. Y sí, la historia se repite, desgraciadamente, no hacemos más que comprobarlo.
    ¿Cómo va esa lectura de la primera parte? Mañana o pasado publico el post correspondiente a esta parte así que podremos explayarnos a gusto sobre ella. Espero muchos comentarios.

  4. saevor 25 de septiembre de 2014 a 12:53 #

    Pues en mi caso ya hace un par de días que terminé esta primera parte, así que espero la publicación para comentar. Un saludo.

  5. Ciberclub de lectura 2 de mayo de 2015 a 22:35 #

    Nuestra compañera Susana, miembro del club, me ha envíado por mail este enlace a una entrevista amplia y muy interesante a CLARA USÓN que completa muy adecuadamente nuestra lectura de LA HIJA DEL ESTE. La entrevista se publica en la revista Jot Down (abril 2015) que se caracteriza por sus largas y documentadas entrevistas y articulos. Es una revista que profundiza. Este es el enlace:

    http://www.jotdown.es/2015/04/clara-uson-hay-quien-cree-en-dios-yo-creo-en-chejov/

    Os animo a leerla aunque haya pasado bastante tiempo de nuestra lectura y análisis de LA HIJA DEL ESTE. Servirá como recordatorio de una novela que nos ayudó a conocer en profundidad y a entender mejor la guerra de los Balcanes.

    Para los que no erais miembros del Club entonces también os resultará interesante. Si la habéis leído, podréis completar vuestra lectura con la entrevista y si no la habéis leído, pues quizá os entren ganas de leerla. Es muy pero que muy recomendable tanto por el tema que trata como por sus virtudes literarias que son muchas.

    Susana me comenta en el mail lo siguiente:
    Hola Chus,
    He leido esta entrevista tan interesante a la autora en la que comenta el libro que leímos de La hija del Este que no me he resistido a enviártela. Ilustra muy bien el cómo y el por qué decidió acometer esa novela y toda la información que recogió durante 3 años. Como ya ha pasado tiempo desde que la comentamos no se si ves oportuno publicarla en el blog.
    Saludos.
    ¡¡Gracias Susana!! Da gusto compartir el club con miembros como tú.

    Aprovecho, por que viene al pelo, para comentaros que el periodista ALFONSO ARMADA que cubrió la guerra de los Balcanes, acaba de publicar estos días un libro titulado SARAJEVO, con fotografías de GERVASIO SÁNCHEZ y prólogo de la propia CLARA USÓN.

Ahora te toca a ti

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s