Un poema en el Día Internacional de la Mujer

8 Mar

Nada me parece más apropiado para celebrar EL DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER en nuestro blog del Club de Lectura que este poema de Manuel Vilas (Barbastro, Huesca, 1962) titulado Mujeres recitado por él mismo en el espéctaculo musical y teatral Amores feos de José Luis Esteban.

Aprovecho para informaros que Manuel Vilas estará el 22 de marzo a las 22.00 h en el Ágora de Coruña, dentro de la programación de Coruña Mayúscula, recitando poemas de su último libro Gran Vilas. No os lo perdáis. Merece, mucho, la pena. Es un gran poeta.

Para todas las mujeres en su dia. Escuchadlo con atención.

EL POETA MANUEL VILAS RECITANDO SU POEMA “MUJERES”

Anuncios

4 comentarios to “Un poema en el Día Internacional de la Mujer”

  1. fjbarral 12 de marzo de 2013 a 15:29 #

    Me ha gustado el poema, por su intención de sacar a la luz el trabajo de las mujeres, su importancia, pero lo veo con un sabor demasiado triste y contemplativo, sin lucha: “No las ves que están agotadas”, “cargan”, “y tienen que ser guapas”, “no dejan las mujeres tras de sí nada”, “sonríen las mujeres, como si la vida fuese buena” (pido se me perdone el entresacar las frases que más me ha llamado la atención, rompiendo el poema en su unidad)
    Por otra parte he encontrado este poema de Beatriz Rivera (poeta cubana), titulado “La mujer esencial”, donde pide su recuperación:

    LA MUJER ESENCIAL

    Porque eres mucho más que la belleza
    y mucho más que un cuerpo
    con una llamarad de gozo entre los flancos.
    Porque eres más que un vientre para el hijo
    y mucho más que la ilusión de un hombre
    que preñe tus silencios
    y marque con su aliento tu camino.

    Porque eres la mujer, el equilibrio,
    la sensatez, la calma, la cordura.
    Porque en tus manos guardas bendiciones,
    hay paz en tus palabras
    y estás hecha de aromas y ternura,
    rompe ya tus espejos, renuncia a ser fetiche
    y al metro con que miden tu figura
    y amamanta la historia con tus pechos de harina
    recobrando tu luz y tu estatura.

    ¡ Vuelve a ser la mujer!
    Vuelve a ser ese fuego
    donde arden el amor y la decencia,
    vuelve a ser tierra firme
    generosa y fecunda,
    vuelve a ser aire puro
    que agite alas y brazos,
    vuelve a ser agua limpia
    sin marcas ni amargura.

    ¡Vuele a ser la mujer!
    Ya no escuches más cantos de sirenas,
    recupera tu esencia, tu destino,
    te lo supilica un mundo que agoniza,
    te lo reclama el hombre con su voz de martillo,
    antes de que se muera la esperanza,
    antes de que ya todo esté perdido.

    Beatriz Rivera.-

  2. fjbarral 12 de marzo de 2013 a 15:47 #

    Y como contrapunto a la poesía, con motivo de la pasada celebración del Día internacional de la mujer, os enlazo con el siguiente libro, ensayo, titulado “La mujer española: Estudios acerca de su educación y sus facultades intelectuales”, elaborado por Concepción Gimeno de Flaquer (publicado en 1877).
    El libro que retende exaltar las facultades de la mujer para la sociedad, la cultura y la ciencia; se puede encontrar, en versión facsímil, completo en esa reseña (pulsando sobre su título), facilitado por la Biblioteca virtual Miguel de Cervantes, con 263 páginas con opiniones, que en algunos casos nos pueden chocar otras son como éstas:
    Los que quieren marcar á la mujer su mision, son egoistas que se complacen en encerrarlas en el estrecho círculo de los deberes exclusivos.
    El hombre español le permite á la mujer ser frívola, vana, aturdida, ligera, superficial, beata y coqueta, pero no le permite ser escritora.

  3. fjbarral 16 de marzo de 2013 a 1:55 #

    Que conste, que en cuanto al poema, después de leerlo algunas veces me ha dejado pensativo la llamada a que la mujer recupere su destino y me parece algo confuso; yo lo he entendido como dejar que sea ella misma con su esencia … pero no sé si se refiere a que sea lo que se espera de ella, y si fuera este último caso no me parecería oportuno ya que hay que dejar lugar a lo que uno quiere ser, a la diversidad. Sin embargo, finalmente, lo tomerá como que se echa de menos a la mujer y que sea como tenga que ser, sin ataduras.

  4. Libertad de San Vicente 4 de marzo de 2014 a 22:09 #

    Me encantó. Lo experimenté como un poema de un hombre (con todas las letras), hacia una mujer verdadera; no esa prefabricada, que no mantiene su esencia, su individualidad, parecida a todas, sino única y especial, como Dios la creó.

Ahora te toca a ti

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s