Pura anarquía: humor inteligente y surrealista

12 Sep

Woody Allen cor 02El título, Pura anarquía, ya indica por dónde van los tiros de lo que nos vamos a encontrar en este libro. Porque estos 18 relatos (10 de ellos ya publicados anteriormente en The New Yorker) son anárquicos en su contenido, que no en su forma. “Desconcierto, incoherencia, barullo”, es una de las definiciones que nos da el diccionario de la palabra anarquía. Allen se desmadra en unas historias desternillantes, surrealistas, absurdas, excéntricas, satíricas, delirantes, críticas, ácidas… donde los protagonistas (muchos de ellos reales pero distorsionados) son detectives, gourmets, yuppies, personajes de dibujos animados, constructores sin escrúpulos, modistos embaucadores, ladrones, artistas, mujeres objetos, actores fracasados, posmodernos que buscan terapias alternativas en las que encontrar la felicidad, neuróticos varios… Ninguno de ellos escapa a la crítica ácida pero con humor a la que nos tiene acostumbrados Allen en sus películas. Al igual que en ellas, en estos relatos el autor se burla en clave de humor de la sociedad que le ha tocado vivir, y critica abiertamente diferentes aspectos esenciales de la cultura occidental. Y todos ellos están narrados desde un punto de vista único, original, extremo, que es marca de la casa.

Los relatos están escritos todos en 1ª persona, con una prosa rica, fluida y divertida pero no exenta de múltiples referencias culturales y sesudas. Hay que ser muy culto y haber leído mucho para entender algunos de los relatos. También abundan los vocablos igualmente cultos que nos obligan, a veces, a echar mano del diccionario. Por otro lado, hay numerosas referencias a personajes de la cultura estadounidense que no conocemos, pero, por lo general, no obstaculizan el entendimiento de la historia. Quiero hacer mención a la labor del traductor que no ha debido de tener fácil plasmar la ironía y el surrealismo que el autor utiliza en sus historias.

No todos los relatos, desde mi punto de vista, poseen la misma calidad. El nivel es desigual. Ya lo iremos comentando a lo largo de la lectura. Y, sobre todo, muchos de los finales decaen, no estando a la altura del resto del relato. Pero imaginación y originalidad en las historias y en los personajes no le faltan. Para mí, es lo más destacable del libro junto con el humor que en múltiples ocasiones nos hace lanzar una carcajada.

Woody Allen parece decirnos que realidad y absurdo se dan la mano ya que cuatro de los relatos surgen de noticias reales publicadas en la prensa norteamericana lo que nos indica que lo surrealista y disparatado de los relatos no se aleja tanto de la realidad.

Para finalizar, dos comentarios hechos por autores españoles sobre el autor y su obra. Uno es del guionista Rafael Azcona que dice que Woody Allen debería recibir el Premio Nobel de Literatura (¿qué opináis al respecto?) y otra del cineasta Fernando Trueba que afirma que los tres libros de relatos y ensayos de Woody Allen son las obras que más veces he leído en mi vida. Siguen siendo una fuente inagotable de carcajadas que, a veces, despiertan a mi mujer violentamente en medio de la noche.

¿Preparados para sumergirnos en el caótico y divertido mundo de este genial autor? Pues adelante con las risas. La diversión está garantizada.

Plazos

Dividiremos la lectura del libro en dos partes. La primera nos llevará hasta el relato titulado Gloria, aleluya, ¡adjudicada! incluido (página 99) que leeremos y comentermos a lo largo, más o menos, de una semana.

Anuncios

15 comentarios to “Pura anarquía: humor inteligente y surrealista”

  1. fjbarral 14 de septiembre de 2012 a 10:09 #

    Saludos,

    Antes de tan siquiera opinar o comenzar a leer, sin ánimo de resultar demasiado … quizás … exhaustivo, una apreciación sobre el título del libro: “pura anarquía”, o más bien teniendo en cuenta el original, “mere anarchy” (llama la atención que no sea “pure anarchy”).

    Por lo que, consultado el diccionario, resulta que ”mere” significa: simple, mero, e incluso, solo. Por lo que el título debería incluir “simple” (”Sencillo, sin complicaciones ni dificultades”) o “solo” (”que está sin otra cosa o que se mira separado de ella”), ya que “mera” (”insignificante, sin importancia”) quedaría extraño y no se ajustaría al sentido del original … aunque quizás han pensado que “pura” (libre y exento de toda mezcla de otra cosa , según la RAE) es más contundente.

    No tiene mayor importancia pero prefiero el título de “Simple anarquía”, que considero que aporta más matices y me resulta más atractivo.

    Aunque en este caso el título importa menos ya que lo que nos permite hacernos una idea más aproximada de su contenido en el nombre del autor y la línea que ha mantenido en mayor o menor medida durante toda su trayectoria profesional en el mundo del cine, principalmente (yo lo sigo desde sus primeras películas, la genial “toma el dinero y corre”, “El dormilon”, “Sueños de un seductor”, “Annie Hall”, “Manhattan”, “Misterioso asesinato en Manhattan” y practicamente todas). Donde siempre nos enfrenta con humor pero con seriedad con lo extraño de nuestras vidas sociales e interiores … de forma que se ríe de sus defectos, aunque creo que éstos tambien se ríen de él, y más fuerte.

    PD.- Las definiciones entrecomilladas han sido obtenidas del diccionario de la Real Academia Española (www.rae.es).

  2. carmen 18 de septiembre de 2012 a 14:02 #

    Hola a todos, desde luego es muy buena idea empezar septiembre con humor. He de reconocer que no había leído nada de Woody Allen, sí visto alguna de sus películas. Por ahora me está pareciendo divertido, aunque algunos de los “cuentos” sobran dada la cantidad de referencias que dá y que para los que no estamos muy puestos en la cultura de referencia de Allen nos cuesta entender. Saludiños.

  3. pusy 19 de septiembre de 2012 a 14:07 #

    La verdad es que a mi Woody Allen no me gusta mucho, su humor no es de mi agrado, espero que este libro me sirva para descubrirlo un poco más a ver si puedo cambiar de opinión.

  4. Pedro 19 de septiembre de 2012 a 20:27 #

    Hola a todos y hoy especialmente a Pusy, que casi tiene nombre de película de Woody Allen. Hoy es solo un saludo os diría que este es el budialen más cómico, no el más “intelectual”. Este libro lo puedes recomendar a tus amigos diciendo: te vas a divertir.

  5. Ciberclub de lectura 20 de septiembre de 2012 a 19:01 #

    No estoy del todo de acuerdo, Francisco, respecto al título. Pienso que si se titulara “Simple anarquía” conllevaría una connotación peyorativa porque “simple” también significa “tonto, bobo”. He mirado en el diccionario de inglés-español y “mere” también puede significar “puro”. Y creo que es más adecuado este título al contenido del libro. “Puro” significa, entre otras cosas, que no está mezclado con otra cosa, y todo lo que narra el libro podríamos calificarlo de anárquico. Simple y llanamente anarquía, sin mezclarlo con nada, una locura detrás de otra, un “nonsense”. Pero bueno, son detalles nimios, pues simple tampoco quedaría mal, pero a mí me gusta más pura. Anarquía en su sentido más absoluto.
    Y sí, la marca del libro es el autor. ¿Quién no conoce a Woody Allen? ¿Quién no ha visto la mayoría de sus películas o, al menos, alguna? Allen tiene muchos adeptos pero también sus detractores. Hay a quien no le gusta nada, como le ocurre a Pusy. Yo nunca había leído nada de Allen y, una vez leído este libro (no puedo juzgarlo por los demás), prefiero sus películas, sobre todo las de su época más brillante que, para mí, abarca desde “Annie Hall” hasta “Misterioso asesinato en Manhattan” (maravillosa y no paras de reirte), pasando por “Hanna y sus hermanas”, “Interiores” (muy Bergman), “La rosa púrpura del Cairo”, “Septiembre” o “Delitos y faltas”. Las de los últimos años no me han gustado tanto, excepto la última estrenada en España, “Medianoche en París” que me parece simplemente una comedia deliciosa y muy imaginativa.
    Tenía ganas de leer algo de Allen y quizás este no sea su mejor libro, por referencias parece que son mejores “Como acabar de una vez con la cultura” o “Sin plumas” (¿alguno habéis leído estos libros? Si es así dadnos vuestra opinión). Excepto algunos relatos (ya los comentaremos uno a uno), no me parecen que estén a la altura de su talento. Esbozas una sonrisa, admiras su imaginación, su delirio, están muy bien escritos, y bastantes te decepcionan al final. Yo sólo me he reído mucho con uno, ya os diré en su momento cuál es. De todas formas, creo que quizás no sea la risa la intención principal del autor, veo más claro la crítica social que conlleva, mostrar el absurdo de este mundo y sus costumbres llevándolas al límite y siempre con humor. Como dice Pedro, este no es el “budialen” (muy buena la transcripción literal) más intelectual, pero tampoco creo que sea el más cómico, como ya he dicho, creo que hay mucha reflexión detrás de estos relatos.
    Es cierto, como afirma Carmen, que hay bastantes referencias que desconocemos que, a lo mejor, nos impiden entender el chiste que conlleva su alusión, pero, por lo general, no obstaculizan la comprensión general de la historia.

  6. Ciberclub de lectura 20 de septiembre de 2012 a 19:02 #

    ¿Por dónde andáis los demás? ¿Ningún comentario? Venga animaos…

  7. Maite 21 de septiembre de 2012 a 12:57 #

    Francamente de Woody Allen no me gustan ni sus películas ni sus libros y si tengo que ser sincera, no provoca en mí grandes carcajadas, si acaso una media sonrisa. Bueno…voy a leer el libro ya os diré.

  8. fjbarral 21 de septiembre de 2012 a 13:56 #

    Saludos,

    Efectivamente, Woody Allen es más conocido por sus películas, y estos textos se asemejan más bien a ideas donde lo absurdo nos enfrenta a situaciones que podríamos considerar normales e importantes, para hacernos comprobar que no lo son tanto … basta cambiar algunos de sus elementos más básicos y manteniendo la seriedad, para resultar finalmente extrañas, cómicas e irreales.
    Por eso, considero que este tipo de humor nos lleva a afrontar situaciones sobre temas fundamentales, como son la religiosidad, la humanidad, lo trágico, la sexualidad y otros, frente a algunos más cotidianos como los agentes de seguros, la necesidad de comer, las manías personales y también otros muchos más, situación por cierto bastante típica del carácter práctico norteamericano (USA). En muchas ocasiones, además, las situaciones se basan en aspectos muy propios de la vida norteamericana cercana al autor, por lo que referencias a presentadores de televisión, personajes y formas de vida propias se nos escapan aunque el contexto nos permite entender lo fundamental y su carácter irónico.

    De esta primera parte la que más me ha gustado y la más humorística ha sido la primera (Errar es humano; flotar, divino), y también me ha llamado la atención la tercera (Pluma de alquiler), por no ser a mi entender en ningún momento humorística.

    Decir también que como ha ocurrido con sus películas (con un ritmo de prácticamente una por año desde la primera en 1969), que se han vuelto más podríamos considerar mundanas en relación con las etapas humorísticas, filosóficas y sociales de las primeras épocas, igual este libro con respecto a los primeros (he leído el primero: “cómo acabar de una vez por todas con la cultura”), que eran del mismo estilo pero más ocurrentes.

    Debemos considerar que su humor es más visual en el que además del texto interviene y para ilustrarlo podemos ver este vídeo subtitulado escenificando una historia similar a las leídas:

    Finalmente, si querer polemizar, indicar que las elucubraciones sobre el título me permiten opinar antes de empezar siquiera a leer (de hecho todavía elijo algunas lecturas por su título) y además resaltar el carácter específico del vocabulario, en este caso del inglés frente a la tendencia cada vez más generalista del castellano, en realidad de los idiomas europeos modernos y, por qué no, incluso del inglés … y por continuar algo más sobre este tema, sin ningún ánimo de ni siquiera tener razón, ¿qué tal quedaría “Simplemente”, o incluso “Únicamente”, delante de “anarquía”? Yo creo que, aunque nos guste más o menos, cunado el título original pone “mere”, acertada a desacertademante, no quiere decir “pure” o “more” u otra palabra.

    PD.- La referencia al nombre “abu”, árabe, en creo el segundo relato, no es correcta ya que no es un nombre sino una partícula que significa “padre de”, y a continuación el nombre del hijo o hija.

  9. fjbarral 21 de septiembre de 2012 a 14:07 #

    Aquí pongo la dirección correcta al vídeo: http://vimeo.com/24561365

  10. carlo 22 de septiembre de 2012 a 16:46 #

    Hola a todos
    Este es el primer libro de Woody Allen que leo y me decepcionó un poco que fuera un atadillo de relatos.

    El primero y el segundo pasaron sin pena ni gloria, ya en el tercero, decidí darle una oportunidad al libro. Finalmente, el delirante intercambio epistolar de “Calistenia, urticaria, montaje final” me pareció genial.
    Esperaremos a ver que nos depara la segunda parte.

    Veo a Allen en todos sus protagonistas, gordos, calvos, flacos, tristes, es decir , personas normales de la vida corriente en situaciones “cotidianas”. Tal vez éste sea el secreto de su éxito, buscamos antihéroes en los que vernos reflejados o perdedores que aumenten nuestra autoestima.

    Fjbarral, gracias por el video, muy bueno. Yo también elijo muchos libros por el título.

    Saludos

  11. Ciberclub de lectura 23 de septiembre de 2012 a 22:30 #

    Carlo, me gusta tu frase: “buscamos antiheroes en los que vernos reflejados o perdedores que aumenten nuestra autoestima”. Creo que contiene mucha verdad, y Allen es un maestro en mostrarnos estos antiheroes-perdedores.

  12. kelly 26 de septiembre de 2012 a 12:44 #

    Hola a todos ,espero que hayáis tenido un buen verano.
    Me parece estupendo comenzar el curso con un libro de humor, aunque si bien se mira ,más bien sería para echarse a llorar por la crítica tan real a la sociedad en la que vivimos, especialmente a la sociedad norteamericana que creo que se carac teriza por su simplicidad e infantilismo, o ingenuidad si se prefiere, y a la que desgraciadamente imitamos cada vez más en Europa.
    Una vez más se demuestra que la realidad supera a la ficción, algo que vemos todos cada día en las noticias, que realmente de absurdas parecen increíbles, llevan la estupidez humana al grado máximo, y desgraciadamente son reales en toda su irracionalidad.
    Como dice Chus los nombres de los protagonistas son muy ingeniosos y acertados, para mí lo más logrado de los relatos, porque ni siquiera les da un doble sentido, tal cual es adjetivo del personaje, como el de Algae, donde ya nos suponemos la nulidad del niño, mealworm, measly, afflatus ,vomit y vomit, gutenbergsville,…hilarantes cualquiera de ellos por si mismos, y todavía más significativo el de Ozymandias que evoca el famoso poema donde se nos recuerda que polvo somos y en polvo nos convertiremos, todo son vanidades inútiles.
    Para mi gusto son mejores algunos de los párrafos , frases y adjetivos que incluyen los relatos que ellos en si mismos, Ej.:
    “…que formulario rellenar para reencarnarse…”, “absorveinsectos”, “deposita gran cantidad de icor en su ropa”, ” alguien de su calaña, falta de estilo, hijo de un dios menor…”,” congreso de mendigos…comparando las desgracias de sus platillos de limosnas”, “papel protagonista en la selva colombiana de Anti-Medellín”, ” y si le dijera que, por la compra de un hongo, cualquier cantidad superior a cinco millones de dólares resulta un tanto sospechosa?”,”toda esa gimnasia absurda para la que la naturaleza programa la sangre”,” los telespectadores que tuvieron la fatalidad de sintonizar el programa se arrancaron después los ojos como Edipo”, o las oraciones para el alza de la Bolsa,para adelgazar, para no perder el pelo, la castración del constructor, etc,.
    Sus finales tienen como única salida la huida, como seguramente quisiéramos en la vida real, huir de las obligaciones y situaciones absurdas y grotescas en las que a veces nos encontramos, el tan deseado “trágame tierra”…
    Realmente para mí es más deprimente que hilarante porque la realidad es así de absurda y grotesca, y la incoherencia llega a todos los rincones de la sociedad, la religión, la literatura, la educación, la familia, el mundo laboral y no digamos la Televisión
    De momento los que más me han gustado son “Gloria aleluya” y “Calistenia”, pero me está resultando muy entretenido ya que con pocas frases da para mucho en qué pensar. Continúo.
    Saludos a todos.

  13. kelly 26 de septiembre de 2012 a 13:00 #

    Se me olvidaba, divertido el vídeo que nos envía fj, creo que con los años ha perdido bastante en sus obras, y si bien “Midnight in Paris” resultó ingeniosa y divertida, “Vicky, Cristina, Barcelona” y “Roma con amor”, dejan bastante que desear y si las hubiera presentado algún director principiante las críticas hubieran sido bien distintas. Supongo que con la edad uno se vuelve senil o avaricioso y se hace cualquier cosa por dinero, por seguir en las portadas, por sentirse más joven,.por asombrar a sus jóvenes esposas…como les pasa a algunos de los actores y literatos más eminentes que han sido y al final de sus vidas se denigran con obras infames e impropias de ellos. Me gustaría más recordarlos por sus mejores obras, una pena.

  14. pusy 29 de septiembre de 2012 a 22:56 #

    Por ahora estoy de acuerdo con Maite, por ahora no me ha sorprendido mucho. No me ha hecho reir a carcajadas. Sólo hubo un relato que quizás fue el que más me “divirtió”. Pero todavía no tiro la toalla y voy a darle una oportunidad a ver si puedo cambiar la opinión que tengo sobre su humor.

  15. susana 30 de septiembre de 2012 a 14:31 #

    Vaya por delante que no soy demasiado entusiasta de los libros de relatos, pero esta propuesta de Woody Allen me parecía atrayente. Avanzando en la lectura en ningún momento me he sentido atrapada en sus páginas…Aunque como director sus películas me parecen hilarantes, en estos capítulos no he encontrado ese humor que esperaba, pese a su acertada crítica a la sociedad moderna y americana en particular. Quizá los encuentro demasiado condensados, demasiado vertiginosos para acabar en finales atropellados, con desenlaces en su mayoría bastante flojos. A falta de los dos últimos no me ha parecido un libro para recomendar..

Ahora te toca a ti

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s